jueves, 28 de agosto de 2014

RESCATADOS DEL HORNO DE FUEGO
Introducción (Rescatados del horno de fuego): Un hombre fue condenado a muerte. Cuando ya iba a ser decapitado, el príncipe que era el encargado de la ejecución le preguntó si tenía algo que pedir. Todo lo que el reo pidió fue un vaso de agua. Cuando se la trajeron, temblaba tanto que no pudo acercar el agua a sus labios. Entonces el príncipe le dijo que se tranquilizara, pues nada le sucedería hasta que hubiese terminado de beber esa agua...

El hombre preguntó al príncipe: “¿puedo confiar en su palabra? ¿Nada me pasará hasta que beba ese vaso de agua?” El príncipe con voz fuerte le afirmó lo dicho: “nada te pasará hasta que termines de beber ese vaso de agua”. El reo se volteó con fuerza para beber y derribó el vaso de la mano del soldado, y no pudiendo recoger el agua derramada, el reo se salvó. Él preguntó la segunda vez para asegurarse, pero nosotros en Dios podemos confiar plenamente… Dios no miente, Dios no se olvida, Dios es fiel, todas sus promesas en él son sí y amen. 

DIOS LOS RESCATÓ DEL HORNO DE FUEGO


I. LAS PRUEBAS SON UNA OPORTUNIDAD PARA CRECER (Daniel 2:48-49; 3:1-6).

Nota: Ellos estaban bien, cómodos, bendecidos, en lugares de privilegio… pero un día se le ocurrió al rey Nabucodonosor hacer una estatua de oro, y establecer el culto a ella, todos al escuchar la música debían postrarse y adorar ésta imagen. La estatua era de 30 mts de altura y tres mts de ancho, toda de oro, se calcula 130 kgs de oro. (Enseñan algunos que pudo haber sido una réplica del propio Nabucodonosor o de Bel, que era su ídolo o dios-demonio principal).

Los jóvenes estaban en Babilonia, muy lejos de Israel, podían pensar: “nadie se va a enterar”. Eran jóvenes, y podían pensar: “a veces esas cosas las hacen los jóvenes. Eran pocos, y podían pensar: “no va ser tan mal testimonio” después de todo no se iban a embriagar. El líder, Daniel no estaba (Posiblemente estaba fuera en sus labores de administración). Pudieron pensar: “sí no lo hacemos, vamos a perder los privilegios” o pudieron tomarlo en broma y decir “no seamos tan religiosos”. 

Debemos ver las pruebas como una oportunidad para crecer en fidelidad al Señor, en fe, en perseverancia. Una prueba bien asimilada, es una circunstancia que nos empuja al siguiente nivel que Dios nos tiene preparado. Respecto a la pruebas te invito a leer: "Dios Está Por Encima De Las Circunstancias". 

II. LA FE Y LA VIDA DE ADORACIÓN SERÁN PROBADAS (Daniel 3:14-23).

Nota: Es bien interesante el significado de los nombres que aparecen aquí     (vrs. 14):
   
 1. Nabucodonosor: “que Nebo o Nabu proteja o defienda las fronteras”. Nebo o Nabu, era uno de los dioses del panteón babilónico, dios de la ciencia, del aprendizaje y las artes.

 2. Los nombres hebreos de los tres jóvenes indican la confianza en Su Dios, pues sus nombres traducían: “Jehová ha favorecido”, “el Señor ha ayudado” y “el que es lo que Dios es”, y esa fe asumida por ellos, esa firmeza y convicción en Dios sería probada. 

Vemos entonces que el horno aumentó su calor siete veces más: nos enseña que la prueba tiene momentos extremos, como el desierto: de día altísimas temperaturas y en la noche puede estar bajo cero.
  
Podemos destacar varias actitudes fundamentales que debemos tener en tiempos de prueba: principios claros y firmes, confianza en Dios, perseverancia, fidelidad (vrs. 17-18), valentía (vrs. 19-20). Ellos debían elegir entre sus principios cristianos y lo que Babilonia les ofrecía, eran cristianos y jóvenes comprometidos, fieles, firmes, eran luz en medio de las tinieblas de Babilonia. No se dejaban llevar por las mayorías, o por invitaciones...


III. DIOS SE MANIFIESTA EN EL MOMENTO PRECISO (Dan. 3:24-25).

Nota: Los jóvenes no pensaron: “Dios se esta demorando”, “pero ¿por qué Dios permite esto? Somos sus hijos, y hemos sido fieles”, no cuestionaron a Dios, permanecieron firmes en su fe, así tuvieran que dar su vida, no dejaban de creer en Dios, no eran personas circunstanciales, eran personas de fe, de día o de noche creían en Dios, en verano o en invierno creían en Dios. Sabían que Dios actuaría a su favor y por eso los rescató del horno de fuego
El primer sorprendido fue el rey mismo ¿Cómo los vio, Nabucodonosor? El texto dice lo que el rey vio:  

1. Cuatro varones: así que no estaban solos… El cuarto “es semejante a hijo de los dioses” lo dice el rey desde su contexto religioso (idolatra), la N.V.I. “¡y el cuarto tiene la apariencia de un dios!, realmente era una Cristofania (una manifestación de Cristo antes de Belén). Cristo estaba allí, y nunca la creación o las criaturas, tendrán más poder que su Creador, él tiene todo bajo su dominio.
    
2. Sueltos: no hay cadenas, ni lazos, ni ataduras, ni maldiciones que nuestro Dios no pueda romper, porque él es Dios Todopoderoso.

3. Se pasean: estaban de paseo, estaban siendo consolados en medio de la tribulación, el término hebreo es jalák y traduce además: andar, caminar, (pero el objetivo del enemigo era hacerlos sufrir, pero Dios nos hace gozar).

4. En medio del fuego: en medio de la dificultad, en medio de los enemigos, en medio de la prueba, el calor era impresionante, mortal, pero la presencia de Dios transforma las circunstancias adversas, pues ellos se paseaban.

5. Sin sufrir ningún daño: nos muestra la cobertura de Dios en todo tiempo, por eso dice el Señor: “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador”. Is. 43:2-3a

IV. ANTE TU FIDELIDAD Y PERSEVERANCIA LOS ENEMIGOS DE DIOS SON AVERGONZADOS (Dan. 3:26-27). 

Nota: Momentos atrás había dicho el rey: “qué Dios será aquel que os libre de mis manos?”, pero ahora les dice: “siervos del Dios altísimo”, Los enemigos vinieron a ver porque no podían creer lo que sus ojos veían, eso era sobrenatural, es que nuestro Dios es sobrenatural. 

Sus ropas estaban intactas y ni olor a fuego tenían… imagínate como los miraban y olían… ante sus ojos Dios hizo un milagro, sé fiel, persevera, y Dios hará un milagro en ti y delante de tus  enemigos. Es la recompensa para los fieles y valientes, que no doblan sus rodillas ante baal, ni ante el mundo, que sólo doblan sus rodillas ante su Dios y salvador: Jesucristo nuestro Señor.

V. DIOS ES GLORIFICADO Y TU ERES RECOMPENSADO (Dan. 3:28-30).

Nota: La boca de Nabucodonosor glorifica a Dios, por ser el rey decreta que el Dios de los israelitas sea respetado, reconociendo que no hay otro Dios que pueda librar como éste, y engrandeció a éstos jóvenes en Babilonia, la palabra “engrandecer” del hebreo “tselákj”, que traduce también: prosperar, avanzar, empujar, triunfar. Éstos jóvenes provocaron la alabanza para Dios, y Dios los bendijo, Dios los recompensó.      

Conclusión: La razón de nuestra vida es glorificar a Dios, es perseverar en medio de la adversidad para cumplir con el propósito de Dios, y cuando eres hallado fiel él te recompensa, porque él es bueno. Dios rescató a los jóvenes del horno de fuego.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:


Rescatados del horno de fuego.  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

Adquiere la Biblia Thompson, excelente herramienta para servir a Dios:

Tecnología:

Adquiere nuestro libro de sermones listos para predicar:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES