domingo, 16 de agosto de 2015

Servimos a Dios por amor y gratitud
Introducción: Cuando Jesús caminaba por las orillas del mar de Galilea empezó a llamar a sus discípulos, aquellos que estarían con él y serían formados para llevar Su gloria por las naciones. Ellos respondieron con prontitud y diligencia, lo dejaron todo por seguir al Maestro. Enseñándonos que servimos a Dios por amor y gratitud, servir a Dios es un honor…  

SERVIMOS A DIOS POR AMOR Y GRATITUD.

Éxodo 8:1-2 “Entonces Jehová dijo a Moisés: Entra a la presencia de Faraón y dile: Jehová ha dicho así: Deja ir a mi pueblo,  para que me sirva. Y si no lo quisieres dejar ir, he aquí yo castigaré con ranas todos tus territorios”.

1) Dios es libertador por excelencia.

La Escritura nos enseña ahora las plagas o juicio de Dios sobre Egipto y el duro corazón del Faraón, quien veía la destrucción y caída gradual de su imperio, pero continuaba con su actitud arrogante y soberbia, sin dar oído a las palabras del Señor. Al reflexionar en esto, debemos reconocer que a veces la dureza de nuestro corazón nos lleva a sufrir las consecuencias de no oír y obedecer a Dios.
                                           
2) La comunión con Dios es la prioridad.

Moisés estaba en la misma presencia del Señor, pues el texto bíblico nos dice: “Jehová dijo a Moisés”, allí es comisionado y enviado por Dios a “entrar en la presencia de Faraón”. Es vital mantener éste orden que la Biblia nos revela: primero Dios y luego lo demás. Es en Su presencia donde conocemos Su perfecta voluntad, Sus planes, allí somos equipados y comisionados para llevar a cargo la misión que nos encomienda. 

Por eso, tengamos presente que el ministerio o servicio, debe ser la consecuencia de la comunión con Dios, así lo dijo Jesús: “escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás”, la adoración personal, intima, debe preceder el ministerio o servicio. Primero adoración, luego el quehacer.    


3) Dios trae libertad sobre sus siervos.

Vemos que el mensaje que el Señor envía a Faraón, contiene una gran revelación: “deja ir a mi pueblo, para que me sirva”. La primera parte de la frase (“deja ir a mi pueblo”) nos enseña varias cosas, entre ellas por ejemplo que el enemigo del pueblo de Dios usará todas las circunstancias y medios posibles para impedir o estorbar el servicio al Señor. 

Observamos también que el enemigo de los hijos de Dios les presentará muchas alternativas para mantenerlo ocupado y distraído, de manera que no le sirva al Señor (Ejemplos: muchos negocios, depresión, heridas, tentaciones, resentimientos, desanimo, etc). Pero Jesús vino a traer libertad a los cautivos, pues para esto apareció el Hijo de Dios: para deshacer las obras del diablo.       




4) Servimos a Dios por amor y gratitud.  

En la segunda parte de la frase Dios expresa: “para que me sirva”, nos habla de propósito, diseño y plan celestial. Dios nos ha equipado para alcanzar lo que él ha diseñado y planeado para nuestra vida. La palabra “servir” viene del término hebreo “abád” que además significa: adorar, arar, culto, desempeñar, honrar, ministrar, trabajar. Vemos entonces que nuestro servicio debe ser una expresión de adoración al Señor, y no una carga incomoda. 

Servimos al Señor por gratitud, porque lo amamos, porque ha extendido su gracia sobre nuestra vida, y cómo dijo el apóstol Pablo: “su gracia no ha sido en vano para conmigo”. Finalmente Dios saca al pueblo de Israel, a través de obras sobrenaturales y es lo que está dispuesto a hacer por ti, si avanzas y le crees, pues él no ha cambiado, su deseo es la libertad para sus hijos y que éstos avancen hacia su plan.

Conclusión: El Señor muestra su gran poder a favor de su pueblo, y lo libera conduciéndolo por el desierto hacia la tierra prometida. Esto nos recuerda que nuestro buen Dios es todopoderoso, él no cambia, y es quien nos saca de todo cautiverio, con Su poder rompe las cadenas espirituales, para que con gozo y gratitud le adoremos y sirvamos.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)


0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES