Entrada destacada

SERMONES ESCRITOS

. . Sermones escritos - para predicar. A continuación ponemos a tu disposición un listado de sermones escritos, temas y textos cri...

viernes, 31 de enero de 2020

Dios desea bendecirte con abundancia
(Dios desea bendecirte con abundancia). La palabra de Dios nos enseña de manera abundante acerca de las bendiciones que el Señor desea dar a sus hijos, él ha planeado una prosperidad integral, y esto incluye las bendiciones financieras.

El diseño de Dios nunca puede ser quebrantado, cuando caminamos en los mandamientos del Señor inevitablemente seremos bendecidos, tal como está escrito, pues Dios cumple todo lo que ha dicho. Te invito a leer este valioso tema:

  

Dios desea bendecirte con abundancia:

Deuteronomio 26:1-2 “Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da por herencia, y tomes posesión de ella y la habites, entonces tomarás de las primicias de todos los frutos que sacares de la tierra que Jehová tu Dios te da, y las pondrás en una canasta, e irás al lugar que Jehová tu Dios escogiere para hacer habitar allí su nombre”.   

1) En primer lugar debemos tener presente es el significado de la palabra “primicia”, éste término se traduce en la Biblia desde dos palabras hebreas: “bikkurim”: Primeros frutos; y la segunda es “Reshít” que significa: parte principal o mejor parte. De donde podemos concluir que primicia no es sólo la parte primera, sino además, la mejor parte.   

La tradición hebrea nos enseña que el agricultor salía a observar sus campos y sus respectivas cosechas, así como sus rebaños. Los primeros frutos o primeras crías y aquellos de mejor calidad eran señalados con una cinta de color y cuando estaban en su mejor punto eran recolectados para ser llevados a la casa de Dios.  

(Te invito a leer: Dios trae lo mejor para tu vida. ).


2) En segundo lugar la Biblia nos enseña que tres veces al año el pueblo de Dios presentaba sus primicias: Éxodo 34:22 “También celebrarás la fiesta de las semanas, la de las primicias de la siega del trigo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año”. Cada una de estas fiestas se correspondía con cada una de las cosechas principales del año que Israel tenía, estas son:  

La fiesta de la Pascua con la cosecha de la cebada.
La fiesta de Pentecostés con la cosecha del trigo.
La fiesta de Tabernáculos con la cosecha de la uva. 

En cada una de estas fiestas los israelitas venían al templo trayendo sus primicias o primeros frutos de sus labores.



3) En tercer lugar debemos preguntarnos: ¿Por qué el pueblo de Dios presentaba sus primicias al Señor? Son varias las razones, todas ellas importantes, algunas de estas con:  

Gratitud, reconocimiento y honra, obediencia al diseño divino, y como semilla para bendición, porque recordemos que la Biblia nos enseña que dar con generosidad abre los cielos.    

Podemos también ver por ejemplo en 2 Crónicas 31:5 “Y cuando este edicto fue divulgado, los hijos de Israel dieron muchas primicias de grano, vino, aceite, miel, y de todos los frutos de la tierra: trajeron asimismo en abundancia los diezmos de todas las cosas”.

En el contexto de este pasaje bíblico se nos enseña que el rey Ezequías promovió un despertar por las cosas de Dios en el pueblo de Israel, restauró el templo y el culto al Señor, y dictó una ley mediante la cual el pueblo debía traer sus diezmos y primicias al templo, cosa que con diligencia y mucho gozo obedeció el pueblo del Señor.   

La Biblia nos enseña que aquella acción de volverse a Dios, hacer culto al Señor y dar sus diezmos y primicias hizo que se activasen múltiples bendiciones sobre la nación y sobre el rey Ezequías:

Nos dice 2 Crónicas 31:20-21 “De esta manera hizo Ezequías en todo Judá, y ejecutó lo bueno, recto y verdadero, delante de Jehová su Dios. En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley, buscó a su Dios, lo hizo de todo corazón, y fue prosperado”. Dios es fiel y cumple sus promesas con amor y poder, él derrama abundancia de bendiciones sobre nuestros hijos.

Te invito a leer:






Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  

Dios desea bendecirte con abundancia -  

jueves, 30 de enero de 2020

Cuidado con la ruina y el hombre armado
(Cuidado con la ruina y el hombre armado). Introducción: Es muy importante tener certeza bíblica de las cosas que hacemos. Cuando caminamos en la palabra de Dios podemos estar seguros del respaldo y bendición del Señor.

Dios respalda su palabra, no nuestros argumentos o ideas, él cumple su palabra con absoluta fidelidad. A través de la Biblia se nos enseña que la voluntad de Dios es bendecirnos aun en las finanzas; debemos entonces tener en cuenta los principios que el Señor nos enseña al respecto. Veamos ahora este importante estudio:

       

Cuidado con la ruina y el hombre armado.

Proverbios 6:9-11 y 24:30-34 “Perezoso, ¿Hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño” un poco de sueño, un poco de dormitar, y cruzar por un poco las manos para reposo; Así vendrá tu necesidad como caminante, y tu pobreza como hombre armado”.

1) En primer lugar nos enseña este pasaje que la pereza, negligencia y descuido genera ruina, escasez, fracaso y empobrecimiento. La pereza es productora de escasez y ruina.    

La palabra de Dios nos enseña de manera abundante acerca de las finanzas y cuando ponemos por obra su palabra somos inevitablemente bendecidos. Es fundamental que estudiemos las Sagradas Escrituras por el Espíritu Santo, y no nos quedemos sólo con la letra, pues el que inspiró la Biblia fue el Espíritu Santo de Dios, y es él quien nos da la revelación de ellas.

Pero sabemos por la misma Escritura que la pereza no es lo único que genera ruina y escasez, por ejemplo el Salmo 106:36 nos dice: “Y sirvieron a sus ídolos, los cuales fueron causa de su ruina”. La avaricia es un ídolo que produce ruina y escasez. La idolatría genera fracaso y hambre.  

2) En segundo lugar podemos ver que el hombre armado del que nos habla Proverbios viene por diversas razones; es un ser demoníaco que genera ruina, es decir, él ataca específicamente los bienes, patrimonio y capacidad de trabajo del cristiano (hablamos de los dones, talentos, habilidades que el Señor le ha dado a sus hijos para avanzar y prosperar). 

Pero en Cristo somos más que vencedores y con el poder y sabiduría del Señor debemos reprender las obras de las tinieblas y conquistar lo que Dios nos ha prometido


        
3) En tercer lugar debemos tener presente que así como éste ser demoníaco ("hombre armado") tiene armas para traer ruina, Dios nos da armas o herramientas para ser prosperados y bendecidos.

Algunas de estas herramientas son: la obediencia, la buena administración, dar nuestros diezmos y ofrendas, nuestras siembras y primicias, ser diligentes y excelentes en lo que hacemos, ser honestos en los negocios, entre otras cosas que nos enseña la Escritura.     

Puede ser como nos enseña la Biblia que este “hombre armado” se denomine: demonio, ángel caído, devorador, etc, sin importar su categoría espiritual debe sujetarse a las leyes de Dios, es decir, si cumplimos los mandamientos de Señor, incluyendo los financieros, no podrá tocar nuestras finanzas y nosotros caminaremos bendecidos por Dios.

Te invito a leer: 





Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  

- Cuidado con la ruina y el hombre armado -  

miércoles, 29 de enero de 2020

Jesús nos enseña el poder de la oración
(Jesús nos enseña el poder de la oración). La Biblia nos enseña y anima continuamente a perseverar en la oración; grandes victorias se consiguieron mediante el clamor con fe de los hijos de Dios. Por eso el Señor Jesús nos enseña sobre el poder e importancia de orar.

Con frecuencia ante las dificultades y obstáculos puede aparecer el desánimo y descuidamos la oración, pero la voluntad del Señor es que perseveremos en ella, la oración es una poderosa arma de Dios para caminar en victoria. Veamos ahora este interesante estudio:



Jesús nos enseña el poder de la oración:

Lucas 11:5-8 “Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche? Y le dice: Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante; y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme y dártelos?

Os digo, que aunque no se levante por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite”.

1) En primer lugar debemos tener en cuenta que este capítulo empieza diciéndonos que el Señor Jesús estaba orando en cierto lugar y sus discípulos vinieron a él y le dijeron: “Enséñanos a orar”. En aquel momento el Señor los instruyó con un bosquejo de oración llamado el Padre nuestro, oración muy conocida que nos muestra las líneas principales que podemos tener en cuenta cuando vamos a orar.     

En este pasaje de Lucas 11:5-8 observamos varias cosas muy importantes que el Señor Jesús enseñó acerca de la oración y su poder:  

A través del ejemplo de los dos amigos, nos enseña Jesús la necesidad de la oración perseverante. Aquel clamor que nunca renuncia, aquella oración que no se queda a mitad de camino, aquel clamor que toca la puerta de Dios una y otra vez y lo hace hasta alcanzar la respuesta.   

2) En segundo lugar Jesús enseña sobre el poder de la importunidad. En el ejemplo de los dos amigos, textualmente nos dice el Señor que “aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite”.   

El término “importunidad” se traduce de la palabra griega “anaideia” que además significa: insolencia, osadía, persistencia. La palabra “a - naideia” está compuesta por: “a” que es un negativo, y por “aidos” que significa: vergüenza, modestia, es decir pide al señor “sin modestia, sin vergüenza” él es tu Padre y puedes pedirle con confianza y seguridad



3) En tercer lugar podemos concluir que sí la desvergonzada persistencia logró el favor de un vecino, con toda seguridad la oración ferviente recibirá poderosas respuestas de nuestro Padre celestial, Dios es fiel, bueno y tiene cuidado de sus hijos.

Por eso pide a Dios con confianza como un hijo le pide a su padre terrenal, y tu Padre celestial se ocupará de la repuesta, la cual será sobrenatural y poderosa. La oración que persevera verá resultados sobrenaturales, milagros y respuestas divinas que de ninguna otra manera serian posibles.

Te invito a leer: 





Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  

Jesús nos enseña el poder de la oración -   

martes, 28 de enero de 2020

La oración de Jabes reflexión
(La oración de Jabes). La palabra de Dios es clara y nos enseña la importancia y necesidad de encomendar al Señor los anhelos de nuestro corazón. No sólo necesitamos de él su bendición, sino su aprobación.  

Dios es fiel y tiene cuidado de sus hijos, por eso él desea ser la prioridad en nuestras vidas pues esto es lo que garantiza su respaldo y bendición en cada uno de nuestros proyectos y planes. Orar es mostrar a Dios que dependemos de él. Veamos este interesante estudio:

   

La oración de Jabes:

1 Crónicas 4:9-10 “Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor. E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: Oh, si me dieras bendición, y ensancharás mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me librarás de mal, para que no me dañe. Y le otorgó Dios lo que le pidió”.   

1) En primer lugar se destaca como nos dice la Biblia que Jabes fue un hombre que llegó a ser más ilustre, importante y distinguido que sus hermanos, su madre tuvo problemas en el momento del parto.

Al parecer Jabes nació en un parto seco, es decir, con poco líquido amniótico, lo que hizo difícil el momento del alumbramiento o parto.   

2) En segundo lugar no sabemos si por aquel difícil momento Jabes quedo con alguna discapacidad o dificultad física, lo cierto es que él no era importante, ni distinguido, ni estaba bendecido materialmente hablando, pero un día decidió clamar a Dios y aquella oración transformó su vida en todos los aspectos de una manera maravillosa.     

Jabes pidió a Dios su bendición, su protección y expansión de su territorio; y la Biblia nos dice que “le otorgó Dios lo que le pidió”. Fue una oración que transformó su vida presente y su vida futura. A partir de aquel momento Jabes empezó a cosechar las bendiciones que se alcanzaron a través de aquella oración.    

(Nota especial: Adquiere ahora gratis tres de nuestros libros cristianos: “La adoración celestial, el rollo y el Cordero” - “Cómo enfrentar y superar las crisis” y “Cómo hallar la paz interior”.  Textos que bendecirán tu vida y edificarán la de aquellos que te escuchen. Promoción del 28 de enero al 1 de febrero 2020. Adquiere sin costo alguno este texto aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).    


3) En tercer lugar vemos que el Señor honró de manera especial la fe de Jabes. La bendición y el respaldo de Dios sobre su vida fue tal que él llegó a ser ilustre, importante y distinguido.

Como podemos ver Jabes no se limitó a pedir a Dios sólo la bendición material, él también le dijo al Señor: “líbrame del mal para que no me dañe”. Su deseo no sólo era ser prospero, él quería caminar con Dios, y evitar todo camino de maldad.

Jabes logró entender que el cambio de su vida estaba en las manos de Dios, que lo que él debía hacer era acercarse al Señor con fe y sinceridad en su corazón, pues a Dios no lo podemos engañar. El Señor escucha y responde el clamor sincero de sus hijos



No pidamos al Señor sólo cosas materiales, pidámosle un corazón que lo ame y siga su camino fielmente toda la vida. Busquemos a Dios y pidámosle con sabiduría, y él nos concederá los deseos de nuestro corazón: “Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón” Salmo 37:4. Gracias Dios por tu amor y bondad.

Te invito a leer:





Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  

- La oración de Jabes reflexión -   

lunes, 27 de enero de 2020

El sometimiento a Dios es una poderosa bendición
(El sometimiento a Dios es una poderosa bendición). Introducción: La palabra de Dios es clara y someternos al Señor siempre traerá los mejores resultados a nuestra vida y también para la vida de aquellos que nos rodean.

El orgullo y la autosuficiencia, o el creer que podemos lograr las cosas por nuestras propias fuerzas o capacidades nos hacen perder las bendiciones que Dios ha diseñado para nuestra vida. Someternos a la voluntad de Dios antecede grandes bendiciones y victorias. Veamos ahora este valioso estudio:

    

El sometimiento a Dios es una poderosa bendición.

2 Reyes 5:13-14 “Más sus criados se le acercaron y le hablaron diciendo: Padre mío, si el profeta te mandara alguna gran cosa, ¿no la harías? ¿Cuánto más, diciéndote: Lávate, y serás limpio? El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio”.

1) En primer lugar vemos que Naamán, el general sirio, lleno de enojo por no ser atendido personalmente por el profeta Eliseo decide volver a su tierra. Pero, según el versículo trece sus criados le hablaron para hacerlo entrar en razón y finalmente el general escucha y acede a hacer lo que Dios a través del profeta había dicho.  

El general Naamán según nos dice el versículo catorce “descendió y se zambulló siete veces en el Jordán”. El nombre “Jordán” significa: el que desciende, el que baja. Por eso dice que Naamán “descendió al Jordán”.

Esto nos recuerda la importancia de descender o bajar, de humillarnos delante de Dios. Nos recuerda cuán importante es despojarnos del orgullo, de la soberbia y de la autosuficiencia.   

2) En segundo lugar podemos concluir que someternos a la palabra de Dios nos permite alcanzar milagros y múltiples bendiciones. Debemos destacar la expresión “conforme a la palabra del varón de Dios”, que fue la palabra de Dios a Eliseo, es decir, cuando decidimos hacer las cosas como Dios dice siempre nos irá bien, la cosecha será el mejor resultado, la cosecha será milagros y bendiciones.    

Como podemos ver al hacer lo que Dios había dicho, la piel de Naamán se volvió como la de un niño, nos dice la Biblia, él quedó limpio. Tal vez hacer ciertas cosas nos cueste, pero sí Dios lo ha dicho es para nuestro bien y para bendición. El sometimiento a Dios es una poderosa bendición.  

No es difícil imaginarnos el profundo cambio que hubo en la vida de Naamán, no solo en su piel, sino en su vida personal, social y familiar; pues la lepra era contagiosa y quien la padecía debía separarse de su familia y de toda vida social; pero Dios restauró su piel y su vida. Busca a Dios y clama su poder, él sigue haciendo milagros



3) En tercer lugar: Dios es nuestro alfarero. El Señor es bueno y misericordioso, él trabaja en nuestro corazón como el alfarero trabaja con el barro. Con amor y paciencia moldea nuestro carácter y día a día hace su maravillosa obra. Permitamos al Señor trabajar en nosotros según su buena voluntad, cosecharemos grandes bendiciones y veremos el plan de Dios cumplirse en nuestras vidas. El sometimiento a Dios nos permite alcanzar poderosas bendiciones.       

Es muy importante que aquellas cosas que nos estorban sean expulsadas de nuestra vida, son como pesadas cargas que nos impiden avanzar y perseverar en el camino de la fe.

En oración presentemos nuestro corazón como una ofrenda en la que Dios pueda trabajar con libertad y hacer su perfecta y buena voluntad. Decidamos rendir nuestro corazón a Dios y veremos bendiciones y milagros en nuestra vida como nunca antes.

Te invito a leer:





Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  

El sometimiento a Dios es una poderosa bendición -     

sábado, 25 de enero de 2020

La humildad es una virtud valiosa
(La humildad es una virtud valiosa). La humildad de corazón es una virtud de gran valor, contraria al orgullo y a la soberbia. La humildad nos permite reconocer nuestras equivocaciones, así como nuestras debilidades.

Precisamente por eso la humildad nos facilita acercarnos a Dios, quien mira de lejos al altivo. Es muy importante despojarnos del orgullo y de la autosuficiencia. La humildad precede la bendición y promoción que viene de la mano del Señor. Dios pone en lugares de privilegio a  aquellos que le dan el primer lugar a él. Veamos este importante estudio:

    

La humildad es una virtud valiosa:

2 Reyes 5:12 “Abana y Farfar, ríos de Damasco ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavare en ellos ¿no seré también limpio? Y se volvió, y se fue enojado”.

1) En primer lugar tengamos en cuenta que Naamán ha venido a la casa de Eliseo para ser sanado de su lepra, pero el orgullo y el enojo están estorbando recibir aquel milagro. Recordemos que Dios mira de lejos al altivo, él atiende al de corazón humilde. Así que Naamán está por aprender una valiosa lección de vida.  

Nos enseña la palabra de Dios aquí que Naamán, el valiente general sirio está siendo probado, él debe tomar decisiones, pero impulsado por su soberbia, inicialmente no obedece las instrucciones de Dios a través del profeta Eliseo. La humildad nos permite ver nuestra verdadera condición y necesidad, el orgullo nos enceguece.

2) En segundo lugar vemos podemos ver el disgusto de Naamán, pues en el versículo de hoy él menciona dos ríos de Damasco, diciendo que son mejores que todas las aguas de Israel. Esto ríos son Abana y Farfar. Los nombres de estos dos ríos nos permiten reflexionar en algunas enseñanzas muy importantes para poner por obra y otras cosas que debemos evitar:    

La palabra “Abana” significa: hecho de piedra, pedregoso. Lo que nos muestra que esa es o fue su característica, un río que tenía y transportaba mucha piedra, un río entonces difícil de atravesar y navegar. Las piedras precisamente hacen tropezar y obstaculizan el avance de cualquier balsa o persona.   

Sin duda alguna, no hay peor orgullo que el que no nos deja ver aquello que nos impide avanzar. Por orgullo y autosuficiencia queremos muchas veces avanzar y conquistar, sin quitar de nuestra vida aquellas “piedras” que obstaculizan la obra de Dios en nosotros.

Y por supuesto, se requiere humildad para reconocer lo que está mal en nosotros y permitir que Dios haga su obra en nuestro carácter.     

La palabra “Farfar” significa: apresuramiento, veloz, rápido. Esto nos recuerda que con frecuencia somos ansiosos, queremos las cosas rápido. Por lo general no nos gusta esperar los tiempos de Dios, por el contrario todo lo queremos inmediatamente. Pero esperar en Dios es lo mejor

  

3) En tercer lugar recuerda que el orgullo con frecuencia nos impulsa a desear las cosas rápido para mostrar a los demás nuestros logros o alcances. El mundo de hoy enseña que el éxito es alcanzar máximos resultados en el menor tiempo posible, por eso no se valoran los procesos, sino que se destacan y se anhelan sólo los resultados.   

Sin embargo la palabra de Dios nos enseña diciendo “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo” 1 Pedro 5:6.  -  

La misma Escritura nos enseña que todo tiene su tiempo, y esperar en el Señor no sólo nos hará recibir las mejores bendiciones, sino que en el proceso nuestro corazón es forjado para que seamos más como Cristo. La humildad es una virtud de gran valor y nos facilita el logro de muchos milagros y bendiciones de Dios.

Te invito a leer: 




Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.  

- La humildad es una virtud valiosa -        

PRÉDICA EN VÍDEO:

sermons and devotions

Sermones cristianos:

Otras entradas

Seguidores

ARCHIVO DEL BLOG

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


LISTADO DE SERMONES PARA PREDICAR:

sermons and devotions

ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO CRISTIANO:

sermons and devotions

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO DE SERMONES PARA PREDICAR:

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES CRISTIANOS PARA PREDICAR:

TE INVITAMOS A VER UNA PRÉDICA DE BENDICIÓN:

sermons and devotions

ENTRADAS POPULARES

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES