viernes, 8 de mayo de 2015

El servicio a Dios
(El servicio a Dios). Jesús dijo: “no me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros”, por eso el servicio a Dios es un honor y privilegio. 

Sin duda sin el Señor nada podemos hacer, una vez somos conscientes de Su llamado debemos tomar fuerzas en él, y servirle con todo nuestro amor, y como Pablo decir “Su gracia no ha sido en vano para conmigo”. El servicio a Dios es un privilegio especial. Veamos ahora este interesante estudio...




Servir a Dios es una bendición 

“Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros” 2 Corintios 4:7.


Después de acercarnos y conocer al Señor Jesucristo, uno de los deseos que surge con mucha fuerza en el interior de nuestro corazón es el de servir a Dios, y apasionadamente empezamos a hacer diferentes cosas para él. Aquí es muy importante tener en cuenta los fundamentos que nos enseña el texto de hoy: 2 Corintios 4:7

"Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros".

Al mirar con detalle éste pasaje podemos considerar por lo menos, tres frases muy importantes aquí:

ü La primera es: “éste tesoro”: pues con éstas palabras, el apóstol Pablo se refiere en contexto al ministerio, destacando lo valioso y precioso que es, por esto mismo, debe ser valorado y conservado con sumo cuidado, recordando que es una riqueza del cielo puesta en la tierra. Por eso el servicio a Dios es un gran privilegio.  

ü La segunda frase dice: “vasijas de barro”: expresión con la que el apóstol Pablo hace referencia a las personas que llevan sobre sí el ministerio, destacando su humanidad (es decir las debilidades, errores, fragilidad, entre otros del ser humano), y su necesidad de depender de Aquel que los llamó, pues una vasija de barro no es fuerte en sí misma, sino en Dios.    

ü La tercera frase es: “la excelencia del poder sea de Dios y no de los hombres”: en ésta frase el apóstol Pablo destaca cuán sobrenatural son los dones de Dios, el término excelencia traducido desde el griego bíblico también traduce: “grandeza extraordinaria”, virtud que Dios deposita en sus hijos conforme a Su voluntad y gracia 




Sin embargo, también Pablo por el Espíritu Santo nos enseña que esa excelencia es de Dios, para la gloria del Señor y no para los hombres. Es por eso que los siervos de Dios debemos tener en cuenta que somos instrumentos o vasijas de barro, y que el alfarero y dueño es el Señor. Toda la gloria es de Dios. 

Es por la gracia del Señor que hoy somos salvos, y que tenemos el privilegio de participar de Su obra. La excelencia de Su poder, de la que hemos hablado, se expresa con mayor fuerza y resplandor en aquellos que con corazón manso y humilde, procuran que el nombre de Jesucristo sea glorificado, pues finalmente el poder es del Señor. Servir a Dios es una gran bendición y honor

Dios nos ha alcanzado con Su gracia y amor, dándonos salvación e impartiendo en nuestra vida dones para servirle, por eso persevera con gozo en tu servicio al Señor Jesús, sabiendo que todo viene de él. 

Aunque tu entorno sea difícil y adverso, recuerda que esas crisis o pruebas son temporales, y que Jesús venció y ahora vive en ti. El servicio a Dios es un gran privilegio. 

(Te invito a leer: Servimos a Dios por amor y gratitud.).


El servicio a Dios es una bendición
Segunda parte de "El servicio a Dios" 

1 Corintios 1:27-29 “sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia

Hay una batalla entre considerarnos aptos o no para servir al Señor, esto se debe a que consideramos que no somos lo suficientemente “idóneos” “santos” o “maduros” para servir a Dios, pero en realidad esto no se trata de cuán buenos o perfectos seamos, sino de cuán poderoso es Jesucristo para hacer Su voluntad en cda una de nuestras vidas. 

Debemos considerar por ejemplo a uno de los discípulos del Señor Jesús y es  Pedro. Éste hombre era nativo de Galilea, una tierra distante de Jerusalén, los galileos no eran hebreos puros, además era Galilea una zona con poca escolaridad, y por lo tanto Pedro no tenía mucha capacitación. 

Era además Pedro un pescador (entonces no era de familia sacerdotal, ni descendiente de algún escriba, ni siquiera auxiliar en la sinagoga local), y si reflexionamos en su carácter vemos que era inconstante e impetuoso en cada una de sus decisiones. Pero a pesar de todo estas cosas, el Señor Jesús lo llamó para convertirlo en uno de los doce apóstoles.

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ   

Al reflexionar en el proceso de formación de Pedro, vemos que en varias ocasiones cometió errores, y algunos de ellos fueron grandes (como decirle al Señor Jesús que no fuera a la cruz). A pesar de éstas cosas cuando el Espíritu Santo se derramó sobre los ciento veinte en el aposento alto, vemos que también vino sobre el apóstol Pedro (quien además había negado al Señor Jesús tres veces). 

Después del derramamiento del Espíritu de Dios se convirtió en un instrumento poderoso en las manos divinas para predicar y salvar a miles de personas en el poder del Espíritu de Dios. El Señor nos escogió por Su amor y no por nuestros méritos. Él es bueno.   

El servicio a Dios es una bendición
Damos gracias al Señor quien tiene misericordia de cada uno de nosotros y perdona nuestras rebeliones, él trata con nuestro carácter y transforma nuestro corazón paso a paso, perseverando en Su propósito y enseñándonos como un padre instruye a su hijo, aunque a veces por nuestra obstinación el escenario de aprendizaje lo hacemos difícil y doloroso. 

El Señor toma lo necio y débil del mundo para avergonzar a los fuertes y sabios, para que nadie se jacte en Su presencia. Entonces a la pregunta ¿Por qué Dios me escogió? Debemos responder por Su gracia y bondad. 

Debemos destacar destacar la última expresión del texto de hoy que dice: “Para que nadie se jacte en Su presencia”. Pues debemos tener claro y presente que lo que somos lo somos por Su amor y gracia. Podemos servirle y cumplir con Su propósito porque todo viene de él, la palabra, los dones son de él, el ministerio es de Cristo, la unción es del Espíritu Santo, las personas son de Dios, el oro y la plata le pertenecen, entonces ¿qué es nuestro? Todo es de él, por eso la gloria y honra le pertenecen exclusivamente a nuestro Señor.       

Conclusión: Pedro falló en el aprendizaje, pero tuvo la virtud de hacerlo de nuevo, de humillarse en la presencia de Dios, perseveró aferrado a la gracia de nuestro Señor, hasta alcanzar el plan de Dios para su vida. Por eso adelante, no desmayes, el Señor está contigo. Dios te cuida. 

(Te invitamos a leer: El profeta Eliseo recibe una doble porción.). 


El servicio a Dios es una bendición
Tercera parte: El servicio a Dios.

La Escritura nos enseña que toda aquella persona que nace de nuevo en Cristo también experimenta un profundo deseo por servir a Dios. Por eso casi que de inmediato empezamos a hacer cosas para el Señor. Aquí es muy importante tener en cuenta varios aspectos fundamentales, y uno de ellos es la dependencia del Espíritu Santo.

Esto lo vemos por ejemplo en la vida y servicio del Señor Jesús mientras estuvo aquí en la tierra. Por eso es muy importante para el creyente conocer la obra y persona del Espíritu Santo. Podemos acercarnos a estas verdades observando la vida de Jesús en su ministerio terrenal según los evangelios. Por ejemplo:

Lucas 4:16-19 “Vino a Nazaret, donde había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga… y se levantó a leer… El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos; y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor”.

De hecho podemos ver que el Señor Jesús comenzó su ministerio después de ser ungido con el poder del Espíritu Santo, y por eso vemos en él un servicio a Dios sobrenatural, pues sanidades, milagros, liberaciones y señales lo seguían.   

Si el Señor Jesús requirió del poder del Espíritu Santo para un servicio eficaz a Dios, nosotros también necesitamos la unción del Espíritu de Dios para servir con eficacia en la extensión del reino de Dios.


Por el poder del Espíritu Santo nuestro Señor Jesús pudo andar haciendo bienes y sanado a todo los oprimidos por el diablo. Es Dios por su Espíritu quien nos equipa para prestar un servicio a Dios eficaz. Gracias amado Jesús por enviarnos tu Espíritu Santo para brindar un mejor servicio a Dios. 

Te invito a leer: Renueva tu amor por Dios.  


(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. - El servicio a Dios).

Te invitamos a conocer otros libros que hemos publicado. Haz clic sobre la imagen del libro que deseas ver: 




We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites. 

9 comentarios:

  1. como puedo hacer para comprar sus libros,aque direccion y a nombre de quien se hace el giro Dlb grasias, mi mail es miriamdejesus27@yahoo.com

    ResponderEliminar
  2. como puedo hacer para comprar sus libros,aque direccion y a nombre de quien se hace el giro Dlb grasias, mi mail es miriamdejesus27@yahoo.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te guarde Miriam. En breve te enviaremos información a tu email. Bendiciones.

      Eliminar
  3. Hola Pastor Gonzalo Sanabria,Solicito me envie informacion de los libros para comprar el que me interesa.a quien dirigirse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Bruno Pastor. Puedes ver y adquirir nuestros libros en: http://www.amazon.com/Gonzalo-Sanabria/e/B00ZYMPTSC/ref=ntt_dp_epwbk_0
      Muchas gracias por tu interés y apoyo.

      Eliminar
  4. Hola Pastor megusto lo que lei quisiera hacer un cambio en mi vida que puedo hacer para acercarme adiós .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. En primer lugar te sugiero hablar sinceramente con Dios, leer la Biblia y acércate a una iglesia cristiana allí te enseñarán las verdades de Cristo. Bendiciones.

      Eliminar
  5. Hola Pastor megusto lo que lei quisiera hacer un cambio en mi vida que puedo hacer para acercarme adiós .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga. En primer lugar te sugiero hablar sinceramente con Dios, leer la Biblia y acércate a una iglesia cristiana allí te enseñarán las verdades de Cristo. Bendiciones.

      Eliminar

SERMONES PARA PREDICAR:

Sermones cristianos:

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO CRISTIANO:

sermons and devotions

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

LISTADO DE SERMONES PARA PREDICAR:

sermons and devotions

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO DE SERMONES PARA PREDICAR:

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES CRISTIANOS PARA PREDICAR:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

ENTRADAS POPULARES

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES