jueves, 19 de mayo de 2016

Resistir el modelo de Dios endurece el corazón, Romanos 11:7-10.       

Israel buscaba justicia por sus propios medios y desechó el modelo de Dios por su gracia, por tanto no se sometieron a la justicia del Señor, de manera que sus corazones se endurecieron. No seguir el camino de Dios, es emprender el nuestro y éste camino siempre dejará insatisfacción, decepción y dolor.    

(No responder al llamado de Dios trae tristes resultados) Cuando alguien decide seguir su propio razonamiento, desechando el consejo y diseño de Dios, el resultado es dureza de corazón, ceguera, aturdimiento y confusión. Se pierden las bendiciones de la mesa, hay caídas frecuentes en el camino y fatiga ante el trabajo estéril.    

Por la transgresión de Israel la salvación vino a los gentiles, Romanos 11:11-15.       

La transgresión de Israel a la que se refiere Pablo es su incredulidad. En su soberanía y conocimiento Dios sabía la actuación de Israel sin impulsar semejantes acciones; pero eso lo usaría el Señor para enviar la salvación a los gentiles. Con esto se espera provocar a celos a Israel y lograr la salvación de algunos.  

Vemos una vez más la soberanía y poder de Dios para transformar una dificultad en una gran victoria. Una adversidad en las manos divinas es transformada en una herramienta para el logro de los planes del Señor.  
      
Los gentiles deben cuidarse del orgullo, Romanos 11:16-21.        

Pablo usa palabras como “las primicias… y la raíz” para referirse a Abraham, Isaac y Jacob. La masa y las ramas hacen referencia al pueblo de Israel que salió de los lomos de los patriarcas. Son santos, esto es escogidos, separados para Dios.    

Los gentiles han sido injertados en el olivo genuino y participan de la rica savia del olivo. Pero esto no debe producir orgullo y jactancia ante las otras ramas, pues es la raíz la que sostiene a las ramas, no seas orgulloso, ya que así como Dios no perdonó a las ramas originales, tampoco te perdonara a ti.    




Bondad y severidad de Dios, Romanos 11:22-24.       

El apóstol Pablo anima al gentil a permanecer en la bondad de Dios, esto es mantener la fe y un corazón obediente, pues el Señor cuida de aquellos que en él confían. Lo contrario hará que Dios corte la rama orgullosa y autosuficiente. Poderoso es Dios ante la fe de los israelitas para volver a injertarlos en el buen olivo pues son las ramas naturales. Dios es bueno y siempre está dispuesto para restaurar. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: “JESÚS SIGUE HACIENDO MILAGROS”.    


No responder al llamado de Dios trae tristes resultados.  

2 comentarios:

  1. Hay que ser fiel a Dios, para que el siga teniendo misericordia con todo nosotros. No te Resista al llamado de Dios.

    ResponderEliminar

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES