viernes, 31 de agosto de 2018


La envidia es un enemigo silencioso.
Introducción: A veces vivimos situaciones difíciles en nuestra vida que no alcanzamos a comprender, y por tanto tampoco conocemos cual pueda ser el origen de dicha adversidad. 

Hay cosas que afectan nuestro ser y su razón se encuentra en lo profundo de nuestro corazón. Permitamos que la palabra de Dios haga su poderosa labor en nuestro ser… 


  
                                
La envidia es un enemigo silencioso.   

Nos cuesta trabajo creer que este vil sentimiento habite en nuestro corazón. Salmo 106:16-18 “Tuvieron envidia de Moisés en el campamento, y contra Aarón, el santo de Jehová. Entonces se abrió la tierra y tragó a Satán, y cubrió la compañía de Abiram. Y se encendió fuego en su junta; la llama quemó a los impíos”.   

Este pasaje nos habla del evento ocurrido en Números 16 en el que Coré, Datán y Abiram (con 250 varones hebreos más) se levantaron contra Moisés y contra Aarón menospreciando y cuestionando su liderazgo, el cual Dios mismo les había delegado.   

La Biblia nos dice que los que se rebelaron eran “príncipes de la congregación, miembros del consejo, varones de renombre” eran pues hombres líderes y de influencia en la congregación de Israel. El libro de los Salmos 106:16 nos dice que ellos “tuvieron envidia” y esa envidia los llevó a la rebelión contra la autoridad que Dios había establecido.

Podemos concluir entonces que la envidia es una semilla que genera rebelión. Podemos leer Números 16:11-12 “Por tanto, tú y todo tu séquito sois los que os juntáis contra Jehová; pues Aarón, ¿qué es, para que murmuréis contra él? Y envió Moisés a llamar a Datán y Abiram, hijos de Eliab; mas ellos respondieron: No iremos allá”

Pasaje en el que la envidia generó murmuración y desobediencia a las autoridades establecidas por el Señor (Moisés los mandó a llamar dos veces, y en las dos ocasiones ellos respondieron: “No iremos”).




Lamentablemente esto terminó muy mal, pues la Biblia nos enseña que la tierra se abrió y se los tragó con toda su casa y sus bienes, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, también salió fuego y consumió a los doscientos hombres que los habían acompañado en su rebelión.  

Todos ellos eran hebreos, conocedores de las obras de Dios en Egipto y de la ley dada en el Monte Sinaí, pero albergaron en su corazón la envidia y ésta generó la rebelión, y el triste resultado.

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO). 

Ellos no aceptaron que estaban equivocados, no reconocieron que la envidia los estaba llevando por mal camino. Nos cuesta trabajo reconocer y aceptar que estamos equivocados, pero es vital humillarnos delante de Dios, corregir nuestros motivos y por tanto enderezar nuestro camino.   

Conclusión: El amor no tiene envidia, ni se envanece, es Dios Señor y proveedor de todos. Lo que debemos hacer es acudir a su presencia para comprender sus caminos y rendir nuestro corazón a su buena y perfecta voluntad.


Además de este artículo, te invitamos a leer otros que bendecirán tu vida:






(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). 
.

lunes, 27 de agosto de 2018


Introducción: Cuando aparece la crisis o la duda la adoración a Dios puede verse afectada, y esto es proporcional a la atención o valor que se le preste a la dificultad. 

Por eso dice la Escritura “puestos los ojos en Jesucristo” ya que cuando ponemos nuestros ojos más en el problema que en Dios dejamos de adorar para darle lugar a la ansiedad. Pero, al mirar a Cristo nuestro corazón puede estar confiado él siempre será más grande…    

El cristiano debe permanecer vigilante, 1 Pedro 5:8

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”.                    

Comentario 1: El apóstol Pedro nos advierte sobre la realidad espiritual del conflicto contra el diablo, el cual es nuestro adversario. La palabra adversario desde el griego bíblico significa también: uno que se opone, enemigo, demandante y acusador en un juicio. La fuerza de un acusador es la falta que ha cometido el demandante.

Comentario 2: Lo que nos deja ver que él está a la expectativa de alguna desobediencia y así encontrar una debilidad para atacar, como hace el león cuando está de cacería y busca una víctima herida, cansada, vulnerable o descuidada. Por eso el Espíritu Santo nos dice hoy “Sed sobrios y velad”.

Te invitamos a adquirir sin costo alguno nuestro libro cristiano, haz clic ahora aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS.
  
Comentario 3: Es muy interesante tener en cuenta que la palabra sobrios aquí se traduce del griego “nefo” que en primer lugar significa: abstenerse de vino, y el mundo procura embriagar al cristiano (TV – PC – Malas conversaciones – música incorrecta – redes sociales – exceso de ocupaciones - etc) de manera que deje de estar vigilante y sea sorprendido por el enemigo.

En aquellos tiempos el cristiano deja de hacer diferencia entre lo bueno y lo malo, pues su discernimiento se embota, tropieza y no se da cuenta, se golpea y no le duele, hasta que recobra su lucidez y se da cuenta de su locura.

Comentario 4: La misma Escritura nos advierte “no podemos ignorar las maquinaciones del enemigo”, es decir no podemos ser indiferentes o negligentes permitiendo a las tinieblas avanzar o actuar contra nuestras vidas o familias, más bien debemos rechazar las obras de maldad y caminar con Jesús, es esto lo que hace al creyente intocable para el enemigo.      

Conclusión: El Señor Jesús nos ha equipado con las armas suficientes y poderosas para caminar en victoria contra las asechanzas del diablo. Dios está contigo y él siempre será más grande que todos nuestros enemigos.   



Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Escrito originalmente para predicas cristianas escritas - Autorizado para publicarse en: Mensajesysermonesparapredicar.blogspot.com.co 

miércoles, 22 de agosto de 2018


Dios renueva tus fuerzas
Introducción: Nunca Moisés deseó volver a Egipto mientras caminaban por el desierto hacia la tierra prometida. Lamentablemente el pueblo de Israel si lo hizo una y otra vez. 

La diferencia estuvo en que Moisés le creyó a Dios, y ante la crisis o ante el obstáculo lo que hacía era acudir a la presencia del Señor, allí recibía dirección divina y fortaleza para seguir adelante en el plan de Dios. Él es nuestro escudo, refugio y fortaleza...     



                               
Dios renueva tus fuerzas.

Los planes de Dios son superiores a los del ser humano. Éxodo 19:1-6.

“Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y como os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. Ahora, pues, si diereis pido a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro… y me seréis un reino de sacerdotes y gente santa”.

Dios no sólo dio libertad a Israel de la esclavitud egipcia, sino que ahora revela sus planes con ellos. No sólo les dará la tierra de la abundancia, sino que ellos serán un pueblo especial sobre todos los pueblos de la tierra, y de hecho los llama “Mi especial tesoro” mostrando no sólo su alto valor, sino el gran cuidado que tendrá por su pueblo. Además hará de ellos un reino de sacerdotes y gente santa.

Al acogernos a Cristo y por la fe ser descendientes de Abraham, nos dice la Biblia que Jesús nos hizo reyes y sacerdotes para Dios su Padre. Además nos dice la Escritura que somos real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios. 

Entonces el Señor, como en el Antiguo Testamento, no sólo nos liberó de las tinieblas, sino que nos dio el honor y privilegio de ser reyes y sacerdotes para él.    

Hay una expresión que debemos destacar: “Os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí”. El águila vuela a gran altura, es majestuosa, valiente, y protege con ferocidad sus polluelos.




Cuando deben a prender a volar, la madre en algunas ocasiones toma a uno de sus hijos y lo lleva sobre sus alas y en cualquier momento gira haciendo que el polluelo caiga, y éste debe aprender a mover su alas para volar, y en caso de necesidad el águila vuelve y los recibe en sus alas.    

Dios nos dice que Israel estaba naciendo como pueblo, y por eso los llevó sobre alas de águila. Así como los polluelos tienen el diseño para volar e ir a grandes alturas, Dios ha diseñado que sus hijos cumplan grandes planes. El Señor no diseñó las águilas para las jaulas, ni para estar en el suelo. Ellas viven y vuelan a grandes alturas.  

Es muy importante entonces tener en cuenta nuestro diseño, pues esto determina nuestro camino. Es fundamental tener presente nuestro diseño, pues esto determina la altura a la que llegaremos. 


Además de este artículo, te invitamos a leer otros que bendecirán tu vida:






(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). 
.

viernes, 17 de agosto de 2018


Introducción: El Señor ha diseñado una serie de bendiciones para su pueblo, y ya que la fe está basada en la palabra de Dios es necesario conocer lo que él nos revela en las Sagradas Escrituras y que nos ha entregado y es precisamente el Espíritu Santo quien da esa revelación.

Pablo lo dijo así: “El Espíritu Santo nos ha sido dado para que sepamos las cosas que él nos ha concedido”. Veamos entonces ahora qué es él maravilloso y poderoso río del Espíritu de Dios.

Predica: El río del Espíritu de Dios.

Dios quiere llevarnos a nuevos niveles en el espíritu (Ezequiel 47:1-3).

Me hizo volver luego a la entrada de la casa… y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar. Y me sacó por el camino de la puerta del norte… al camino de la que mira al oriente; y he aquí que las aguas salían del lado derecho. Y saliendo el varón hacia el oriente, tenía un cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos”.

Comentario 1: En la Escritura las imágenes de agua casi siempre representan al Espíritu de Dios. El profeta ve que las aguas salen de la casa (esto es el templo) y un varón mide mil codos y hace entrar allí al profeta, nos dice que las aguas llegaron hasta sus tobillos, es decir sus pies quedaron sumergidos en aquellas aguas.

® Esto nos habla de nuestros primeros pasos en el Señor, aquellas primeras aguas del Espíritu en las que empezamos a andar, nuestros pies comienzan a desplazarse en el camino de la fe, experimentamos gozo en el Señor y nuestra sed es saciada en Cristo. Empezamos a tener revelación de la poderosa y perfecta obra de Cristo en la cruz del calvario.

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana. En éste libro basado completamente en la palabra de Dios encontrarás temas de edificación y fortaleza espiritual. Adquiere este libro sin costo alguno aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).     

Comentario 2: Al leer Ezequiel 47:4a “Y midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas”, podemos ver que ahora el profeta entra mil codos más y las aguas llegan hasta sus rodillas. En la Biblia doblar las rodillas es sinónimo de oración, adoración, reconocimiento de autoridad, es dependencia de Dios. Las rodillas fortalecidas por la comunión con Dios pueden emprender largas caminatas, como cuando el Señor le dijo  Elías: “largo camino te resta”.

® Esto nos habla de una persona que no se conforma con el primer nivel, quiere más de Dios, desea conocer al Señor en el secreto, anhela conocer mucho más al Espíritu Santo en su vida, se dispone para conocer aquellas cosas que ojo no vio ni oído oyó, quiere ser amigo de Dios.            

Comentario 3: Al leer Ezequiel 47:4b “Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos”, nos dice que el profeta obedeciendo entra mil codos más y las aguas le llegan a los lomos. En las Escrituras los lomos indican la parte inferior de la espalda, designan la parte donde están los órganos reproductivos (por eso en varias ocasiones dice la Biblia que los hijos salen de los lomos).

® Esto nos habla de aquella persona cuyo anhelo por Dios lo lleva a disponer su ser para que el Señor se multiplique en la tierra, es una persona que camina en amor a Dios y al prójimo. En la intimidad como resultado de su oración e intercesión nacen muchos hijos para Dios, procura llevar mucho fruto para el Señor, pues sabe que “en esto es glorificado nuestro Padre, en que llevemos mucho fruto para él”. El cristiano debe multiplicarse.

® El río del Espíritu debe alcanzar a muchas personas, quizá hemos hecho énfasis en el “ir” y hemos descuidado el hacer, “Id, y haced discípulos” nos dijo el Señor. Entrar y disfrutar del río del Espíritu no debe hacer de nosotros personas egoístas, “místicas y extrañas”. Eso le paso a la iglesia de Jerusalén ante el derramamiento del Espíritu se concentraron sólo en ellos y Dios permitió la persecución y así dice la Biblia “los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio”.


Comentario 4: Al leer Ezequiel 47:5 “Y midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar; porque las aguas habían crecido, aguas para nadar, y el río no se podía pasar”, nos dice que Ezequiel entra mil codos más y era ya un río, las aguas habían crecido, era un río que no podía pasar sino a nado. La profundidad es tal que los pies del profeta ya no tocan el fondo.

Esto nos habla de un corazón que se ha rendido a Dios completamente, está sumergido en la voluntad y deseos del Señor. Ya no vive para sí, ahora en cuanto vive para Cristo vive, como el apóstol Pablo quien dijo: “ya no vivo yo, ahora Cristo vive en mí”. Su dependencia y rendición es tal que el río lo lleva a donde quiere, no resiste al Espíritu Santo, se deja llevar por él.

Aquella profundidad en Dios nos produce paz, una paz única e inigualable, comprensión de eventos que humanamente no tienen respuesta, es cuando el señorío de Cristo es completo. Estas completamente seguro pues dependes totalmente de él, y estas absolutamente confiado porque él te llevará al mejor lugar, a aquel que preparó para ti desde antes de la fundación del mundo.                         

Conclusión: Vemos pues que Dios ha diseñado darnos mucho más de él, ha preparado ríos de revelación, de unción y poder del Espíritu Santo, él desea que le conozcamos mucho más, espera que podamos ceder nuestro corazón sin reservas a él, y todo lo que vendrá será maravilloso y abundante. 


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Escrito originalmente para predicas cristianas escritas - Autorizado para publicarse en: Mensajesysermonesparapredicar.blogspot.com.co 

lunes, 13 de agosto de 2018


Sermón: Confía en Dios y él hará.
Introducción: Es fundamental para el cristiano aprender a caminar por la fe, pues es a través de esta que alcanza grandes cosas en Dios. Es mediante la fe que se hacen realidad las promesas del Señor y en la tierra operan los milagros, es la fe que agrada a Dios… 
  

martes, 7 de agosto de 2018


Introducción: Es hermoso ver en la Escritura que el deseo manifiesto de Dios es que sus hijos crezcan y puedan recibir y disfrutar de las bendiciones que él ha planeado.

Sin embargo hay muchos factores que buscan estorbar ese crecimiento, y uno de ellos es perder el deseo por conocer más a Dios, es decir el conformismo abraza el corazón y se confunde la vida espiritual con hábitos religiosos. Pero a pesar de todo esto Dios desea darnos muchos más… 


 


Dios ha preparado lo mejor para sus hijos.

Dios expresa de muchas maneras su deseo de restauración, sanidad, salvación y bendición para sus hijos (Juan 4:13-14).

Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua volverá a tener sed, pero el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Comentario 1: Aquí vemos a Jesús hablar con la mujer samaritana quien iba a sacar agua del pozo de Jacob. El Señor aprovecha esta situación para enseñarle acerca del agua de vida eterna. El agua natural sacia la sed por el momento, pero sólo el agua que Jesús da genera vida eterna.

® Esto indica que sólo en Jesucristo el hombre halla salvación, sólo en él el ser humano encuentra su origen y destino, sólo en Cristo encuentra la razón de su existencia en la tierra. 
  
Comentario 2: El Espíritu Santo trae renovación, restauración y fortaleza al cristiano para vivir la vida que Cristo nos da: Juan 7:37-39. La obra del Espíritu Santo aquí está relacionada con ríos de agua viva, la expresión ríos de “agua viva” indica una fuente que nunca se seca.

® Vemos también que está a disposición de aquel que tiene sed, es decir tiene anhelo por Dios, por eso dice: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba”. Todo el que se acerque a Cristo será saciado. Todo aquel que a Cristo se acerca no saldrá con las manos vacías.

La Escritura nos muestra además a través del profeta Ezequiel que la voluntad de Dios es restaurar, sanar, liberar y transformar la vida del ser humano. 



        

Dios permite al profeta Ezequiel ver lo que hace el río de vida: Ezequiel 47:6-10.

Y me dijo: ¿Has visto, hijo de hombre?... Y cuando volví, he aquí en la ribera del río había muchísimos árboles a uno y otro lado. Y me dijo: Estas aguas… entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas. Y será que toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río. Y será que junto a él estarán pescadores; y desde Engadi hasta En eglaim será tendedero de redes; en su especie será su pescado como el pescado del Mar Grande, mucho en gran manera”.

Comentario: En ésta porción podemos ver resultados maravillosos a orillas del río y en la vida de todo aquel que entre a sus aguas. Nos habla de muchísimos arboles a uno y otro lado y que según el contexto son árboles cuyas hojas nunca caerán, ni su fruto faltará. Nos habla de sanidad, vida, muchísimos peces y abundancia en gran manera.

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).    

® Vemos entonces que aquel río de Dios trae bendición integral en gran medida, vida abundante en el espíritu, prosperidad para nuestra alma y bendición material. Creo que todo hijo de Dios desea esas bendiciones y la Biblia enseña que es la voluntad del Señor enviarlas sobre su pueblo.

Conclusión: Vemos pues que sabiendo Dios de antemano la necesidad del ser humano planeó enviar su Espíritu Santo para renovar y fortalecer el corazón de sus hijos, enseñándonos a través de su palabra el poder que encontramos en él cuando decidimos fortalecer nuestra comunión. Entrar en su presencia y exponer nuestro ser ante el poder de Dios traerá maravillosas transformaciones.  


Además de este artículo, te invitamos a leer otros que bendecirán tu vida:






Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Escrito originalmente para predicas cristianas escritas - Autorizado para publicarse en: Mensajesysermonesparapredicar.blogspot.com.co 

SERMONES PARA PREDICAR:

Sermones cristianos:

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO CRISTIANO:

sermons and devotions

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

LISTADO DE SERMONES PARA PREDICAR:

sermons and devotions

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO DE SERMONES PARA PREDICAR:

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES CRISTIANOS PARA PREDICAR:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

ENTRADAS POPULARES

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES