viernes, 29 de julio de 2016

Sin duda, es una de las historias que llaman la atención de la Biblia: la mujer de Lot, se convierte en estatua de sal. Poco a poco, después de vivir con su tío Abraham, Lot se acercó y llegó a vivir en Sodoma, allí estableció su hogar, allí crecieron sus hijas, pero la vida de Lot era triste ante la pervertida conducta de los habitantes de Sodoma y Gomorra (incluso en el capítulo 14 de Génesis). La decisión de establecerse allí en Sodoma, fue una decisión equivocada y las consecuencias fueron dolorosas. Sin embargo, Dios en su gran misericordia, envió ángeles para salvar a Lot y a su familia… 

miércoles, 27 de julio de 2016

(Recuerda hacer click en el título para ver el devocional completo) Debemos considerar la interesante manera como el señor Jesucristo se presenta al comenzar su ministerio en Israel: “Jesús llegó a Nazaret, donde había sido criado, y según su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer. Le dieron el libro (el rollo) del profeta Isaías, y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito: "el Espíritu del señor esta sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y la recuperación de la vista a los ciegos; para poner en libertad a los oprimidos; para proclamar el año favorable del señor” Lucas 4: 16-19. 

Aquí podemos ver la razón de ser de su ministerio en la tierra, así como el ministerio que él espera que desarrolle su iglesia. Por eso salvación, sanidad, liberación y restauración fue lo que el Señor Jesús trajo a la tierra de Israel y es también lo que sigue enviando a todas las naciones de nuestro paneta a través de su iglesia.

Reflexionemos ahora por ejemplo en la frase: “A sanar a los quebrantados de corazón”. Palabras que no nos hablan primero de una sanidad ante problemas cardiacos naturales (que con seguridad se dará cuando el alma recibe restauración o liberación), sino de los quebrantos del alma o emocionales que han afectado fuertemente la vida del hijo de Dios, son heridas del corazón o del alma.

Son situaciones causadas por momentos vividos desde el vientre de la madre, por ejemplo el rechazo del bebe antes de su nacimiento, por que deseaban sus padres un niño y nace una niña, o quizá porque la situación financiera es difícil, entre otras razones.  

Estos momentos dolorosos o traumáticos sellan o marcan el corazón de la persona y se manifiestan luego en el resto de la vida, podemos ver por ejemplo que la persona rechazada vive con complejos, miedos y diversos niveles de inseguridad. Todas estas cosas hacen que el individuo no avance para lograr sus metas personales, y la incredulidad no permite creer en las promesas del Señor para su vida.  

Éstas son situaciones cuyo origen espiritual es profundo, no pueden verse con nuestros ojos normales, similares a la raíz del árbol que no puede verse, pero su función es de gran importancia, por ejemplo las Sagradas Escrituras nos hablan de la raíz de amargura: “Busquen (Sigan) la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Cuídense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados” Hebreos 12:14-15.  
Debemos tener en cuenta que la restauración del corazón herido es no sólo la voluntad de Dios para el ser humano, sino que es fundamental para vivir una vida que logra los planes del Señor y puede disfrutar la plenitud de las bendiciones planeadas en el cielo para cada uno de los hijos de Dios.  

Por eso abre el corazón y permite al Espíritu Santo de Dios que te muestre qué necesita ser sanado en el corazón, sólo el Señor conoce lo más profundo de ti y sólo él tiene el poder para restaurar el corazón que él mismo ha diseñado. 

Oración: Señor te doy gracias por ser mi Creador y también mi sanador. Hoy expongo mi corazón ante tu presencia y poder. Perdona Dios mío mis pecados y restaura Señor aquellas áreas de mi vida que han sido lastimadas. Llena con tu amor todos los vacíos de mi vida, ayúdame a perdonar, comprender y tolerar a quienes me han herido. Oro por ellos y te pido que tengas compasión de sus vidas, así como tienes misericordia de la mía. Gracias Dios. Amén”.  

Ahora quiero presentarte nuestro libro: “SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA”. Libro compuesto por 14 títulos, entre ellos podrás leer:
Dios sana las heridas.
La sanidad interior.
La restauración del apóstol Pedro.
Arrancando la raíz de amargura.
¿Cómo vencer el afán y la ansiedad?
Señales de una maldición y cómo romperla.
Libres de la angustia; entre otros temas para catorce capítulos en total.

Éste libro virtual es dirigido a la restauración, liberación y restauración de aquellas áreas heridas o lastimadas en nuestra vida. Basado en la Palabra de Dios esperamos que puedas tenerlo, estudiarlo y que además sea una herramienta para enseñar a muchos. Puedes adquirirlo aquí en: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA. 

Pero Él fue herido (traspasado) por nuestras transgresiones, Molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, Y por Sus heridas (llagas) hemos sido sanados” Isaías 53:5.

Escrito por Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "ERES LLAMADO POR DIOS". 

lunes, 25 de julio de 2016

Prosigo a la meta, Filipenses 3:13-14
Una gran virtud que vemos en Moisés es que durante los cuarenta años de camino por el desierto, nunca pensó en volver a Egipto, nunca dijo: “volvámonos a la esclavitud, pues éste camino por el desierto es muy duro”; él en los momentos más difíciles lo que hizo fue buscar a Dios, ésa fue su fortaleza, él era un adorador, un apasionado por la presencia de Dios. Cuando el apóstol Pablo se encontraba preso en la cárcel de Filipos con Silas, según Hch. 16:25, lo que hicieron fue adorar a Dios, no murmuraron, ni se quejaron y tampoco pensaron en renunciar. Ellos siguieron adelante con la fuerza de Dios… 

PROSIGO A LA META (Filipenses 3:13-14)

 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”, Fil. 3:13-14.

La adversidad es parte del camino. Ante ella hay diversas reacciones: enfrentarla, negarla, huir de ella, etc. Se requiere aquí una profunda decisión de no volver atrás, si queremos lograr o alcanzar algo significativo, pues las cosas sin valor no requieren ningún esfuerzo, ni presentan dificultades. Podemos encontrarnos con personas que tienen grandes talentos pero no logran grandes metas, pues les falta perseverancia. Y vemos también el contraste, es decir personas cuya constancia los ha llevado a grandes conquistas.

El apóstol Pablo perseveró a pesar de todo, como lo expresa el texto de hoy. Recordemos que Pablo escribe ésta carta a los filipenses desde la cárcel. Es un cristiano que ha vivido naufragios, fue traicionado, abandonado, apedreado, en peligro muchísimas veces, menospreciado por judíos y discípulos, etc; pero no abandonó los caminos del Señor, ni su servicio a Dios. Su decisión de perseverar hasta el fin fue firme, y lo expresa diciendo: “Prosigo a la meta” y así lo hizo, fue fiel a Dios hasta el fin de sus días.

Cabe destacar la frase: “olvidando lo que queda atrás”, es un ejercicio de la mente, y lamentablemente muchas veces se recuerda con frecuencia lo que ha quedado atrás y que hoy no es útil, como heridas y ofensas, desordenes de la vida pasada, antiguos novios (as), o anhelos del corazón que sabemos, no nos hacen bien (los recuerdos del pasado deben ser un testimonio para la gloria de Dios).

Veamos un ejemplo en Israel, que camino a la tierra prometida, dijo: “Nos acordamos del pescado que comíamos en Egipto de balde, de los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas y los ajos; y ahora nuestra alma se seca; pues nada sino este maná ven nuestros ojos ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto”. 

Estos eran recuerdos y anhelos del alma, que expresaban su deseo de volver atrás, aunque era Dios mismo quien los guiaba, y quien los había sacado con maravillas de la esclavitud egipcia.           

La perseverancia es requerida en el Reino de Dios: Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios, Lc. 9:62. El arado era llevado por una yunta de bueyes (dos bueyes), y el labrador ponía una mano en el arado y en la otra, la vara para empujar y motivar a los bueyes, mirando siempre al frente, adelante, y así evitar que el surco quedara torcido. El arado es símbolo de un caminar recto, de servicio al Señor, mirando al frente, de seguir a Cristo con los ojos puesto en él (haciendo caso omiso de las fuentes de distracción y perseverando ante los obstáculos del camino).

Reflexión final: Seguir a Jesucristo, ser un discípulo suyo, implica esfuerzo y perseverancia, pues los obstáculos y oposición son parte del camino. Gracias a Dios, él ha prometido estar con nosotros todos los días y multiplicar nuestras fuerzas como las del búfalo. Adelante, recuerda que las aflicciones presentes, no son comparables con la gloria venidera.


Te invitamos a leer: "CÓMO DIOS SANA LAS HERIDAS DEL ALMA".  

A tu disposición ponemos: “REFLEXIONES CRISTIANAS PARA PREDICAR” 


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado simultáneamente en Mensajes y sermones para predicar y Web Recursos Cristianos.   

sábado, 23 de julio de 2016

A la luz del texto de hoy vemos una vez más, que es Dios quien viene al encuentro del hombre, en éste caso es Moisés quien experimenta la visitación divina. Dios llega en el momento preciso para liberar a su pueblo y también liberar a Moisés de sus miedos y complejos, que lo han tenido aislado y escondido en el desierto por cuarenta años. Ya estaba casado, con hijos, con una profesión (pastor de ovejas), pero Dios no lo había creado para vivir escondido, su condición era temporal, ahora comenzaría en su vida un nuevo tiempo (los planes de Dios son grandes con cada uno, pues él no es pequeño)…

jueves, 21 de julio de 2016

Las dificultades en nuestra vida pueden producir desánimo, y son nuestras palabras las que  expresan la condición del corazón. Pedro había crecido a orillas del Lago de Genesaret (llamado también mar de galilea), aprendió el oficio de pescador y conocía muy bien el lago. Notemos que estaban pescando de noche ¿por qué? Porque de noche los peces se acercan a la superficie, pero en esa mañana, después de pescar toda la noche no tenían nada… 

lunes, 18 de julio de 2016

“LA RESTAURACIÓN DE LA FAMILIA”.

Éste nuevo libro es virtual y está disponible para descargar en tu computador, celular, tablet o equipo... 


Características del libro "LA RESTAURACIÓN DE LA FAMILIA":

No podemos negar las dificultades familiares, tampoco podemos hacer a un lado las tristes estadísticas de la realidad familiar de hoy, se multiplican los divorcios, adolescentes lideran pandillas, niñas de once y doce años son madres, son impresionantes los altos niveles de violencia intrafamiliar, se fortalecen otros enemigos de la familia como las drogas, etc.

Ante este panorama se hace necesario revisar y retomar los valores y principios familiares. Éste libro tiene como objetivo volver la mirada al diseño original de la familia, reflexionar en la importancia de volver a los principios y valores que hacen una familia exitosa. Encontrarás temas como: 

Derrotemos a los enemigos de la familia. 
Principios para un matrimonio en armonía. 
La familia es un tesoro invaluable. 
El hogar es un regalo del cielo. 
Los padres son vitales. 
En cuanto a los hijos… 
Transformación generacional. 
Un corazón herido y la necesidad de perdonar. 
La pureza sexual; entre otros para un total de 16 capítulos.  

Espero que puedas tenerlo, estudiarlo y que sea en tus manos un instrumento de apoyo y bendición para tu vida y para el servicio a Dios.

Pasos para adquirir éste libro:

 1) Abre tu cuenta en Amazon (si aún no lo has hecho) puedes hacerlo aquí en: REGISTRARME EN AMAZONLlena estos espacios con tu nombre, correo electrónico y contraseña que debes guardar para entrar en otra ocasión, ahora vamos a nuestro paso dos.     

2) Descarga la aplicación de lectura gratuita de Amazon (si aún no la has descargado) para bajar los libros a tu computador o equipo aquí en: APLICACIÓN GRATUITA DE AMAZON PARA DESCARGAR LIBROS (ve al punto 1 y haz click en el icono “Descargar”). Ésta aplicación quedará visible en tu computador y allí estarán tus libros, es como una pequeña biblioteca virtual. Vamos ahora al paso tres.

    3) Para descargar el libro entra ahora a la siguiente dirección: “LA RESTAURACIÓN DE LA FAMILIA” y allí puedes hacer tu compra en linea. 

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).         


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado simultáneamente en Mensajes y sermones para predicar 

jueves, 14 de julio de 2016

Seguramente a causa de su situación en oscuridad e impotencia, rechazo y soledad, el ciego no creía ya en un milagro. Quizá sólo esperaba la muerte desde su triste lugar. Eso lo podemos ver porque algunos “lo trajeron a Jesús”, no fue su iniciativa. A veces a la adversidad, se le permite ser más grande de lo que en realidad es. Desde su condición, Jesús ministró y acompañó a éste hombre en su proceso de sanidad y restauración, ése es nuestro Señor y salvador. 

Devocional: Jesús sana a un ciego en Betsaida

Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase. Entonces, tomando la mano del ciego, le sacó fuera de la aldea; y escupiendo en sus ojos, le puso las manos encima, y le preguntó si veía algo. El, mirando, dijo: Veo los hombres como árboles, pero los veo que andan. Luego le puso otra vez las manos sobre los ojos, y le hizo que mirase; y fue restablecido, y vio de lejos y claramente a todos”, Mr. 8:22-25.

Consideremos inicialmente la vida del ciego. No sabemos cuánto llevaba así, ni el origen de su enfermedad, lo más seguro es que era un mendigo, quizá no tenía familia ni trabajo, y si era levita no podía ser sacerdote. Él dependía de otros, y convivía con miedos ante una total y continua oscuridad. Caminar a ciegas es muy difícil. Su capacidad productividad era casi nula. 

En el Antiguo Testamento los asirios, amonitas, filisteos, babilonios sacaban los ojos a sus prisioneros de guerra; el cautiverio y la ceguera van de la mano, por ej: Sansón, quien fue llevado preso por los filisteos y le sacaron los ojos. 

La Biblia denuncia la ceguera espiritual: 2 Cor. 4:4, por la  obra del diablo, por la religión (la ley de Moisés tergiversada por ej, Jesús le dijo a los fariseos “ciegos, guías de ciegos”. Recordemos que Jesús dijo: “es necesario nacer de nuevo, para ver el Reino de Dios” y ver viene del griego "eído" que traduce además: conocer, entender, saber cómo hacer. Los amigos del ciego conocían el poder de un toque de Jesús (“le rogaron que le tocase”).

Dios es soberano y eso significa: Dueño, Señor, quien tiene todo el poder, autoridad absoluta (Dios hace cómo él quiere impulsado por su amor, él es la máxima autoridad de la creación visible e invisible). Dios hace cosas que nos sorprenden y otras que no entendemos, pero él sabe lo que hace (En éste caso: lo llevó fuera de la aldea, escupe en sus ojos, y luego impone sus manos…).

Éste milagro ocurre en dos fases o etapas (Esto nos habla de proceso, nos habla de niveles y podemos ver tres aquí: visión nula, visión media y visión óptima). Jesús impone por segunda vez sus manos (es una nueva ministración, por eso no debemos renunciar sino perseverar, porque llegará el día cuando el velo se rasgará y veremos la gloria de Dios, llegará el día cuando brillará la luz de Cristo en tu casa.

Por eso, también dice la Escritura: “más la senda del justo es cómo la luz de la aurora va en aumento hasta que el día es perfecto, más los impíos no saben en que tropiezan”.

“Fue restablecido”, restablecer del término griego "apokadsítemi" que traduce además: restituir, devolver, reponer, restaurar (es una acción que conduce a la sanidad o restauración completa de algo que ha sido dañado). Cuando nos acercamos a Jesús comienza la restauración (Cómo le sucedió al ciego). Su vida fue restituida: visión, familia, sociedad, templo, propósito de vida, su más grande satisfacción: ver a Jesús, ser tocado y transformado por su poder. 

Jesús dijo: “los limpios de corazón verán a Dios”… Tal vez la maldad ha distorsionado nuestra visión y esperanza en Dios, tal vez le hemos dado lugar al enemigo para dañar nuestra esperanza del futuro, pero él es real y fiel. 

Reflexión final: A veces no logramos discernir las circunstancias de nuestra vida, o no podemos ver de manera clara el diseño de Dios, y el potencial que Dios ha puesto en nosotros está limitado. En otras ocasiones, durante el proceso del milagro (sanidad, liberación), aparece la fatiga o decepción, y requerimos de Dios nuevas fuerzas para continuar. Pues Dios viene con restitución, Dios viene a transformar nuestra condición, él es poderoso para transformar y restaurar todas las cosas según su soberana voluntad y poder.   



Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado simultáneamente en Mensajes y sermones para predicar y Web Recursos Cristianos.  

sábado, 9 de julio de 2016

Las circunstancias del rey David: su hijo Absalón quiere quitarle el trono. Absalón es el tercer hijo de David, mató a su hermano Amnón (pues éste violó a su hermana Tamar); preparó un complot contra su padre para convertirse en el rey de Israel. Absalón representa a aquel familiar o persona cercana que nos decepciona o causa dolor. La batalla que David enfrenta ahora, es la más grande de su vida… 

“Y David subió la cuesta de los Olivos; y la subió llorando, llevando la cabeza cubierta y los pies descalzos. También todo el pueblo que tenía consigo cubrió cada uno su cabeza, e iban llorando mientras subían. Y dieron aviso a David, diciendo: Ahitofel está entre los que conspiraron con Absalón. Entonces dijo David: Entorpece ahora, oh Jehová, el consejo de Ahitofel”, 2 Sam. 15:30-31.

David enfrentó a Goliat, vivió la persecución del rey Saúl, enfrentó en muchas ocasiones a los ejércitos filisteos, a muchos enemigos, pero nunca planeó pelear contra su propio hijo, nunca esperó que su propio hijo lo traicionara. No sólo era una batalla más, era una profunda crisis personal y familiar. El hacer la voluntad de Dios, no significa ausencia de obstáculos en el proceso, lo que Dios si nos asegura es que estará con nosotros todos los días hasta el fin. El rey David vivió momentos difíciles, al final Dios lo fortaleció y ayudo…

La estrategia del rey David ante la batalla, fue la adoración, fue buscar a Dios. Sube a los olivos. Llamado el monte de los olivos por la abundancia de éstos allí. Requiere esfuerzo subir. El árbol de olivo simboliza fortaleza, abrigo y bendición. El monte de los olivos fue un lugar preferido por Jesús, allí enseñaba a sus discípulos (revelación), allí oraba (comunión), allí se fortaleció en oración (renovación) para ir a la cruz. 

Es interesante cómo subía el rey David: “llorando” indica el dolor de su corazón por la traición de su hijo, y las consecuencias de ésta batalla, “con la cabeza cubierta”, “con los pies descalzos” como los prisioneros de guerra, “Todos iban llorando mientras subían” a veces toca subir así, a veces los nuevos niveles que Dios tiene para nosotros están precedidos de un difícil ascenso…

El rey David se entrega a la adoración (Vrs. 32). “…David llegó a la cumbre del monte para adorar allí a Dios, he aquí Husai arquita le salió al encuentro…”. La Biblia nos enseña esto una y otra vez: fortalezcamos nuestras fuerzas adorando al Señor, contemplemos Su grandeza, en vez de detenernos a mirar los problemas.

Husai significa “que se apresura”, siervo incondicional de David, que se identifica con la condición del Rey, que se apresuró a buscarlo y manifestarle su apoyo, éste hombre sería instrumento para la posterior victoria. Mientras adoramos, Dios se ocupa de nuestra situación y nos bendice.

La “Cumbre” nos habla de la cima, de la parte más alta del monte, alturas, allí se construían las fortalezas, lugar de protección. La adoración es cobertura, es protección, Dios se levanta a tu favor. La Biblia enseña que David cantó el Salmo 3en éste difícil tiempo, y allí expresó: “Mas tu Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria y el que levanta mi cabeza, clamé a Jehová y él me respondió…”. 

Las crisis deben empujarnos a fortalecer nuestra vida de oración. El aliado de Absalón, Ahitofel significa: hermano de hablar necio, locura, ruina, necedad. Era un consejero del rey David, pero ahora es consejero de Absalón, y David que hace? Ora. Ante las adversidades, debemos crecer en oración.

David fue empujado por los problemas hacia éste monte. Dios sabe que cosas debemos enfrentar, Dios no evitó la cruz para Jesús, pero lo fortaleció para enfrentarla, y luego le dio un nombre sobre todo nombre, lo exaltó hasta lo sumo. En éste monte (circunstancia o momento), Jesús y David sembraron lágrimas, pero ambos alcanzaron la victoria. Finalmente Absalón muere, Ahitofel se suicida y David vuelve a reinar, Dios le da la victoria.

Reflexión final: Dios nos recuerda la manera de enfrentar las crisis, los problemas, las decepciones, aquellas circunstancias que nos decepcionan o causan dolor… adora a Dios, elévate por encima de las dificultades a través de tu comunión con Dios, como las águilas, que cuando viene la tormenta se levantan por encima de ella.  

Te invitamos a leer: "MATRIMONIO: UNIDOS POR DIOS".  


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado simultáneamente en Mensajes y sermones para predicar y Web Recursos Cristianos.  

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES