sábado, 30 de enero de 2016

“Pasando Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, dando voces y diciendo: ¡Ten misericordia de nosotros, Hijo de David! Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor. Entonces les tocó los ojos,  diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho. Y los ojos de ellos fueron abiertos”, Mt. 9:27-30.

En el pasaje de hoy, en primer lugar hay un mensaje de Dios: “No renuncies a tu esperanza, aunque tu condición sea difícil”. Eran ciegos, ya eso era muy difícil, se encontraban en un nivel social extremadamente bajo, pues se dedicaban a la mendicidad, y además les era prohibido por la ley entrar al templo, su condición era considerada un juicio de Dios, estaban en suma escases, pues no podían trabajar, además, qué mujer se quiere casar con un hombre en éstas condiciones. Pero clamaban a Jesús, y esto nos enseña que en su corazón había esperanza. 

No renuncies, aunque aparezcan obstáculos. Observamos que tuvieron que seguir a Jesús hasta su casa, quizá tropezaron con muchas cosas, quizá pidieron ayuda a otros, tal vez en el camino apareció la duda, el menosprecio por sí mismos, la incertidumbre… no sé qué obstáculos tú has tenido que enfrentar, pero estos ciegos a pesar de su condición, siguieron a Jesús. No fue un camino fácil, pero la meta es Jesús, y eso lo vale todo…

Jesucristo es el salvador enviado, y ellos reconocieron que en Jesucristo estaba su respuesta. La solución no era el fariseísmo, no eran los escribas, no eran los líderes religiosos de la época, no era la filosofía griega, ellos buscaron a Jesús, él era su respuesta. 

Encontramos hoy movimientos religiosos que promueven la adoración de los restos de sus líderes hallados en sus sepulcros, pero cuando los discípulos de Jesús fueron a su tumba, estaba vacía, porque nuestro Señor y Salvador Jesucristo, murió y resucitó, venció la muerte, está sentado a la diestra del Padre y volverá por su iglesia.

Confía en Jesús, él puede hacerlo. Cristo venció la muerte, venció los poderes del infierno, por eso puede salvarte… Cristo es creador de todo, él puede sanarte, puede hacerte libre y transformar tu corazón. Un toque de Jesús transforma toda la vida, Jesús les tocó los ojos, eran ciegos, vivían en tinieblas ¿con qué podemos asociar las tinieblas? Con temores, incertidumbre, vacíos, golpes y accidentes, y una gran inseguridad hacia el futuro. 

Pero en éste encuentro con Jesús sus vidas fueron totalmente transformadas… ya no tenían que mendigar, podían entrar al templo a adorar, podían disfrutar su familia y aún constituirla. 

Reflexión final: Se acercaron a Jesús y vieron la luz, Jesús lo dijo: “yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Jn. 8:12).  Él quiere guiarte, y llevarte al lugar de Su propósito. Adelante, confía en él, nunca te fallará.

jueves, 28 de enero de 2016

EL NUEVO LIBRO: “EL LENGUAJE DEL ESPÍRITU SANTO?” Los dones y la doctrina del Espíritu Santo. Profecía.  

La realidad del Espíritu Santo y su profundo deseo de comunicarse con el cristiano es una verdad que debe conocer todo hijo de Dios. Distinguir la voz y dirección del Espíritu es esencial para alcanzar los planes del Señor en la tierra.

Ésta lectura despertará en el corazón del lector un mayor deseo por conocer a Dios, sus secretos, su naturaleza y poder, y guiado por el Espíritu Santo caminará en una nueva vida espiritual. El libro está compuesto por los siguientes temas: 

El Espíritu Santo es nuestro Consolador ¿Eso qué significa? 
El sobrenatural bautismo en el Espíritu Santo. 
Las lenguas del Espíritu Santo en el creyente. 
Los símbolos del Espíritu Santo y la revelación detrás de estos. 
Significado, importancia y correcto uso de la unción. 
La unción en la batalla espiritual del cristiano. 
Los nombres del Espíritu Santo y su poderoso significado. 
Inicio y desarrollo del mover del Espíritu Santo. 
Los sobrenaturales dones del Espíritu Santo 
Los dones de poder: Fe, milagros y sanidades. 
Los dones de inspiración o expresión: Profecía, diversos géneros de lenguas e interpretación de lenguas. 
Los dones de revelación: Discernimiento de espíritus, palabra de sabiduría y palabra de ciencia. 
El Espíritu Santo en la vida del Señor Jesús. 
El poder del Espíritu Santo en acción. 
El carácter y la unción. 
El cristiano como templo del Espíritu Santo.
 

Encontrarás en éste libro un llamado de Dios a tu corazón para caminar con él en otro nivel del espíritu y ser un instrumento de bendición para muchos. Puedes adquirir el libro en: “EL LENGUAJE DEL ESPÍRITU SANTO”  

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Estudiosysermones.com y autorizado para ser publicado simultáneamente en Mensajesysermonesparapredicar). 


      

domingo, 24 de enero de 2016

(Sí no puedes ver el tema completo sólo haz click en el título). “Y Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua. Y tomad un manojo de hisopo, y mojadlo en la sangre que estará en un lebrillo, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estará en el lebrillo; y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la mañana.”, Éxodo 12:21-22.

Dios ha manifestado su poder sobre Egipto mediante las plagas enviadas, y ahora viene la muerte de los primogénitos, evento que terminará con la salida de los hebreos de Egipto. Es interesante que debían sacrificar un cordero por familia, pues aquí Dios nos recuerda su deseo de salvar familias, esto lo vemos por ejemplo, cuando Noé y su familia fueron salvos del diluvio; cuando los ángeles procuraron salvar a Lot y su familia; y cuando la salvación llegó a la familia del carcelero de Filipos, a quien Pablo dijo: “cree en el Señor Jesucristo, y serán salvos tú y tu casa”. Por eso confía en Dios, intercede por tu familia, con la ayuda del Señor dales un testimonio coherente y Dios tocará sus corazones.
     
El cordero que se sacrificaba debía cumplir con ciertos requisitos, debía ser perfecto, de un año de edad, sin fractura o defecto alguno; todo esto apuntaba a Cristo, era sombra de lo que había de venir. Jesús es ese Cordero: santo, inocente, sin defecto ni pecado, perfecto, es pues el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

La sangre del cordero debía ser aplicada en el marco de la puerta con un manojo de hisopo (ramas de un arbusto), ninguno podía salir de la casa esa noche. Todos habían entrado a ella, confiados que la señal de la sangre los guardaría del juicio, y ninguno de sus hijos pereció al igual que ningún miembro de la familia. 

Aquí vemos el mensaje de Dios para los hombres desde el comienzo de la Biblia: “la fe en la sangre del cordero produce salvación”. Este acontecimiento, nos recuerda el poder de la sangre de Jesús, que nos limpia de pecado, nos libra de la esclavitud, es señal nuestra como pueblo redimido para Dios, y que debemos procurar sea aplicada a toda nuestra casa, porque recuerda en Dios hay salvación para tu familia, en él hay restauración y sanidad.

La sangre en las puertas era la señal y el heridor (o ángel destruidor) no podía entrar a las casas señaladas, así fueron librados y protegidos del juicio aquella noche. En la mañana el pueblo de Israel salió libre de la opresión egipcia y llenos de los tesoros egipcios, hacía la nueva tierra que Dios les tenía preparada. 

Recordemos que nuestra pascua es Cristo y que ya fue sacrificado, y es la pascua la que nos recuerda que en Cristo somos librados del juicio venidero, libres de la esclavitud de las tinieblas, protegidos por Su poder y con derecho a la herencia del Padre celestial en Cristo, como hijos de Dios. 
      
Reflexión final: Desde el A.T. vemos la manifestación del deseo de Dios para sus hijos, libertad, salvación, salud, prosperidad integral, protección y bendición. Además, es el deseo de Dios que toda nuestra familia venga al conocimiento de Jesucristo. Persevera, no dejes de orar por ellos, dales amor y se paciente, y el Espíritu Santo hará la obra en medio de tu casa. 


jueves, 21 de enero de 2016

Introducción: Cuando el apóstol Pablo, naufraga en su viaje a Roma, logran llegar a la isla de Malta y allí hacen una fogata, y una víbora huyendo del fuego se prende de su mano, él la sacudió y ningún daño padeció. Dios lo protegió, es interesante que la serpiente huyera del fuego. El fuego nos habla aquí de calor, luz, protección… Recordemos que Pablo también le dijo a Timoteo: “aviva el fuego del don de Dios que está en ti”…

FUEGO EN EL ALTAR DE DIOS

I. RECONOCE QUE DIOS ES BUENO Y ES LA FUENTE DE TU VIDA:  

A) La gratitud genera adoración, Génesis 12:7.

Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido

Nota: Dios lo visitó, y le dio una promesa, que involucraba un milagro pues aún no tenía hijo, Sara era estéril y ambos de edad avanzada. Abram agradecido adora a Dios.   

B) El altar indica muerte y produce vida, Gén 12:8.

Luego se pasó de allí a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda, teniendo a Bet-el al occidente y Hai al oriente; y edificó allí altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová

Nota: Conocemos que generalmente era el lugar del sacrificio… nos habla de Cristo, pero también el lugar donde Dios nos da a conocer su voluntad, donde es sacrificado el ego. Y vida por cuanto recibimos de Dios su fuerza, su protección y su dirección… “invocó el nombre de Jehová…” en el altar anterior (vrs 7) había gratitud, en éste (vrs.8) hay dependencia.


II. NO DESCUIDES EL FUEGO DE TU CORAZÓN: 

A) Persevera en medio de las dificultades, Gén. 12:10.

Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra

Nota: Estaba en la tierra prometida, pero vino el hambre y él desciende a Egipto (a veces aunque estemos en obediencia la Señor vendrán pruebas)… Dios prometió bendecirlo en Canaán no en Egipto, Abram debía permanecer donde Dios lo había puesto, pero hizo lo que la mayoría hacía, descender a Egipto, buscando a orillas del rio Nilo la “bendición”… 

B) Derrota el egoísmo y los temores, Gén 12:11-13. 

Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He aquí,  ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto; y cuando te vean los egipcios, dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida. Ahora, pues, di que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti

Nota: Motivado por su ego y miedo, planea su estrategia; debemos reconocer que cuando hay temor de enfrentar lo incierto, es porque hemos descuidado el altar de Dios… El ego de nuestro corazón nos puede llevar a poner en riesgo aún a nuestros seres amados. La comunión con Dios resulta en beneficio de todos. 

C) No confundas obediencia con astucia, Gén. 12:14-15.

Y aconteció que cuando entró Abram en Egipto, los egipcios vieron que la mujer era hermosa en gran manera. También la vieron los príncipes de Faraón, y la alabaron delante de él; y fue llevada la mujer a casa de Faraón.

Nota: Al principio la mentira puede traer solución hoy, pero es dolor para mañana, recordemos que el fin no justifica los medios. La Escritura dice que “los hombres engañadores irán de mal en peor”, nunca los engaños y mentiras, traerán sobre nosotros la bendición de Dios.  

D) Valora más la bendición de Dios que las riquezas de Egipto, Gén. 12:16-20.   

E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas,  asnas y camellos. Más Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abram. Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer? ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete. Entonces Faraón dio orden a su gente acerca de Abram; y le acompañaron, y a su mujer, con todo lo que tenía”.

Nota: podemos observar varias conclusiones muy importantes: 

1) No siempre bendición es señal de aprobación, mira el contraste vrs. 16 y 17…
2) Abram no edificó altar alguno en Egipto, pero versículos atrás esa fue su característica…
3) Recibió aquí a la sierva Agar, dolor de cabeza más adelante, para su hogar y para su descendencia…
4) Abram salió avergonzado de aquella tierra…

Debemos cuidarnos para que nuestro primer amor por Dios se mantenga vigente y dinámico.     

(Nota especial: El libro “EL LENGUAJE DEL ESPÍRITU SANTO” está compuesto por temas tan importantes como: Los dones del Espíritu Santo, la unción, la profecía, la revelación de sus nombres y símbolos, el bautismo en el Espíritu y por qué las lenguas, el carácter y la unción, el Espíritu Santo en la vida y ministerio de Jesús, entre otros. Acabamos de publicarlo en Amazon, puedes verlo aquí en: EL LENGUAJE DEL ESPÍRITU SANTO)  


III. RESTAURA Y CUIDA EL ALTAR (INTIMIDAD CON DIOS):

A) Abundancia material no significa necesariamente abundancia espiritual, Gén. 13:1-2.

Subió, pues, Abram de Egipto hacia el Neguev, él y su mujer, con todo lo que tenía, y con él Lot. Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro.

Nota: Por supuesto que Dios nos quiere prosperar, y esa prosperidad es integral, siendo el componente espiritual la prioridad. Dios desea que gobernemos la bendición, no que ésta nos administre.  

B) Vuelve al altar, Dios te espera, Gén. 13:3-4.

Y volvió por sus jornadas desde el Neguev hacia Bet-el, hasta el lugar donde había estado antes su tienda entre Bet-el y Hai, al lugar del altar que había hecho allí antes; e invocó allí Abram el nombre de Jehová.

Nota: Puedes imaginarte esa oración… puedes imaginarte ese dialogo con Dios y cuánto tuvo que reconocer Abraham… sin embargo, el plan de Dios con Abraham sigue adelante, pues Dios es fiel y cumplirá su propósito en nosotros. es fundamental que nuestro altar mantenga encendido, y levantar ese "incienso espiritual" agradable a Dios, el altar del incienso en el tabernáculo del A.T. nos recuerda eso: un incienso grato que se quemaba para Dios.      


Conclusión: Algunas cosas aparecen en nuestra vida y soplan fuertemente, intentando apagar el fuego de Dios en nuestro corazón… y otras brotan de nuestro propio corazón… pero no tenemos que esperar circunstancias dolorosas para reconocer que debemos cuidar lo que Dios ha depositado en nuestro corazón, adoremos a Dios en todo tiempo, él es la razón de nuestra vida.
Escrito por Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar.



jueves, 14 de enero de 2016

Entonces Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón y dile: Jehová ha dicho así: Deja ir a mi pueblo,  para que me sirva.”, Éx. 8:1.

La Biblia nos enseña ahora las plagas o juicio de Dios sobre Egipto y la dureza del corazón de Faraón, quien veía la destrucción gradual de su imperio, pero continuaba lleno de arrogancia y soberbia, sin dar oído al mensaje de Dios. Al considerar esto, debemos reconocer que a veces la dureza de nuestro corazón nos lleva a sufrir las consecuencias de no oír y obedecer al Señor.
                                         
Moisés estaba en la presencia de Dios, pues el texto dice: “Jehová dijo a Moisés”, y es enviado por el Señor a “entrar en la presencia de Faraón”. Cuán importante es mantener éste orden: primero Dios y luego lo demás. Es en Su presencia donde conocemos Su voluntad, sus planes, allí somos comisionados y ungidos para llevar a cabo su encargo. 

Recordemos que el ministerio o servicio, debe ser el resultado de la comunión con Dios, así lo dijo Jesús: “escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás”, la adoración personal, intima, debe preceder el ministerio o servicio. 
  
El mensaje que Dios envía a Faraón, es muy significativo: “deja ir a mi pueblo, para que me sirva”. La primera parte de la frase (“deja ir a mi pueblo”) nos revela varias cosas:

   1. El enemigo del pueblo de Dios usará todos los medios posibles para tenerlo cautivo, de manera que no pueda servir al Señor.

   2. El enemigo del pueblo de Dios le presentará muchas alternativas para tenerlo ocupado y distraído, de manera que no le sirva al Señor (Ej: ocupaciones múltiples, depresión, heridas, tentaciones, resentimientos, etc). 
     
La segunda parte de la frase (“para que me sirva”) nos habla de propósito, diseño y plan divino. Dios nos ha equipado para alcanzar lo que él ha planeado para nosotros. El término “servir” viene del hebreo abád, que además traduce: adorar, arar, culto, desempeñar, honrar, ministrar, trabajar. Así pues nuestro servicio debe ser una expresión de adoración a Dios, y no una carga incomoda. 

Servimos a Dios por gratitud, porque lo amamos, porque ha extendido su gracia sobre nosotros y cómo dijo el apóstol Pablo: “su gracia no ha sido en vano para conmigo”.

Finalmente Dios saca a su pueblo, a través de obras sobrenaturales y es lo que está dispuesto a hacer por ti, si avanzas y le crees, pues él no ha cambiado, su deseo es la libertad para sus hijos y que éstos avancen hacia su plan.

Reflexión final: Dios muestra su gran poder a favor de su pueblo, y lo libera conduciéndolo hacia la tierra prometida. Esto nos recuerda que nuestro Dios es todopoderoso, que él no cambia, y es quien nos saca del cautiverio, rompe las cadenas espirituales, para que con gozo y gratitud le adoremos y sirvamos, Dios actuará a tu favor 


Te invitamos a leer "Estudios Cristianos":

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO" click en la imagen:

ADQUIERE NUESTRO NUEVO LIBRO:

Conoce la maravillosa "VIDA DE JESÚS DE NAZARET":

SEMINARIO BÍBLICO A DISTANCIA, click en la imagen:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES