miércoles, 5 de noviembre de 2014

JESÚS SIGUE HACIENDO MILAGROS
Introducción: La Biblia nos enseña que Moisés: “se sostuvo como viendo al Invisible”, por lo cual decidió dejar Egipto no temiendo la ira del rey. Pudo atravesar el desierto y llegar a su destino porque depositó su confianza en la protección de Dios, con los ojos de la fe veía al Invisible, Aquel que lo guardó y finalmente lo llamó y usó poderosamente. Por nuestra fe en Dios podemos vencer los miedos, superar los obstáculos y adversidades, y cumplir el llamado del Señor. Avanza, Dios está contigo…
    
JESÚS SIGUE HACIENDO MILAGROS

I. EL PODER DE DIOS ESTÁ SOBRE TODA CRISIS, Lucas 6:6.  

A. La condición del hombre: enfermo, impotente y señalado. 

Nota: Tenía “seca” la mano derecha, otras versiones dicen: “atrofiada”, “tullida”, “paralizada”, “encogida”. No sabemos la causa exacta, ni el tiempo que llevaba en ésa condición. Para la mente judía, esto debía ser un juicio por su pecado… Seguramente se sentía apocado, impotente, señalado, frustrado, en algunos momentos se sentía inferior. Un libro apócrifo judío añade que él era albañil, por tanto su mano derecha paralizada no le permitía ganar el sustento de su casa. Te invito a leer: "Victoria Ante La Crisis".       

B. Nuestros ojos deben ver el poder de nuestro Dios.  

Nota: En la sinagoga no había cualquier maestro, era Jesucristo, el mesías, el Hijo de Dios, Dios mismo, estaba allí enseñando. Sin embargo, el hombre seguía sentado, con su mano seca, pero Jesús fue allí y él sabía que un milagro ocurriría, él veía una sanidad en la sinagoga, su fe estaba basada en lo que veía hacer al Padre.

II. LA FE EN DIOS SUPERA LA OPOSICIÓN INTERNA Y EXTERNA.

A. Evitemos el conformismo y la ansiedad.

Nota: Éste hombre estaba buscando a Dios a pesar de su crisis. Fue a la sinagoga a adorar a Dios, a escuchar su palabra, quizá ya no esperaba el milagro, pero cuando perseveramos con fe, Dios hará las cosas de acuerdo a su voluntad y en su tiempo. Fe es expectativa.


B. Rechaza el señalamiento y el menosprecio, Lucas 6:7, 9. 

Nota: En la sinagoga habían escribas y fariseos, esperaban sí Jesús lo iba a sanar en día de reposo (lo veían con el poder para sanar, pero no lo querían ver como el Mesías). Ellos “le acechaban” como ladrones o fieras junto al camino; son los enemigos de la gloria de Dios. Usan la calumnia, la mentira, y en nombre de la religión son duros de corazón, pues la Biblia en Mr. 3 nos dice: “entonces, mirándolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones”. Vamos a encontrarnos con personas de corazón duro, ante lo que Dios quiere hacer en nuestras vidas, pero persevera, pues al final Dios hará su voluntad y cumplirá su propósito. Ten presente: Jesús sigue haciendo milagros, él es Dios todopoderoso y no cambia.     

III. PUEDES DEPOSITAR TODA TU CONFIANZA EN JESÚS. 

A. El Señor Jesús lo sabe todo, Lucas 6:8. 

Nota: Había pensamientos en la mente de los escribas y fariseos, pensamientos en la mente del enfermo, pero “como son más altos los cielos que la tierra, así son los pensamientos de Dios, más altos que nuestros pensamientos”, él no esperaba que ése fuera el día de su milagro…  

B. La fe en las palabras de Dios, nos hace avanzar, Lucas 6:8.   

Nota: Observemos varias cosas importantes aquí:

1. Jesús le dice: “levántate”, palabra que usamos cuando alguien ha caído, está dormido, postrado o sentado... Es una invitación de Dios a salir de esa condición.   
2. “Ponte en medio”, es decir sal de tu lugar y camina, avanza, ponte delante de todos, sal de tu refugio o escondedero. 
3. La fe es dinámica, no pasiva ni medrosa, ella avanza siguiendo la dirección de Dios, ella avanza viendo a Dios.

        C. El señor Jesús es Todopoderoso, Lucas 6:10.  

Nota: “extiende tu mano”, esa mano no era bonita, no es algo que uno quiera mostrar, la guardaba junto a su cuerpo, pero Jesús pidió ver la mano seca… no temas mostrarle a Jesús tus debilidades, o esas cosas que quieres esconder, que te hacen sentir mal (miedos, temperamento sin control, inmoralidad sexual, doble ánimo…), porque cuando las llevamos a Dios, él nos restaura, nos sana y libera.    

Conclusión: El Señor Jesús sigue haciendo milagros, él tiene compasión de nuestra condición, acerquémonos confiadamente, derribemos los obstáculos y permitamos su obra, él sanará lo que está mal en nosotros.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)


Te invitamos a leer: 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te invitamos a leer "Estudios Cristianos":

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

Te invitamos a leer "LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO" click en la imagen:

ADQUIERE NUESTRO NUEVO LIBRO:

Conoce la maravillosa "VIDA DE JESÚS DE NAZARET":

SEMINARIO BÍBLICO A DISTANCIA, click en la imagen:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES