lunes, 31 de octubre de 2016

La Biblia nos dice según Éxodo 3:1-2a “Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios. Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza”. 
Dios no se olvida de ti. Podemos ver que han transcurrido cuarenta años desde que Moisés salió huyendo de Egipto, y se refugió en la región de Madián, para ese tiempo está casado con Sefora, y tiene un hijo a quien le puso por nombre: Gersón, término que significa “forastero soy en tierra ajena” (Éxodo 2:22), y esto revela en buena manera lo que estaba Moisés experimentando: estaba muy lejos de su tierra, en un pueblo extranjero, no volvió a relacionarse con sus padres, y vive con nostalgia en su alma.  


Para ese entonces Moisés es pastor de ovejas, y debemos tener en cuenta los detalles que la Biblia nos brinda, por ejemplo nos enseña que: eran “las ovejas de Jetro su suegro” (no eran de él, aunque habían transcurrido muchos años a Moisés no le había ido bien), y también nos dice la Escritura que las “llevó a través del desierto”, de manera que vemos un camino difícil: hay calor de día, mucho frió en la noche, diversos peligros, soledad, entre otros,. Pastorear ovejas a través del desierto no era cosa fácil ni liviana.
Además debemos pensar que para Moisés han transcurrido cuarenta años, ya tiene una familia, vive muy lejos del territorio de sus padres y es pastor de ovejas, y lo más seguro es que en su mente y en su corazón ya no laten con fuerza los sueños de ser el libertador de Israel, ya no anhelaba ser un gran líder y un poderoso instrumento del Señor. 
Lo más probable es que había olvidado aquellos planes y deseos. Pero el Señor no, aunque había fallado, aunque estaba lejos en un desierto, aunque había cumplido ochenta años de edad, el Señor Dios no lo había olvidado, ni lo había desechado. 



La Biblia nos enseña que Moisés “llegó hasta Horeb, monte de Dios”, el término "Horeb" significa: desolado, seco, desierto. La Escritura lo presenta como “monte de Dios”, lugar de manifestación divina. Es un espacio donde no hay muchas voces, ni distracciones, soledad en la que el Señor se manifiesta, y ámbito al cual a veces nos lleva para que escuchemos sólo Su voz y en medio del “desierto” donde reconocemos nuestra débil condición y nuestra gran necesidad de él. 
El Señor se le aparece a Moisés allí, a sus ochenta años, en un escenario y modo que ninguno de nosotros esperaría. Pero así es el Señor, él se manifiesta cuando él quiere, y dónde él quiere (de acuerdo a Sus propósitos y perfecta voluntad), él es Dios todopoderoso y soberano. Vemos también que Moisés (por el fracaso del pasado) huía de la gente, de grandes responsabilidades, de cualquier posible liderazgo, pero no podía esconderse de Dios. Por eso el salmista nos dice: “¿a dónde huiré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Dios es Todopoderoso. 
Conclusión: Cuando hemos cometido equivocaciones significativos en nuestra vida o  servicio al Señor, o hemos vivido decepciones, somos tentados a huir, a no intentarlo una vez más, o pensamos en olvidar lo que un día soñamos. Sin embargo, la Biblia nos enseña que Dios es restaurador, él no desecha ni olvida a sus hijos y vuelve a convocarlos a su plan celestial, animándolos y depositando en ellos Su poder. Adelante, acércate al monte de Dios (quiero decir a Su presencia) y él te hablará y te enviará con un nuevo nivel de gloria y poder. Dios no se olvida de ti
Te invitamos a leer: "DIOS ES NUESTRO PROVEEDOR".

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Web Recursos cristianos. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar  - Dios no se Olvida de ti  

sábado, 29 de octubre de 2016

NUEVO LIBRO: HEALING FOR THE WOUNDED SOUL (Sanidad para el alma herida).

Somos creación de Dios y él quiere restaurar y sanar las heridas del corazón humano. Hay una serie de experiencias que han marcado nuestro corazón a lo largo de la vida y éstas vivencias o marcas influyen notablemente nuestra actualidad. Cristo ha venido para salvarnos y también para sanar el corazón herido.

En la siguiente dirección puedes ver el libro: “HEALING FOR THE WOUNDED SOUL” Sanidad para el alma herida  (Pastor Gonzalo Sanabria)  

Lucas 5:12-15 “Y aconteció que estando en una ciudad, he aquí un hombre lleno de lepra, el cual viendo a Jesús, se postró sobre su rostro, y le rogó, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Y extendiendo su mano, le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante la lepra se fue de él. Y Él le mandó que no lo dijese a nadie; Pero ve, le dijo, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu limpieza, como mandó Moisés, para testimonio a ellos. Pero su fama mucho más se extendía, y grandes multitudes se reunían para oírle, y ser sanados por Él de sus enfermedades”.

Tema autorizado para ser publicado simultáneamente en:  www.mensajesysermonesparapredicar.blogspot.com y
 www.webrecursoscristianos.wordpress.com  

jueves, 27 de octubre de 2016

Según la Biblia a esta altura Moisés tiene cuarenta años de edad, y por unos treinta y cinco aproximadamente fue educado en la corte con los mejores maestros y asesores del imperio egipcio. El texto de hoy (Éxodo 2:11-12) nos dice “él salió a visitar a su hermanos hebreos”, de manera que él ya sabía que su origen era hebreo y que el pueblo bajo opresión era su pueblo. Todos aquellos años de educación y formación en Egipto no lograron diluir su identidad como hebreo. 
Esto es muy importante, debemos mantener nuestra identidad como pueblo del Señor por encima del contexto en el que nos estemos, ya que ante todo somos “real sacerdocio, nación santa, linaje escogido para anunciar las virtudes de nuestro Dios”. 
Éxodo 2:11-12 “En aquellos días sucedió que, crecido ya Moisés, salió a visitar a sus hermanos. Los vio en sus duras tareas, y observó a un egipcio que golpeaba a uno de sus hermanos hebreos. Entonces miró a todas partes, y viendo que no había nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena”. 
La Escritura nos enseña que Moisés, quien “era poderoso en palabras y obras”, era testigo de la manera en que un egipcio maltrataba a un hebreo y motivado por su ira y deseo de justicia por sus propias manos, habiendo observado que no había testigos por allí, se arrojó contra el egipcio y lo mató. Pienso que como actuó Moisés, en muchas ocasiones nosotros impulsados por el enojo u otras pasiones, actuamos apresuradamente, y nos provocamos un gran daño y también lastimamos a otros. 
Y como Moisés que escondió el cuerpo en la arena, nosotros queremos justificar, cubrir o esconder nuestras acciones y errores.
Debemos reconocer que en nuestra mente hay muchos conceptos de la Biblia, de tal manera que podemos tener largas y diversas conversaciones teológicas, pero debemos reconocer que buen número de veces, nuestro diario vivir no se ciñe a ese conocimiento teológico ¿por qué? Porque nosotros necesitamos más que un conocimiento, esto es, revelación divina, el temor de Dios en nuestro corazón y una comunión sencilla pero consciente, sincera y constante con él. Es muy importante nuestra comunión con Dios.
La Biblia nos deja ver que Moisés pensaba que sus hermanos hebreos habían entendido ya que él era el libertador (Hechos 7:25), pero ellos no lo habían comprendido así. Lo más seguro es que en sus primeros años antes que su madre lo entregará a la hija de faraón, Moisés fue enseñado y había asimilado la razón de su vida en la tierra: sería el libertador de los israelitas. 
Sin embargo Moisés como cada uno de nosotros tenía que aprender a caminar en los tiempos del Señor y comprender que la obra de Dios no se hace “ni con fuerza, ni con ejercito, sino con el Santo Espíritu de Dios”. Él tenía que aprender a seguir a Dios y hacer las cosas según la dirección divina. 
Moisés ante éste error y fracaso (es decir aquel homicidio) huye y va a vivir como extranjero en la tierra de Madián, es muy significativo ver que éste nombre Madián significa: disputa, y revela como estaba el corazón de Moisés, pues luchaba con su llamado, con su futuro, con lo que acababa de suceder en su vida. Pero el Señor estaba al tanto de lo que estaba sucediendo y sabía lo que había de hacer, visitaría a Moisés, lo llamaría, y restaurado lo enviaría a cumplir con aquel maravilloso propósito para el cual lo había creado. 
Conclusión: Es muy importante que nos acerquemos cada vez más al Señor, y procurar conocerle más allá de un conocimiento bíblico. Debemos perseverar a pesar de los errores y tropiezos, Dios nos restaurará y guiará al cumplimento de aquello para lo cual fuimos diseñados, nada iguala la plenitud que se experimenta cuando hacemos aquello para lo cual Dios nos creó. Adelante, el Señor está contigo. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Web Recursos cristianos. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar  - Dios No te Abandonará 

lunes, 24 de octubre de 2016

Debemos tener en cuenta que el faraón había decretado que todo hijo de los israelitas que naciera debía morir, él había decretado: “Echad al río a todo hijo que nazca”. Podemos ver aquí una constante labor del reino de las tinieblas:, la cual es destruir las nuevas generaciones que servirán al Señor; lo vemos aquí en Éxodo uno y en Mateo dos cuando Herodes mandó a matar a todos los niños menores de dos años en la ciudad de Belén y en todos sus alrededores. 

Los planes y estrategias del reino de las tinieblas son diversas, multiformes y crueles, y todas estas cosas se convierten en un desafío para los padres en la actualidad, pues en todo éste escenario debemos enseñar a nuestros hijos el consejo del Señor. 

Éxodo 2:1-2 “Un hombre de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví, la que concibió y dio a luz un hijo, al ver que era hermoso, lo tuvo escondido durante tres meses”.

Es muy interesante que los padres de Moisés pertenecían a la tribu de Leví en Israel, lpues ésta más adelante se convertiría en la tribu del sacerdocio. También debemos destacar aquí que cuando una pareja se va a casar, debe haber unidad en cuanto a la fe, en la visión ministerial, en la pasión por Dios, ya que cuando hay ausencia de estos elementos se producirán grandes dificultades y diferencias. 
También debemos notar que los nombres de los padres de Moisés: Amram y Jocabed, que significan "gente exaltada" el primero y "Jehová es gloria" el segundo, nos dejan ver la devoción y fe de los abuelos de Moisés y de Jocabed a pesar del yugo de esclavitud egipcia (vemos entonces tres generaciones de fe, ejemplo que debemos seguir). 
Sin duda los padres de Moisés viven una mezcla de sentimientos y emociones, por un lado mucha felicidad, porque iba a nacer un nuevo hijo, y por otra lado el temor ante el mortal decreto del rey egipcio. El texto bíblico de hoy destaca que ellos “le vieron hermoso”, sin embargo es cierto que para todos los padres sus hijos son hermosos. Por eso podemos concluir que estos padres pudieron ver algo más en Moisés, ellos pudieron vislumbrar el plan del Señor con él. La fe nos permite ver milagros, como les sucedió a Elías y a la viuda de Sarepta de Sidón. 
La Biblia en la carta a los Hebreos destaca y valora la fe de los padres de Moisés, pues nos dice “por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres… porque lo vieron niño hermoso y no temieron el decreto del rey” (Hebreos 11:23), fueron tres meses muy difíciles donde protegieron y escondieron al bebe. Al reflexionar en cómo planearon la arquilla, el encuentro con la hija de faraón en el río Nilo, y cómo la propia madre de Moisés se controvertiría en nodriza del bebe por orden de la misma hija de faraón, quien pagaría por sus servicios, vemos que actuaron con fe y con inteligencia espiritual y el Señor Dios fue propicio a aquella confianza. 
Debemos notar que el bebe fue llamado Moisés, que significa: salvado de las aguas, entonces ¡El lugar que según el rey egipcio era el lugar de muerte, el Señor lo usó como lugar de vida! Por eso como padres debemos proteger y cubrir a nuestros hijos con oración, sabiduría e instrucción de Dios, y sin duda, con el mejor sermón que podemos dar: un ejemplo piadoso en la casa. Sí hacemos estas cosas, el Señor hará el resto en nuestros hijos para su gloria. 
Conclusión: Nuestra fe en el Señor se hace evidente mediante actos coherentes en nuestra vida diaria, y es fortalecida en la comunión con él. La fe nos lleva a vencer la adversidad y los miedos, nos conduce a la victoria en Jesucristo. ¡Dios gracias por conducirnos a tu propósito, y por todas tus bendiciones!

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Web Recursos cristianos. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar  - Somos un Plan de Dios - 

jueves, 20 de octubre de 2016

A la luz del texto de hoy Éxodo 1 José había muerto y se levantó un nuevo faraón en Egipto que no conoció a José. La nación de Israel se había multiplicado y eran muchos y fuertes en extremo. El faraón egipcio planeó someterlos a trabajos arduos y pesados, edificando dos ciudades. para él. 
Sin embargo nos dice la Biblia que “cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban”, es muy interesante ver que ésta misma situación se ha dado en varios momentos de la historia del pueblo del Señor (por ejemplo: durante los tres primeros siglos la iglesia de Cristo, fue intensamente perseguida, pero a pesar de eso logró impactar el mundo conocido). 
Por eso podemos concluir entonces que a mayor persecución, mayor crecimiento y multiplicación del pueblo de Dios… “Pero cuanto más los oprimían, tanto más se multiplicaban y crecían, de manera que los egipcios temían a los hijos de Israel” Éxodo 1:12.
La Biblia también nos dice: “Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu Santo de Dios reposa sobre vosotros” (1 Pedro 4:14), y esto podemos verlo por ejemplo cuando la iglesia del primer siglo fue perseguida y experimento gran oposición, pues la unción de Dios que vino a reposar sobre ellos y sobre sus líderes en gran manera, manifestándose con prodigios, milagros, maravillas y señales sobrenaturales. Entonces por eso debemos gozarnos y prepararnos para las bendiciones del cielo y un nivel mayor de gloria y respaldo de Dios, cuando seamos calumniados, obstaculizados o cuestionados por hacer la voluntad divina. 
La expresión “de manera que los egipcios temían a los hijos de Israel”, nos indica que el respaldo poderoso del Señor sobre Israel, producía temor en los corazones egipcios (el pueblo hebreo crecía de manera exponencial a pesar de los planes del faraón egipcio).
Podemos ver entonces la mano del Señor actuando de manera sobrenatural para cumplir lo que había prometido: “no temas descender a Egipto, porque allí haré de ti una gran nación” (Génesis 46.3). De algo debemos estar seguros y confiados: el Señor no miente, él cumple sus promesas, aunque el diablo procure con sus planes y maquinaciones detener el plan de Dios. El Señor hará su voluntad a pesar de toda adversidad.
Nota especial: En algunos días estaremos promocionando nuestro nuevo libro: “Sermones para predicar, tomo 3”. Quiero invitarte a suscribirte en Amazon, sí aun no lo has hecho, y así podrás aprovechar las promociones gratuitas de nuestros libros. En total hemos publicado más de veinte textos. Además descarga la aplicación gratuita para que almacenes todos los libros en tu equipo y para que sigas aprovechando nuestras promociones. Los dos pasos a seguir son:

a) Inscribirte en Amazon (con tu correo electrónico) y guarda la  contraseña que das allí para que vuelas a entrar y bajar nuestro próximo libro gratis, hazlo aquí en: INSCRIBIRME EN AMAZON. 

b) Descarga la aplicación gratuita de Amazon, sólo haz click en descargar y listo aquí en: DESCARGAR APLICACIÓN GRATUITA. 

 
La Biblia nos enseña que el temor en el corazón de los egipcios se evidenciaba a través de acciones muy puntuales, como: la persecución, el trato con dureza, la opresión y  las limitaciones al crecimiento del pueblo israelita. En muchas ocasiones el trato severo y la actitud altiva no es otra cosa que un escudo o muro de defensa, que procura esconder el miedo o temor.
Conclusión: Los planes del Señor con cada uno de sus hijos son grandes y maravillosos. Sin embargo el diablo intentará por diversos medios estorbar o detener los propósitos del cielo, pero Dios moverá su diestra a nuestro favor, pues al final lo que él se ha propuesto lo hará. Por eso, avanza, camina, no te desalientes, sólo sigue a Aquel que sabe el camino que te lleva al plan divino diseñado en el cielo para ti. Dios está contigo. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Web Recursos cristianos. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar  - Dios cumple sus promesas - 

martes, 18 de octubre de 2016

(Sí no puedes ver el tema completo, sólo haz click en el título). Podemos ver aquí un hermoso cuadro: Jacob en su vejez, José su hijo, Efraín y Manasés sus nietos. Vemos entonces tres generaciones, al leer las Escrituras Dios nos enseña que él es Dios de generaciones, por ejemplo a Moisés el Señor dijo: “Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob”. Entonces el Señor desea que nosotros lo sigamos, y también toda nuestra descendencia... 

jueves, 13 de octubre de 2016

A la luz del texto de hoy vemos que José el hijo de Jacob, ha contado con el respaldo sobrenatural del Señor. De tal manera que es autoridad principal en aquella tierra, era aquel que vendía trigo a todo el mundo conocido (Génesis 42:6). Ahora era un hombre de gran poder y el faraón tenía total confianza en él; entonces desde el punto de vista natural, José estaba en su mejor tiempo. Sin embargo, ahora aparecen sus hermanos (trayendo con ellos los dolorosos y amargos recuerdos de la adolescencia de José)…
Génesis 42:7, 9 “José reconoció a sus hermanos en cuanto los vio; pero   hizo como que no los conocía, y hablándoles ásperamente les dijo: ¿De dónde habéis venido?… De Canaán, para comprar alimentos… y les dijo: Espías sois”.  
Podemos ver que como cualquier persona José reacciona ante sus hermanos de acuerdo al dolor de las heridas que le produjeron en el pasado (y éstas heridas no habían sido sanadas), para ese entonces han transcurrido 22 años aproximadamente, y José los recibió y trató con indiferencia, aspereza, además los acusó de ser espías y por eso los envió a la cárcel por tres días (Génesis 42:17). 
Estas actitudes nos dejan concluir que el simple paso del tiempo no sana las heridas, pues quien en realidad sana las heridas del corazón se llama Jesucristo el Señor. El perdón sana le corazón lastimado. 
También podemos ver que las reacciones de José son un espejo de las nuestras cuando no hemos perdonado de corazón. La indiferencia (“él hizo como que no los conocía”) con la cual se pretende ignorar o negar la realidad, la aspereza (“él les habló ásperamente”) con la cual se pretende demostrar la ausencia de cualquier debilidad o fragilidad, y la falsa acusación y encarcelamiento. 
Son estos actos con los cuales quizá quería José que sintieran el dolor que él vivió cuando lo lanzaron a una cisterna (son deseos de venganza o justicia propia, muy ocultos en el corazón herido, al igual que aquellos deseos de fracaso ajeno por las injusticias recibidas). Pero Dios nos aconseja perdonar de corazón. Perdonar es liberar nuestro corazón y es dejar de aferrarse al daño de otro, por eso perdonar es liberar.

(Nota especial: Quiero informarte que estamos elaborando el tercer tomo de la serie “Sermones para predicar”. En un par de semanas les presentaré dos portadas y esperaremos su voto para seleccionar la definitiva. Contamos con sus oraciones y apoyo. Muchas gracias).
Es muy interesante ver que es posible continuar viviendo, lograr éxitos y poderosas metas, y aun llegar a gobernar con un corazón herido y lastimado. A pesar de los grandes metas alcanzadas, José requería la sanidad de su propio corazón, y es el Señor Dios quien prepara el escenario para esa sanidad. No importa cuanta unción llegues a tener, o cuan prospero llegues a ser, o los niveles de autoridad a los cuales el Señor te permita llegar, siempre el ser humano estará aprendiendo y siendo procesado por las manos del Alfarero Divino. Él sabe lo que hace. 
Es muy importante que ésta sanidad venga, que el cristiano la acepte y asimile, pues de lo contrario, el corazón lastimado dañará a los que están bajo su dirección, por su inseguridad provocará deserción en sus filas y conducirá al caos y fracaso a aquellos que dirige (sea su familia, iglesia, empresa, ministerio, profesión, etc.).
Conclusión: Perdonar es liberar. El perdón es un estilo de vida nos acerca al Señor, nos libra de la raíz de amargura, de la tristeza y trae sanidad y libertad. El perdón nos conduce por el camino del plan divino, y esa sanidad, esa libertad, será cada vez más fuerte y como un bálsamo de Dios que nos impulsa y fortalece a seguir por la senda que Dios ha trazado para nuestra vida. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Web Recursos cristianos. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar  - Perdonar es Liberar | La falta de perdón causa amargura -  

lunes, 10 de octubre de 2016

a) Bendiciones de Dios para Israel, 1 Corintios 10:1-4. 

“Mas no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron a través del mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar; y todos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la Roca espiritual que los seguía, y la Roca era Cristo”

La primera palabra “porque” enlaza directamente éste capítulo con el anterior. Ahora el apóstol va usar un ejemplo de fracaso por no oír ni atender las instrucciones divinas. Pero antes de poner a Israel como aquel ejemplo, el apóstol menciona varias bendiciones que el pueblo tuvo mientras iba por el desierto: 

Estuvieron bajo la nube” lo que nos habla de la dirección divina.
Pasaron el mar” nos recuerda aquella liberación poderosa y sobrenatural con el mar rojo por delante y el ejército egipcio que los perseguía.
Todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar” destaca la relación entre ellos y el líder constituido y guiado por Dios.
Comieron el mismo alimento espiritual” haciendo referencia al maná que descendía del cielo, alimento sobrenatural y llamado por la Biblia “Pan de nobles y trigo de los cielos” (Salmo 78:25).       
La misma bebida espiritual” refiriéndose al agua de la roca, en sentido espiritual toda esa provisión venia de la roca espiritual que era Cristo.   

b) Es vital valorar lo que Dios nos da, 1 Corintios 10:5.

Con todos estos beneficios cualquiera aseguraría la llegada de Israel a la tierra prometida. Pero lamentablemente la mayoría del pueblo desagradó a Dios por su queja, rebelión y dureza de corazón, y por eso esa inmensa mayoría quedo esparcida por el desierto, todos los mayores de veinte años murieron allí. Entonces podemos concluir que no se trata de cuantas bendiciones Dios nos asegura, sino de que porcentaje de nuestro corazón rendiremos en verdad al Señor.   


(Nota especial: Te contamos que ya está disponible nuestro nuevo libro en inglés, es la traducción de "Sanidad para el alma herida", puedes verlo y adquirirlo aquí en: HEALING FOR THE WOUNDED SOUL"). 


c) Razones del fracaso de Israel camino a la tierra prometida, 1 Corintios 10:6-10. 

El apóstol Pablo expone ahora algunos ejemplos de Israel para que no hagamos lo mismo, pues aquellos comportamientos y actitudes fueron el obstáculo por el cual aquella generación no entró a la tierra prometida, veamos:

No codiciemos cosas malas” (versículo 6) nos habla del deseo que Israel tuvo por volver a Egipto y comer el pan de allí (menospreciando así el pan que caía del cielo, el maná). Cuidémonos para no codiciar o desear con nostalgia la vida pasada o aquello que el mundo sin Dios ofrece, haciendo a un lado el verdadero Pan de Vida (Jesucristo el Señor).

Ni seáis idolatras” (versiculo7) refiriéndose a aquel momento junto al monte Sinaí cuando los israelitas construyeron y adoraron un becerro de oro (En Egipto se adoraba al dios Apis, con figura de toro, dios de la fertilidad, el sol y el río Nilo). Todo aquello que se levanta en el corazón y desplaza a Dios es un ídolo.  

Ni forniquemos” (versículo 8) en referencia al evento ocurrido entre Israel y las mujeres de Moab. Por consejo de Balaam, el rey moabita Balac envió sus mujeres a seducir a los israelitas quienes pecaron con ellas y adoraron a Baal-peor, cuyo culto era obsceno y desordenado.  

Ni tentemos al Señor” refiriéndose al momento en el que Israel desafía la fidelidad y bondad de Dios a lo largo del desierto. Se unen para expresar su descontento contra la voluntad de Dios y el liderazgo de Moisés. 

Ni murmuréis” El pueblo se reunió para hablar contra Moisés y Aarón culpándolos por los resultados y por los juicios de Dios a causa de su rebelión. De ésta manera Pablo concientiza la actitud de los corintios hacia sus líderes espirituales. 


d) Advertencias y prudencia, 1 Corintios 10:11-13.

El relato de aquellos acontecimientos ha sido escrito para advertirnos y ayudarnos, pues si tenemos esto en cuenta, sus errores nos habrán servido para no experimentar el fracaso que ellos vivieron. El que piensa estar firme, mire que no caiga, esto es para aquellos que no tienen conciencia del débil o que usa su libertad afectando al otro.

Dios por cusa de su fidelidad ha establecido que el creyente no se atentado más allá de lo que puede resistir, más bien ha diseñado la provisión para el cristiano tenga la salida y pueda soportar tal situación. Esta es una poderosa promesa de victoria ante la dura prueba o difícil adversidad.       

e) Participar de la cena del Señor fortalece la unión con Cristo, 1 Corintios 10:14-17. 

El consejo de Dios es enfático: “Huid de la idolatría”. Seguramente esta frase sorprende a los creyentes de Corinto, pero el mandamiento del apóstol es “huye inmediatamente”. El apóstol enseña que el hecho de comer de la misma mesa ofrecida a cualquiera implica unión con aquel a quien se dirige el culto. Participar de la Cena del Señor es fortalecer nuestra unión con Cristo. 

Por todas estas razones el creyente no debe participar de la carne ofrecida a los ídolos en una fiesta pagana como las que celebraban en Corinto. Para el apóstol participar es compartir, es identificarse con aquel a quien se rinde culto, por tanto en esto no puede aplicarse el argumento de la libertad.           

f) No os hagáis participes con los demonios, 1 Corintios 10:18-22.

Las fiestas paganas terminan ofreciendo sus sacrificios a los demonios. No porque el ídolo sea alguna divinidad, sino que las personalidades demoniacas usan todas estas cosas para separar cada día más a los hombres del verdadero y único Dios. Por todo esto los corintios deben apartarse y evitar participar de la mesa de los demonios, pues no debe la iglesia provocar a celos al Señor, como hicieron los israelitas por el desierto.

g) Debemos hacer todo para edificación, 1 Corintios 10:23-27. 

El apóstol Pablo habla respecto a la carne comprada en el mercado de Corinto, y nuevamente enseña el principio que debe regir nuestras decisiones y comportamientos, el cual es el amor, aquel que no hace daño al prójimo “aquel que no busca su propio bien, sino el del otro”. Lo que hacemos debe ser de edificación y no de destrucción.

Pablo también enseña que la persona puede comprar y comer cualquier carne que vendan en el mercado, sin andar investigando cual es el origen de la misma, así mismo cuando sean invitados a comer, para no perturbar su conciencia. A continuación el apóstol hace una aclaración.          

h) Cristo debe ser glorificado en todo, 1 Corintios 10:28-33.  

El hijo de Dios debe tener siempre presente que su vida debe glorificar el Nombre del Señor. Una de las cosas que debe hacer es respetar la conciencia del débil. Pablo presenta un argumento lógico: No podemos agradecer por aquello que ofende a un hermano. Termina diciendo “Hacedlo todo para la gloria de Dios” recordándonos que al final esto es lo más importante.         

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. - Cuidado Con la Idolatría - Evita los ídolos - 


Te invitamos a leer: “LOS PLANES DEL SEÑOR SON PERFECTOS”.    


TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

DESCARGA GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

Adquiere nuestro libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES