martes, 15 de agosto de 2017

Sermones para predicar: Dios nos cuida
Introducción: (Temas para predicar). Dar gracias tiene la facultad según expertos en la psicología humana de generar mayor felicidad y bienestar personal, así como fortalece la relación con las demás personas. Según un estudio dirigido por Emmons y McCullough (año 2003) hallaron que el simple ejercicio de escribir sobre cinco temas por los que estamos agradecidos puede aumentar en un veinticinco por ciento el nivel de felicidad de la cada persona.

La Escritura nos enseña: “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”. Vemos pues que “Dar gracias” es una alabanza a Dios y contiene un poder especial que bendice nuestras vidas…

Sermón: Dios nos cuida


Nos dice la Escritura en Juan 6:1-5 “Después de esto, el Señor Jesús fue al otro lado del mar de Galilea, el de Tiberias. Y le seguía una gran multitud, porque veían las sanidades y señales que hacía en los enfermos. Entonces subió el Señor a un monte, y se sentó allí con sus discípulos. Y estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos. Cuando alzó el Señor Jesús sus ojos, y vio que había venido una gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos?  

a) Las obras de Jesús son sobrenaturales. El Señor anduvo sanando a los enfermos, restaurando al caído, perdonando a los pecadores, y dando libertad a los cautivos. El poder del Espíritu Santo de Dios estaba con él. Estas obras o ministerio lo encargó Jesús a su iglesia, y precisamente por eso fue enviado el Espíritu de Dios en pentecostés.
 
Estas cosas deben llevarnos a darle gracias a Dios, pues la gratitud es un motivo más poderoso que el interés propio para seguir al Maestro. Cuando el interés personal es satisfecho, pierde su poder y fuerza porque es egoísta; en contraste la gratitud genuina mantiene su fuerza, sólo mira la bondad de Dios.

Podemos ver varios casos en los evangelios: el endemoniado de Gadara (él deseaba seguir a Jesús); vemos también el caso de la ingratitud de los 9 leprosos sanados y el único de los 10 que volvió a dar gracias al Señor, Jesús dijo: “¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado”.

Debemos destacara en éste último caso que éste hombre era samaritano. Esto nos hace pensar sobre la ingratitud de ser humano, y cuan valioso es para Dios un corazón agradecido. 





b) Dar gracias nos hace fuertes en tiempos adversos. La Escritura nos enseña que la fe del hijo de Dios será probada, el Señor “dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos? Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer”, Juan 6:5-6. Dios siempre sabe qué hacer.

El Señor Jesús estaba probando a Felipe el discípulo, la palabra probar se traduce del griego “Peirazo” y significa también: intentar, escudriñar, examinar, someter a otro a una prueba para distinguir su verdadero carácter. Entonces una prueba es una situación donde sale a la luz el verdadero carácter del cristiano, no es que el Señor nos haya desamparado, pues la Biblia nos dice que Jesús “sabía lo que había de hacer”. Dios no desampara a sus hijos.

Es muy interesante ver la respuesta de Felipe, pues evidencia la impotencia de la incredulidad, aunque podemos ver que al lado está el mismo Jesucristo, Dios Todopoderoso. Tengamos presente que ante las dificultades, un corazón agradecido se levanta en alabanzas al Señor, por ejemplo David en el desierto y siendo perseguido escribió muchos salmos adorando a Dios.      

En éste pasaje la Biblia nos enseña sobre las acciones de fe. “Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos” Juan 6:8-9. Entonces podemos concluir que cuando estamos agradecidos con el Señor, las circunstancias adversas no son tan difíciles, aquí vemos que Andrés (uno de los discípulos de Jesús) trae 5 panes y 2 peces, quizá es muy poco, pero él caminó en fe y es allí donde Dios se manifiesta.

el Señor Jesús espera hallar en nosotros fe, y hay acciones que evidencian nuestra fe en el poder de Dios, podemos recordar aquí por ejemplo el milagro del paralitico quien fue traído por cuatro hombres y nos dice la Biblia que “Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados”, Marcos 2:5.  



(Nota especial: Te invitamos a descargar gratis, sí aún no lo tienes, nuestro libro: ¿Cómo vencer mis propias debilidades?. Es posible cambiar tu vida y alcanzar tus metas. Éste texto es una herramienta de apoyo y crecimiento personal que busca renovar la esperanza y la fe en Dios ante las difíciles circunstancias de la vida. Promoción que va del 15 al 19 de agosto del 2017. Descárgalo sin costo alguno aquí en: QUIERO EL LIBRO ).  

 c) La gratitud de corazón antecede la gloria de Dios. Más que comprensión el Señor espera hallar disposición. Vemos que seguramente Andrés veía muy poco lo que había a la mano (hablamos de los cinco panes y dos peces), él los trajo al Señor Jesús, y es en ese momento cuando Jesús empieza a actuar. Tal vez el mandamiento del Señor parecía algo ilógico en aquel momento, pues les dijo “Haced recostar la gente”, los discípulos obedecen, y por hacerlo ellos se convierten en testigos y actores de un milagro maravilloso.

El Señor Jesús dio gracias por la provisión de aquel momento, la tomó como una señal de la abundante bendición que vendría, pues “se recostaron como en número de cinco mil varones. El Señor tomó aquellos pocos panes, dio gracias y los repartió entre los discípulos, y éstos a su vez entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían” Juan 6:11.

En la Biblia vemos en varias ocasiones pequeñas muestras de cosas grandes que vendrán, por ejemplo: La nube pequeña que vio el siervo de Elías cuando iba a llover; el ramo de uvas que los espías trajeron al regresar de la tierra prometida; también las primicias de la resurrección: Jesucristo nuestro Señor.

Es muy importante y necesario ver cómo Dios ve las cosas, los hebreos por el desierto sólo veían extensas montañas de arena y continuamente se quejaban, ellos no lograban ver más allá, adelante estaba la tierra que fluye leche y miel. Aquellos panes son símbolo de la provisión divina, representan su cuidado. 

Los milagros que Dios hace en nuestra vida deben ser bien administrados, nos dice la Escritura que “cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada” Juan 6:12. Es el Señor Jesús quien instruye a sus discípulos y les dice que hacer ahora. Por eso debemos administrar correctamente las bendiciones de Dios, pues todo es de él. Administrar bien los primeros beneficios del Señor, es prepararse para lo que en el futuro vendrá.
    

Reflexión final: Ante los beneficios y bendiciones del Señor el corazón del hombre debe estar agradecido. Debemos reflexionar el en cuidado, bendiciones y soberanía de Dios para adorarle y avanzar en su voluntad, con mucha expectativa de lo nuevo, pues él es Dios Todopoderoso y bueno. 

Te invitamos a leer el sermón: "JESÚS CAMBIA LOS PROBLEMAS EN BENDICIÓN"

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Sermón: No renuncies, Dios nos cuida.     - Temas para predicar -  

martes, 8 de agosto de 2017

Sermones para predicar: Cristo ha resucitado
Introducción: (Sermones para predicar). La historia de la humanidad nos enseña o muestra poderosos conquistadores: Cesar el emperador de Roma, Alejandro Magno rey de Grecia, Napoleón Bonaparte emperador de Francia, y por sus grandes victorias ocupan un importante lugar en la historia humana, pero hoy vamos a reflexionar en el más grande conquistador, el más grande vencedor, todopoderoso y eterno: Jesucristo…

Sermón: Cristo ha resucitado

Nos dice la Escritura en Hechos 10:34-39 “Como Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús, y él anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, pues Dios estaba con él… y nosotros sosmos testigos de todas las cosas que el Señor Jesús hizo en la tierra de Judea y de Jerusalén, a quien mataron colgándole en un madero”.

A) Jesucristo dio su vida por nosotros, y la naturaleza nos dice la Biblia reaccionó ante aquel crimen. Varios eventos sobrenaturales sucedieron cuando el Señor Jesús murió, la creación responde ante lo que le estaba pasando a su Creador:

1) Sobre la tierra hubo tinieblas varias horas (desde las 12:00 m. hasta las 3:00 p.m.) 
2) En el templo el velo se rasgó,
3) Hubo un temblor de tierra,
4) Muchas rocas se partieron,
5) También santos muertos (personas de fe que habían fallecido) se levantaron (vemos entonces que también el mundo espiritual reacciona ante la muerte del Señor).

El Señor Jesucristo tuvo que padecer lo que estaba sentenciado para nosotros por nuestro pecado. Él dejó su gloria en el cielo y se hizo hombre para venir a rescatarnos. La frase “a quien mataron colgándole en un madero” nos recuerda directamente su dolor, padecimiento y muerte, eventos únicos y muestra de su amor.

El Señor Jesús desciende al centro de la tierra 3 días y 3 noches. Jesús  pagó un precio de sangre por nuestra redención, por eso expresó el Señor: “el que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24), mediante la crucifixión y muerte del Señor Jesús los hombres reciben vida eterna.  





B) Jesucristo se levantó de los muertos al tercer día, textualmente nos dice la Biblia en Hechos 10:40-41 “A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase; no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de los muertos”.            

El Señor Jesucristo derrotó a Satanás en la cruz el calvario, le quitó la autoridad que tenía sobre la tierra y quebró las cadenas de la opresión, por eso nos dice la Biblia: “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”, aquí la palabra “deshacer” se traduce del griego “Luo” y significa: desatar, soltar, poner en libertad, romper. Por eso el Señor Jesús dijo: “la liberación es el pan de los hijos”. Jesús es nuestro libertador.      

El Señor Jesucristo derrotó al Hades, ya que no lo pudo retener. Derrotó el Señor la muerte, pues él resucitó. Hay en el mundo líderes y millones de personas les siguen, por ejemplo: Confucio, Buda y otros, pero ninguno resucitó, por el contrario sus sepulcros y varios lugares contienen sus restos. En contraste el sepulcro de Jesús está vacío, pues él resucitó, está sentado a la diestra del Padre, y cómo el Señor resucitó nosotros también.


(Nota especial: Te invitamos a adquirir nuestro libro: “Alimento para el espíritu”. Libro compuesto por treinta devocionales que edificarán tu vida y será de bendición para otros. Te sugiero leer una reflexión o capítulo cada día, acompañado de una oración en la que permitas a Dios obrar en tu corazón. Aquí en: ALIMENTO PARA EL ESPÍRITU, Tomo 1).  
     
C) Jesucristo ascendió al Padre Celestial y vuelve por segunda vez, nos dice la Biblia en Hechos 10:42-42 “Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre”.

Es muy importante dar testimonio del Señor Jesús, Jesucristo será juez de vivos y muertos, y sólo en él hay verdadero perdón. El Señor vuelve a establecer su gobierno, y a restaurar todas las cosas. Jesucristo es restaurador Todopoderoso excelencia, él restaura: familias, corazones, ministerios, matrimonios, personas, etc.

El Señor Jesucristo ascendió al cielo, pero no nos dejó solos, envió al Consolador, el bendito y poderosos Espíritu Santo, quien nos da testimonio en nuestro corazón de que somos hijos de Dios. El Espíritu de Dios prepara a su iglesia para el maravilloso encuentro con Jesús.

Reflexión final: Jesucristo derrotó la muerte, toda enfermedad, toda maldición y vive en nosotros. Jesucristo venció y por eso en él somos más que vencedores. Gracias Señor por tu poderosa obra y por todo lo que harás.  


Te invitamos a leer el sermón: "JESÚS RENUEVA NUESTRAS FUERZAS". 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 


Sermón: No renuncies, Dios es tu fuerza.     - Temas para predicar -  

viernes, 4 de agosto de 2017

Comentario de la Carta a los efesios

Comentario o estudio de la Carta a los Efesios.  Compartimos con ustedes éste interesante estudio que acabamos de terminar en nuestra iglesia local. Se considera ésta carta por los interpretes de la Escritura un río que desborda de revelación divina. Esperamos que sea de bendición y edificación para el cuerpo de Cristo...

miércoles, 2 de agosto de 2017

Dios quiere ayudarnos
Introducción: La esposa de Lot se convierte en una estatua de sal, es un evento que llama profundamente la atención. La Biblia nos dice que después de vivir con Abraham su sobrino Lot se acercó hasta llegar a vivir en la ciudad de Sodoma, allí crecieron sus dos hijas, sin embargo la vida de Lot era muy triste por la pecaminosa conducta de sus habitantes. Sin duda ir a vivir allí fue una mala decisión y los resultados fueron dolorosos. Pero en su misericordia el Señor envió ángeles para rescatar a Lot y a su familia, pues Dios es bueno…  

Sermón: Dios quiere ayudarnos.


Nos dice la Biblia en Génesis 19:17 y 26 “Cuando los hubieron llevado afuera, dijeron Escapa por tu vida, no mires hacia atrás, ni pares en toda esta llanura, escapa al monte no sea que perezcas… Entonces la esposa de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió una estatua de sal”. 

Debemos tener presente que el pasado malsano debe quedar allá en el pasado para nuestra bendición y salvación, sino sus malos resultados nos alcanzarán. En éste caso podemos ver un triste ejemplo, específicamente en la vida de su esposa, ellos habían recibido las instrucciones para escapar de las ciudades de Sodoma y Gomorra, pero ella desobedece al mirar atrás, y podemos preguntarnos ¿por qué hizo eso?

La esposa de Lot continuaba amando aquellas perversas ciudades, eran lugares pecadores ante los ojos del Señor), estas ciudades son figura de la perversión y de la inmoralidad, representan una vida sin temor de Dios.

En la Biblia se usa la palabra “sodomita” para hacer referencia a la práctica homosexual, muy propagada en aquellas ciudades, la Escritura nos dice que “desde el más pequeño hasta el más grande”, esto quiere decir que todos se habían alejado del Señor, desde sus generaciones anteriores. La mujer de Lot, miró atrás manifestando con eso su pesar por las ciudades y deseando lo que Dios aborrece y por eso perdió su vida de aquella manera.




Tengamos en cuenta: Mirar atrás nos detiene, mirar atrás genera pérdidas, mirar atrás produce tristeza y dolor en el hogar, mirar atrás evidencia anhelo por el pasado que desagrada al Señor. Por eso es vital avanzar sin temor y sin mirar atrás, Dios nos ayuda.

Es muy importante para bendición y salvación de la familia expulsar aquello que nos afecte y lastime a las personas que amamos. El hogar de Lot experimenta un nuevo dolor pues ya habían perdido todo lo que tenían, pero ahora pierden la esposa y madre, y sólo queda Lot con sus hijas.
Lo más seguro es que sus hijas aprendieron en Sodoma y Gomorra el tema del incesto y engañan a su padre, según Génesis 19:34-36 “El día siguiente, dijo la mayor a la menor: He aquí, yo me acosté la noche pasada con mi padre; démosle a beber vino también la noche de hoy, y entra y duerme con él, para que así conservemos de nuestro padre descendencia… y las dos hijas de Lot concibieron de su padre Lot”.

De ésta unión nacen dos hijos: Moab y Amón, y éstos llegaron a ser dos pueblos que se convirtieron en dolor y espinas para la misma nación de Israel.

Conclusión: el Señor envió ángeles para salvar del juicio a Lot y a su familia, pues él desea salvar las familias. Dijo que debían hacer para evitar el juicio, pero la obstinación humana genera dolorosos resultados. Sin embargo el Señor nunca faltará con su misericordia, por eso acerquémonos confiadamente ante su trono de su gracia con corazón sincero y él nos ayudará.


Te invitamos a leer el sermón: "DIOS CAMBIA LA AMARGURA EN BENDICIÓN". 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Sermón: No renuncies, Dios es tu fuerza.     - Temas para predicar - 

domingo, 30 de julio de 2017

Sermones para predicar: No renuncies, Dios es tu fortaleza.
Introducción: Una gran cualidad que podemos ver en Moisés es que mientras caminó por el desierto con el pueblo de Israel nunca consideró volver a Egipto, él nunca dijo: “volvámonos a Egipto, pues éste camino es muy difícil”, en los momentos más complicados más bien lo que hizo fue buscar la presencia del Señor y esta fue su fuerza. La actitud de nuestro corazón siempre debe ser de búsqueda y dependencia de Dios…  

Sermón: No renuncies, Dios es tu fuerza.

Nos dice la Biblia en Filipenses 3:13-14 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado, pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está adelante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento en Cristo”.

Las dificultades son parte del camino de la fe. Se necesita entonces una firme decisión de no retroceder si deseamos alcanzar algo importante. Las cosas insignificantes no requieren esfuerzo, ni presentan obstáculos por superar. Por eso vemos personas con grandes talentos que no logran grandes sueños, precisamente porque les falta perseverancia. Y podemos ver el contraste, es decir personas que por su constancia alcanzan metas significativas.

Como podemos ver según Filipenses 3 Pablo perseveró a pesar de todas las dificultades. El apóstol escribe ésta carta a la iglesia de Filipos desde la cárcel. Vemos que él ha experimentado naufragios, fue traicionado, apedreado, en peligro muchas veces, rechazado, etc; pero nunca renunció a la fe en Cristo ni a su servicio al Señor. Su decisión de perseverar hasta el fin fue segura y firme, por eso dijo: “Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”.

Es muy importante la expresión: “olvidando lo que queda atrás”, pues esto es un ejercicio de nuestra mente. A veces se recuerda con mucha frecuencia el pasado y que hoy no es útil, como heridas y ofensas, desordenes de la vida anterior, antiguos novios (as), o anhelos equivocados del corazón, más bien el pasado debe  ser un testimonio para ver el contraste con la nueva y maravillosa vida en Cristo.





Los deportistas de profesión invierten muchos años de su vida ejercitándose y capacitándose para alcanzar una medalla o triunfo olímpico, incluso pueden fracasar una y otra vez antes de lograrlo. Pero creen y anhelan en que su perseverancia será premiada un día. El apóstol Pablo nos enseña que en nuestro caso el premio es Jesucristo mismo, por eso con la fuerza de Dios debemos perseverar, ya que no hay más grande tesoro que Cristo mismo. 
Conclusión: La Biblia nos enseña que seguir a Cristo implica perseverancia, ya que hay obstáculos en el camino. Pero Dios ha prometido estar con nosotros, él multiplicará nuestras fuerzas, y nuestra fe. Recuerda que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que Cristo nos ha preparado.
Te invitamos a leer el sermón: "DIOS CAMBIA LA AMARGURA EN BENDICIÓN". 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Sermón: No renuncies, Dios es tu fuerza.     - Temas para predicar - 

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES