lunes, 28 de marzo de 2016

Introducción: Al momento de tomar decisiones debemos tener en cuenta muchas cosas, y lo más importante en nuestro caso como hijos de Dios es considerar la ley o consejo del Señor. Recordemos que la Ley causa y efecto nos enseña que todo lo que hagamos tendrá una consecuencia directa o indirecta, entonces el buen futuro está determinado por las buenas decisiones de hoy. La conducta correcta siempre tendrá buenas cosechas…     

viernes, 25 de marzo de 2016

Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis, Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilosÉx. 14:13-14.

El capítulo nos relata la persecución del faraón y su ejército contra los hebreos, después que derrotado por la mano de Dios, los tuvo que dejar salir de Egipto. Cuando Israel mira atrás y ve venir a faraón, tiene varias actitudes ante esto, pues además tenía al frente el mar rojo, según los vrs. 10 y 11 del mismo capítulo, los israelitas:

1.   “Temieron en gran manera”,
2.   “Clamaron a Jehová”
3.   “Dijeron a Moisés: era mejor haber muerto en Egipto”...

La verdad es que éste comportamiento, mezclado de miedo, clamor y fracaso, ha sido el nuestro en varias ocasiones, cuando enfrentamos la presión del enemigo, los numerosos obstáculos y/o la incertidumbre del futuro, vemos entonces que no hay mucha diferencia entre el comportamiento de ellos y el nuestro.
     
La seguridad y confianza de Moisés es un ejemplo digno de imitar hoy día, él dice: “No temáis, estad firmes”, frase que una y otra vez se repite en la Biblia, en diferentes tiempos, diferentes circunstancias y con diferentes héroes de las Escrituras, pues el temor y la fragilidad son componentes que no podemos excluir de la naturaleza humana, pero cual Moisés, quien conoce a su Dios se esforzará y actuará, confiará en la providencia soberana de su Dios.

Moisés invita al pueblo de Israel a “ver la salvación que Jehová hará hoy”. Solo los ojos de la fe pueden ver al Invisible, solo éstos ojos pueden ver el milagro antes de ser manifestado en lo natural, con éstos ojos fue que “Moisés se sostuvo como viendo al Invisible”. Debemos tener presente siempre que cuando caminamos por el sendero que Dios ha trazado para nosotros, él también va caminando junto a nosotros para animarnos, fortalecernos y hacernos testigos de los milagros del camino.

Ahora veamos que frase tan impresionante: “Jehová peleará por vosotros”, recuerda que Israel venía de ser esclavo, no era gente de guerra, ni armas tenían, pero Dios mismo pelearía por ellos. Es interesante que también la Biblia, presenta a nuestro Dios como “Jehová de los ejércitos”, imagínate por un momento su inmenso poder, tanto es así, que según Apoc. 20:1-2, Dios envía “un solo ángel” con una cadena en su mano y Satanás es atado por mil años. Esto nos lleva a pensar: si su ejército es poderoso en gran manera, piensa cuán grande es el poder de su General…

Ante esta verdad, Moisés le dice a Israel: “vosotros estaréis tranquilos”. Claro en ese momento el mar no se había abierto y faraón con su ejército se acercaba, pero la tranquilidad de nuestro corazón debe reposar en el poder de nuestro Dios, y no en las circunstancias que nuestros ojos naturales puedan ver. Podemos estar tranquilos, Jesús dijo: “vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas”. Antes sus propios ojos Dios hace un milagro e Israel cruza el mar rojo. Poderoso es Dios para darnos la victoria sobre lo que antes era un imposible y cuando no había posibilidad alguna.

Reflexión final: Ante las dificultades y obstáculos, debemos recordar y confesar el poder y grandeza de Dios, debemos mirar con los ojos de la fe, Dios es nuestro protector y proveedor, confía en él, solo avanza por el camino que te ha trazado, él va delante de ti.

Escrito por Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar.

Te invitamos a leer:  TRANSFORMADOS POR DIOS 

lunes, 21 de marzo de 2016

Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego” Éxodo 13:21-22.

Dios conduce a su pueblo a la tierra prometida y ha decidido no llevar a Israel por el camino de la tierra de los filisteos, sino por el desierto, para que no se arrepintiera al ver la guerra (Recordemos que todo tiene su tiempo, y para Israel no era el tiempo de la guerra, más adelante la tendrían. Era el tiempo para aprender a Seguir a Dios, oír Su voz, conocer sus leyes y su poder proveedor en medio del desierto, pues Dios mismo iba delante de ellos). Sin duda alguna las más grandes bendiciones son halladas cuando somos guiados por Dios.         

Es muy significativo ver que Dios guiaba a su pueblo de acuerdo al tiempo que afrontaban, de día en una columna de nube y de noche en una columna de fuego. Dios quiere seguir guiando a sus hijos hoy día, por eso envió a su Espíritu Santo (La Biblia nos dice: “y los que son guiados por el Espíritu, estos son hijos de Dios”). 

Así como vemos que Dios cambiaba su manifestación de la nube al fuego de acuerdo al tiempo, es fundamental depender de Dios en todo tiempo y mantener esa sensibilidad, pues lo que Dios dijo e hizo ayer, no es necesariamente lo que está diciendo y haciendo hoy. Es interesante que la palabra “guiarlos” aquí, sea traducida del término hebreo nakjá, que además significa pastorearlos, así pues dejarse guiar por Dios, es dejarse pastorear por él. 

Dice el texto “a fin de que anduviesen de día y de noche”, entonces el deseo de Dios era que ellos caminaran sin importar la adversidad del tiempo (un sol intenso en el día y/o un gran frío en la noche, pues en ambos Dios era su fortaleza y protección). Hoy, Dios te hace el mismo llamado: “avanza, aunque el tiempo sea adverso y difícil, yo estoy contigo”.

Es de resaltar la frase del vrs. 22 “Nunca se apartó… la nube… ni el fuego”, claro hasta que entraron en la tierra prometida. Recordemos que mientras Israel caminó por el desierto, provocó la ira y decepción de Dios varias veces (quisieron volverse a Egipto varias veces, se rebelaron contra Moisés y Aarón, murmuraron por falta de agua y comida, menospreciaron el maná, etc), sin embargo Dios en su santidad consigo mismo y fidelidad hacia su palabra “nunca” apartó su protección, provisión y dirección de su pueblo, siempre estuvo allí conduciéndolo, cuidándolo y formándolo de acuerdo al momento.

Reflexión final: Nuestro corazón puede descansar confiado en Dios, en su soberanía y amor. Él siempre sabe lo que hace y cómo lo hace. Confía en Dios, procura su dirección, persevera, avanza, aunque el tiempo sea difícil, él va contigo.


Escrito por Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar.


jueves, 17 de marzo de 2016

“…tuvo hambre. Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera. Viendo esto los discípulos, decían maravillados: ¿Cómo es que se secó en seguida la higuera? Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar,  será hecho. Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”, Mateo 21:18-22.

Jesús comprende y conoce nuestra condición. Jesús nació y creció como cualquier niño judío, y como todo ser humano “tuvo hambre”, sueño, fatiga, por eso él comprende nuestra humanidad y nuestras necesidades. Como niño fue instruido, como joven y adulto fue tentado y enfrentó diversas dificultades, por eso comprende nuestras diferentes situaciones. En su deidad conoce todo nuestro ser, la Escritura nos dice que “todo fue creado por medio de él y para él”, como nuestro creador, conoce nuestra estructura material, emocional y espiritual, y por tanto es él quien sabe exactamente cómo ayudarnos y como guiarnos...

La higuera es una oportunidad para enseñar y aprender. La higuera apreciada entre los israelitas, produce su delicioso fruto durante 10 meses del año, pero Jesús no encontró fruto. En nuestro “camino” hacia la voluntad de Dios (iban a Jerusalén), nos vamos a encontrar con cosas que no responden a nuestras expectativas, quizá: decepciones, traiciones, engaños, calumnias, pero esas “higueras” deben ser aprovechadas para crecer y madurar; Jesús la aprovechó para enseñar, y los discípulos para aprender. El Maestro sigue enseñando, nosotros sus discípulos debemos seguir aprendiendo…
   
Las palabras de Jesús son poderosas, la Biblia describe a la Palabra de Dios con muchas características: convierte el alma, santifica, alimenta, es eterna, es viva, eficaz y poderosa, sana y libera (Sal. 107:20 “envió su palabra y los sanó, y los libró de su ruina”), y vemos aquí que cuando él habló la higuera se secó.
  
Jesús revela el poder de la fe y cómo esta genera maravillas y milagros.  Los discípulos se maravillaron, la palabra maravilla aquí viene del gr. "dsaumázo", que significa: admirados, asombrados, sorprendidos; esto es lo que sucede, cuando por nuestra fe en Dios, él hace maravillas entre nosotros, cuando por tu fe Dios hace maravillas en tu vida, en tu hogar, en tus hijos, en tu liderazgo, porque Jesús dijo: “si puedes creer, al que cree todo le es posible”, (Mr. 9:23).
   
La fe transforma nuestra manera de hablar. Jesús aprovecha éste momento para enseñarles cosas muy importantes acerca de la fe:

1. La fe hará que superen los más grandes obstáculos (“si a este monte dijereis quítate, será hecho”).
2. La fe los llevará a cosas mayores (de secar una higuera a trasladar un monte).
3. La fe los llevará a declarar grandes cosas en la voluntad de Dios. (Jesús les dijo: “si dijereis a este monte quítate, será hecho”, la fe nos lleva a hablar de manera diferente, pues declaramos nuestra confianza en Dios y en sus promesas).  

La fe determina nuestra comunión con Dios. Nuestra manera de orar es alimentada por nuestro nivel de fe, si lo hacemos “creyendo” recibiremos la respuesta de Dios, la fe debe ser declarada en nuestras oraciones, evitemos oraciones lastimeras y “quejabanzas”, porque éstas no producirán los milagros de Dios. 

Reflexión final: Jesús conoce nuestra condición, nuestras luchas y necesidades, y él quiere que lo busquemos y que lo hagamos con fe, porque Dios quiere moverse a tu favor, permite su acción sobrenatural orando, siendo guiado por su Espíritu y verás las maravillas del Señor a tu favor.

lunes, 14 de marzo de 2016

“Habló Jehová a Moisés, diciendo: Mira, yo he llamado a Bezaleel… y lo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría, inteligencia, ciencia y todo arte, para inventar diseños y trabajar en oro, plata y bronce… y he puesto con él a Aholiab, para que hagan todo lo que te he mandado”. Éxodo 31:1-6.

Dios le ha encomendado a Moisés construir el tabernáculo, y por supuesto él no podía hacerlo sólo. Bezaleel y Aholiab son llamados por Dios y equipados por él para una labor específica: construir los muebles y utensilios del tabernáculo. Así que Dios los equipó para hacer esa obra; entonces concluimos que Dios nunca te envía a hacer aquello que no puedes hacer, cuando Dios te envía ya te ha equipado (sólo debes aprender a usar lo que él te ha dado).

Observamos también que ellos tenían unos dones específicos para una labor determinada. Así como cada estrella tiene su propio brillo, nosotros no debemos envidiar a otros o murmurar por lo que Dios nos ha dado; más bien depender de Dios y su gracia para brillar con la luz de Cristo y glorificarlo mediante la correcta administración de lo que él nos ha entregado. 

Observemos que Bezaleel era de la tribu de Judá (la más grande y que marchaba adelante por el desierto) y que Aholiab era de la tribu de Dan (era la última que marchaba por el desierto), vemos que Dios no hace distinción de personas, llama a todos por igual.

Dios imparte talentos y deben estar en el lugar correcto. 1 Cor. 12:27-31, nos enseña que es Dios es quien pone los miembros del cuerpo donde él quiere, según su perfecta y soberana voluntad. La Escritura nos habla de cuerpo, unidad, miembros, particularidad, diversidad de oficios y propósitos, complementación, etc. Entonces podemos concluir:

1. La persona correcta en el lugar equivocado, genera confusión y frustración.
2. La persona correcta en el lugar correcto, genera progreso y alabanza a Dios.
3. Las personas correctas en los lugares correctos generan fruto que honra a Dios, multiplicación y crecimiento.
4. Nos necesitamos los unos a los otros, pues somos un cuerpo.

Es muy importante reconocer que la instrucción (capacitación) es necesaria. Un fundamento esencial es el claro objetivo de la capacitación: Glorificar a Cristo, y no alimentar el ego. La necesaria instrucción la observamos desde la antigüedad, y el A.T. nos enseña por ejemplo que el profeta Samuel era el maestro de la escuela de profetas (1 Sam. 19:20),  en el N.T. (Hch.22:3), Pablo nos dice que fue instruido por Gamaliel (fariseo, doctor de la ley, venerado por todo el pueblo y nieto de Hillel, famoso rabino), y Jesús y sus discípulos, etc.

Si tu motivación es egoísta, tu destino es el fracaso. Dios es amor, y por ende podemos concluir que todo lo que hace lo hace por amor, por su perfecto amor. Sí Dios es amor y el reino de Dios es gobernado por el amor, entonces éste debe gobernar las intenciones de nuestro servicio a Dios. 

No buscamos fama, ni reconocimiento de los hombres, busquemos que Dios sea exaltado. Servimos a Dios por su gracia y misericordia, porque nos da el aliento de vida, porque en nuestro corazón hay gratitud por ésta salvación tan grande. 

Reflexión final: Dios nos diseñó, él nos planeó un día y quiere que conozcamos aquel plan que trazó para nuestra vida, y aquellos dones que depositó en nosotros. Déjate guiar por el Señor y sírvele con gozo, gratitud y ante todo por amor 

(Oración: Amado Jesús ayúdame a servirte con amor, fidelidad y perseverancia, gracias por el privilegio de servir al Rey de reyes y Señor de Señores, tu eres la razón de mi servicio. Amén). 

viernes, 11 de marzo de 2016

En la escuela el tema del día era el resentimiento y el maestro nos había pedido que lleváramos papas y una bolsa de plástico. Ya en clase elegimos una papa por cada persona a la que guardábamos resentimiento y escribimos su nombre en ella y la pusimos dentro de la bolsa. Algunas bolsas eran realmente pesadas. El ejercicio consistía en que durante una semana lleváramos con nosotros a todos lados esa bolsa de papas. Naturalmente la condición de las patatas se iba deteriorando con el tiempo. La molestia de llevar a cuestas esa bolsa en todo momento me mostró claramente el peso espiritual que cargaba a diario, y como  desatendía cosas que eran más importantes para mí. Y entendí que todos tenemos papas pudriéndose en nuestra mochila, y que cuando me llenaba de resentimiento, aumentaba mi stress, no dormía bien y mi atención se dispersaba. La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas, pero que finalmente nos termina quitando la vida. Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro, sin darnos cuenta que los beneficiados somos nosotros mismos...

martes, 8 de marzo de 2016

Introducción: Aunque Dios había prometido entregarle la tierra de Canaán a los israelitas era necesario atravesar el desierto y luego conquistar la tierra. Debían derribar gigantes, someter grandes ciudades y derrotar numerosos ejércitos, y no debían darle lugar al temor pues Dios mismo iba con ellos. El Señor pelearía por Israel y ellos conquistarían la tierra prometida. De igual manera Dios tiene grandes planes contigo y ha prometido bendecirte, por eso persevera el Señor va contigo…     

sábado, 5 de marzo de 2016

QUIERO CAMINAR CON DIOS. 30 días que transformarán tu vida.   

La lectura de éste libro fortalecerá tu vida espiritual y despertará en tu corazón una nueva relación con Dios (éste es el Tomo 2 de la serie: "Alimento para el espíritu" libro que encuentras también en Amazon).

“Quiero caminar con Dios, es un libro que contiene treinta devocionales basados en la Palabra de Dios, y cada uno está compuesto por un texto bíblico, un comentario y análisis del pasaje, una reflexión final y una nueva sección llamada “Habla con Dios” la cual es una oración que cierra el devocional. Encontrarás espacios de encuentro con el Señor, de reflexión en Su poderosa palabra, al cual renueva, transforma y restaura el corazón humano. Aquí hallarás temas como:

Un gran obstáculo es una gran oportunidad. 
Quitemos lo que estorba la conquista. 
La perseverancia es la plataforma de todas las virtudes. 
Dios restaura y transforma las familias. 
La gratitud es señal de madurez espiritual. 
La integridad es una virtud que te hará triunfar. 
No mires atrás. 
Dios tiene cuidado de ti.
 
Podrás leer treinta mensajes o devocionales en total, que serán de crecimiento y formación personal. Recuerda que el libro está disponible gratis para descargar en tu computador, celular, tablet o equipo. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 


Publicado también en: Recursos cristianos. https://webrecursoscristianos.wordpress.com/

miércoles, 2 de marzo de 2016

Ésta imagen corresponde al nuevo libro. A continuación una muestra de éste nuevo material, que esperamos publicar en pocos días:“QUIERO CAMINAR CON DIOS, 30 días que transformarán tu vida”. Es el segundo tomo de la serie: Alimento para el espíritu. Contiene treinta devocionales (uno para cada día del mes). Cada tema está compuesto por un texto bíblico, un análisis y comentario del mismo, una reflexión final y una nueva sección que se llama: Habla con Dios, esto es una oración que cierra el devocional. Estaremos anunciando por éste medio la publicación y la promoción gratuita. Te invito a leer un ejemplo de éstos devocionales:  

Te invitamos a leer "Estudios Cristianos":

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO" click en la imagen:

ADQUIERE NUESTRO NUEVO LIBRO:

Conoce la maravillosa "VIDA DE JESÚS DE NAZARET":

SEMINARIO BÍBLICO A DISTANCIA, click en la imagen:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES