Entrada destacada

SERMONES ESCRITOS

. . Sermones escritos - para predicar. A continuación ponemos a tu disposición un listado de sermones escritos, temas y textos cri...

jueves, 31 de octubre de 2019

Nos enseña Hebreos 11:6 “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”.  

El versículo destaca inicialmente la importancia de la fe para acercarse a Dios, además la persona que se acerca al Señor debe ser consciente y tener la certeza de que Dios galardona o recompensa a quien le busca. 

El ejemplo de José nos enseña que su prosperidad era el resultado de la presencia de Dios con él, nos dice la Biblia “Jehová estaba con José, y fue varón prospero” Génesis 39:2 y ese favor de Dios con José era tan fuerte que la Escritura dice que: “Jehová bendijo la casa de Potifar a causa de José, y la bendición del Señor estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo” Génesis 39:5.

También la Biblia nos dice que el rey Uzías prosperó en gran manera, porque fue ayudado maravillosamente hasta hacerse poderoso, y todo esto fue el resultado de buscar a Dios: 2 Crónicas 26:5 y 15.

También la misma Biblia nos enseña que cuando abandonamos la fuente de nuestra bendición, es decir a Dios, para buscar a otros llamados dioses o para seguir otros caminos, todo se viene abajo.

Un ejemplo evidente de esto lo vemos en el rey Salomón, quien inicio su camino amando a Dios, y en el comienzo  de su reinado fue prosperado como ningún otro rey en la historia de Israel, pero en sus últimos años dejó de seguir a Dios y empezó a adorar a los baales y a los dioses de sus múltiples esposas, y toda aquella prosperidad y paz que tenía desapareció. 

Cuando buscamos a Dios y caminamos con él inevitablemente seremos bendecidos, y cuando le damos la espalda la ruina y el fracaso vienen sobre la desobediencia. Sigamos a Dios y su consejo y en todo lo que emprendamos seremos bendecidos.   


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.

lunes, 28 de octubre de 2019

Dios desea tu prosperidad y tu bienestar, él ha planeado lo mejor para ti y para tu descendencia. Por naturaleza Dios es bueno y se goza al ver a sus hijos felices y caminando en sus perfectos y buenos planes.      

En la Biblia están los principios para vivir y alcanzar la bendición de Dios, él desea el bienestar de sus hijos, por eso se ha ocupado de enseñarnos a través de su palabra la manera de alcanzar y vivir sus bendiciones. Él no miente, todas las promesas en él se cumplen, es necesario entonces mirar al detalle su palabra para caminar en bendición.    

Cuando Dios creó al hombre lo estableció bendecido. Génesis 1:27-28 “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios; y les dijo Dios: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla, y señoread sobre los peces del mar, y sobre todas las bestias que se mueven sobre la tierra”.  

Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza, y nos dice la Escritura que “Dios los bendijo” palabra que significa entre otras cosas: bendecir con abundancia, y sin duda, lo vemos en el contexto, pues Dios los puso en el huerto del Edén, rodeados de una abundante y perfecta provisión.

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO). 

Este inicio o comienzo de la humanidad nos recuerda que el Señor creó al hombre en bendición abundante, y que fue el pecado el que trajo tristes consecuencias. Gracias damos a Dios que en Cristo Jesús somos restaurados.   

Pero la mayor bendición del Edén no era la abundancia de alimento y hermosura de aquel huerto, de hecho el nombre “Edén” significa: delicia, gozo, paraíso; lo más valioso de aquel lugar era que allí “se paseaba la voz de Jehová Dios” (Génesis 3:8), es decir el Señor caminaba frecuentemente por aquel huerto.  


La bendición más grande es la presencia de Dios. Lo que debe generar mayor gozo en nuestro corazón es habitar en la presencia del Señor y caminar con él, como Enoc caminaba con Dios. Lo más importante no es la bendición, sino el Dador de las bendiciones, cuando él ocupa el primer lugar, el resto viene por añadidura.    


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.

jueves, 24 de octubre de 2019

Decide perseverar y no renunciar, Dios es quien te ayuda y fortalece. El apóstol Pablo nos dice en Filipenses 3:14 “Yo prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”. 

Aquí la palabra “proseguir” se traduce del término griego “dioko” que además quiere decir: procurar, buscar ardientemente, esfuerzo para alcanzar una meta. Entonces hablamos de un compromiso consigo mismo para avanzar hacia el plan de Dios para la vida de cada uno.   


  

Cuando el Señor Jesús le dijo a Pedro “Vuelve a tirar las redes” él estaba cansado y sólo fracaso había pescado en las veces anteriores; pero creyó en las palabras de Jesús y volvió a intentarlo, de nuevo lanzó sus redes al mar y fue grande la pesca. Es necesario creerle a Dios y perseverar, seguir su palabra e intentarlo confiado en sus promesas.    

Lo más importante de una victoria no es la foto final, sino el proceso que hay detrás de aquel gran logro.

La ceremonia de grado no es lo más importante al terminar una carrera, sino todo el proceso de aprendizaje que hay detrás de ella, los obstáculos que se tuvieron que superar, el esfuerzo por las exigencias y trabajos, la superación de aquellos momentos en donde se quiso renunciar, perseverar y hacerlo durante varios años hasta llegar a la meta, etc.      

Pablo tuvo que superar muchos obstáculos, ayunos forzados, decepciones por discípulos que lo abandonaron, peligros, soledad, enemigos, rechazo, pero culminó la carrera con la certeza de su galardón y corona, por eso dijo: “he peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe, me esta guardada la corona”.  

Cuando pensaban que ya no era posible, Zacarías y Elizabet tuvieron su hijo: Juan el bautista. Cuando Ana lloró delante de Dios por un hijo, el Señor le dio a Samuel y cinco hijos más. Cuando Job no quería más vivir y recordaba con nostalgia el tiempo de antes Dios le dio el doble de todo lo que tenía.




Cuando el apóstol Juan tenía noventa años de edad aproximadamente y quizá pensaba que moriría desterrado en la isla de Patmos, Jesús lo visitó y le reveló el Apocalipsis y de allí salió para pastorear la iglesia de Efeso.  

Es muy importante ver en estas personas algo en común: ellos no renunciaron, sino que siguieron creyendo en Dios, ellos no dejaron el camino de la fe y el Señor en su tiempo fue propicio. Dios nunca te va a decepcionar, pídele a él su fuerza, clama por su obra poderosa y él no te dejará avergonzado.      

Conclusión: Decide confiar en Dios, creer en sus promesas; decide buscar su presencia y poner por obra sus palabras, él nunca te fallará, jamás te decepcionará. Decide vivir para él el resto de tu vida y no sólo cosecharás vida eterna, sino su respaldo y bendición en la tierra.    

Te invito a leer: Persevera, tu milagro está cerca. 


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.

lunes, 21 de octubre de 2019

Introducción: Con frecuencia nos preguntamos ¿qué quiere Dios que yo haga? ¿Qué cosas debo corregir? Hoy vamos a estudiar un aspecto de nuestra vida que es muy importante para caminar en bendición y victoria. Recuerda que cosecharemos mañana, lo que hoy nosotros hagamos.   

Cuidado con el destructor.

1) La murmuración nos hace jueces, y sólo Dios es juez. Números 16:41.   

El día siguiente, toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón, diciendo: Vosotros habéis dado muerte al pueblo de Jehová”.

El contexto nos enseña que Coré, Datan y Abiram se rebelaron contra Moisés y contra Aarón, y como resultado de aquella rebelión murieron ellos, sus familias y doscientos cincuenta hombres más que los seguían. 

Como podemos ver al día siguiente Israel murmuró contra ellos acusándolos de la muerte de aquellos que se habían revelado. Lamentablemente ellos habían escogido hacer lo malo y por eso el juicio vino sobre sus vidas, pero ahora acusan a Moisés y a Aarón. 

Llevados por su enojo o disgusto expresaron palabras apresuradamente, juzgaron y condenaron a Moisés y a Aarón como culpables. Una calumnia es una acusación falsa contra alguien con intención de perjudicarle.    

Debemos recordar que la vida y la muerte están en poder de la lengua y que a Dios daremos cuenta de las palabras ociosas o mal intencionadas que hablemos. Cuando hablamos lo que otros dicen y su naturaleza es dañina, entonces caemos en la calumnia o murmuración. Por eso la Biblia dice: “murmuraron contra”.    

(Nota: Te invitamos a adquirir gratis nuestro nuevo libro: “Restaura y cuida tu amistad con Dios”. Sermones y reflexiones para estudiar y predicar sobre la oración y la comunión con Dios, porque es tiempo de buscar la presencia de Señor y renovar nuestra vida de oración. Promoción del 21 al 25 de octubre 2019. Adquiere sin costo alguno este libro aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).    


  2) La murmuración desata el juicio de Dios. Números 16:42-45.   

Y aconteció que cuando se juntó la congregación contra Moisés y Aarón, miraron hacia el tabernáculo de reunión, y he aquí la nube lo había cubierto, y apareció la gloria de Jehová. Y vinieron Moisés y Aarón delante del tabernáculo de reunión. Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Apartaos de en medio de esta congregación, y los consumiré en un momento. Y ellos se postraron sobre sus rostros”.

Como podemos ver aquella murmuración empezó a contagiar a otros (es como un cáncer que empieza a crecer y se expande en otras partes de cuerpo), pues dice la Biblia que la congregación se juntó contra Moisés y contra Aarón (versículo 42).   

La nube de Dios, la gloria del Señor, su misma presencia descendió en medio del campamento de Israel, pero lamentablemente no había venido como resultado de la adoración sino como resultado de la murmuración.  

Dios habla a Moisés, pero en esta ocasión no son palabras de prosperidad ni de victoria, sino de disciplina a su pueblo. Moisés y Aarón al escuchar las palabras de juicio de Dios se postran sobre sus rostros, ellos saben muy bien que ante estas sentencias, humillarse delante del Señor es lo mejor.   

Debemos cuidar las palabras de nuestra boca para no murmurar contra Dios, ni contra su voluntad, ni contra su provisión, ni contra las pruebas que pone delante de nuestros pies, más bien debemos humillarnos y permitir su obra en nuestros corazones.  

3) La intercesión genuina y sincera detiene el poder de la muerte. Números 16:46-49.

Y dijo Moisés a Aarón: Toma el incensario, y pon en él fuego del altar, y sobre él pon incienso… y haz expiación por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de Jehová; la mortandad ha comenzado.

Entonces tomó Aarón el incensario, como Moisés dijo, y corrió… y he aquí que la mortandad había comenzado… y él puso incienso, e hizo expiación por el pueblo, y se puso entre los muertos y los vivos; y cesó la mortandad. Y murieron catorce mil setecientos, sin los muertos por la rebelión de Coré”.

Un intercesor es aquel que se pone en medio a favor de alguien en crisis, en desgracia, en dificultad. La intercesión es aquella oración que levantamos a favor de una persona, de un pueblo o de una nación, como lo vemos aquí.   

Moisés da orden a su hermano Aarón para que se apresure a orar por la congregación, pues el furor (enojo, ira) había salido de Dios y la mortandad había comenzado (la murmuración produce enojo en el corazón del Señor y da lugar a la muerte).

Hacer expiación básicamente era cubrir el pecado con la sangre de animales, porque la paga del pecado es la muerte. La Biblia nos dice que Aarón se puso entre los muertos y los vivos y cesó la mortandad.      

La murmuración se convierte entonces en una poderosa arma para el reino de las tinieblas, por eso Jesús dijo: “Bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian” Lucas 6:28. Entonces de nuestra boca debe salir bendición y no maldición, oración y no conflictos ni rivalidades.

Ante aquella intercesión de Aarón la mortandad cesó, y no fue más grande. Entonces podemos decir que la ausencia de oración facilita la acción de la muerte. La oración cubre nuestras familias, la oración cubre nuestras vidas y permite la manifestación de la gloria de Dios.       

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO). 

4) La murmuración permite la obra del destructor. 1 Corintios 10:10.  

Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor”.

El apóstol Pablo advierte a la iglesia de Corinto y a nosotros hoy, sobre el peligro de la murmuración y sus efectos, por eso nos dice: “No murmuréis”. La palabra “murmurar” aquí se traduce del término griego “gonguzo” que además significa: quejarse, criticar, gruñir (decir algo en tono bajo).    

La palabra destructor se traduce del término griego “olothreutes” que además significa: exterminador, serpiente venenosa. La raíz de esta palabra significa: arruinar, matar. Entonces es un espíritu cuya naturaleza es arruinar poco a poco la vida espiritual, la salud física y emocional, y las finanzas.     

Generalmente usamos la murmuración cuando estamos pasando por un tiempo difícil, cuando estamos en tiempo de prueba, cuando el Señor nos está disciplinando o está transformando nuestro carácter.     

Como bien nos enseña la Biblia el pueblo de Israel murmuró una y otra vez por el desierto, su queja se escuchó una y otra vez, y fue precisamente esto lo que hizo que el desierto se hiciera más largo.

La murmuración, la calumnia, la queja y hacer las cosas de mala voluntad son palabras y actitudes que nos hacen perder las bendiciones, nos hacen retrasar las conquistas (pues la tierra prometida fue alcanzada cuarenta años después), nos impiden ser promocionados.       


Conclusión: Dios desea lo mejor para sus hijos y por eso nos instruye y hoy nos enseña la importancia de cuidar nuestra manera de hablar y evitar la murmuración. Más bien debemos orar y bendecir, hacer la voluntad de Dios siempre será para vida y bendición.  


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.

viernes, 18 de octubre de 2019

Dios te bendice y te concede lugares de privilegio
Dios te bendice con abundancia
Dios no sólo transforma tu vida, él te concede bendiciones y lugares de privilegio. La Biblia nos enseña que Rahab (la mujer ramera de Jericó) ayudó a los espías hebreos a bajar con una cuerda por la ventana de su casa, pues ella vivía en el muro de la ciudad, y los espías en agradecimiento antes de irse le dieron instrucciones para que salvará de morir en la toma de la ciudad de Jericó: Josué 2:18-21 

He aquí, cuando nosotros entremos en la tierra, tú atarás este cordón de grana a la ventana por la cual nos descolgaste; y reunirás en tu casa a tu padre y a tu madre, a tus hermanos y a toda la familia de tu padre. Cualquiera que saliere fuera de las puertas de tu casa, su sangre será sobre su cabeza, y nosotros sin culpa.

Y si tú denunciares este nuestro asunto, nosotros quedaremos libres de este tu juramento con que nos has juramentado. Ella respondió: Sea así como habéis dicho. Luego los despidió, y se fueron; y ella ató el cordón de grana a la ventana”.

Es muy importante ver aquí lo que representa ese “cordón de grana”. En primer lugar debía estar visible, además se le advierte que en su casa deben estar su padre y toda su familia y cualquiera que saliere fuera de las puertas de su casa moriría y ellos no tendrían culpa alguna.  

Reflexionemos en la expresión: “Cordón de grana”. En primer lugar la palabra “cordón” aquí se traduce del término hebreo “ticvá” que además significa: cuerda, esperanza. La raíz de esta palabra significa: confiar. En quien más podemos nosotros confiar y tener nuestra esperanza sino es en Cristo Jesús.

La palabra “grana” se traduce del término hebreo “shaní” que significa: carmesí, escarlata, rojo. El color carmesí está relacionado en la Biblia con el pecado y nos recuerda la sangre que Jesús derramó por nuestros pecados; el color escarlata es un color de la realeza, nos recuerda que Jesucristo es el Rey de reyes, nos recuerda que él no sólo murió por nosotros, sino que además resucitó y está sentado a al diestra de Dios.

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO). 

Este cordón de grana o cordón carmesí es símbolo del poder de la sangre de Jesucristo, la cual nos libra de la muerte eterna y del juicio divino por el pecado. No importa que tan grandes o terribles sean los pecados del hombre, cuando éste se acerca a Dios con corazón sincero el poder de la sangre de Cristo lo limpia de todo pecado.   

Podemos recordar también aquí cuando el ángel de la muerte iba a venir sobre Egipto para traer el juicio, Dios a través de Moisés instruyó a su pueblo para que sacrificará un cordero y aplicará su sangre en los dinteles de las puertas y esa sería la señal para que la muerte no tocará aquellas familias. 

Entonces es la sangre de Cristo la que nos salva de la muerte eterna, la fe en Jesús y en su sangre derramada en la cruz nos limpia de todo pecado, es el sacrificio de Jesús el que nos libra de la condenación eterna.  

La misericordia y el amor de Dios cubrió a Rahab, ella se casó con Salmón (de la tribu de Judá) y tuvieron un hijo llamado Booz: Mateo 1:5 “Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isa.

Rahab no tenía esposo y Dios le dio uno, así conformó una familia y vivió la experiencia de ser esposa y madre, lo cual nunca antes había experimentado. Bendiciones que en Jericó no habría alcanzado.

Hay mucha similitud entre Rahab y nosotros, pues siendo pecadores y no siendo hebreos, nos llamó Dios por su gracia y los que nos éramos pueblo de Dios vinimos a ser pueblo, y mucha más aún, por Cristo vinimos a ser hijos de Dios.         

Su nombre, Rahab, aparece en el árbol genealógico del Señor Jesucristo, es decir, Dios honró su vida y nombre, así como su fe, dejándola incluso como evidencia y ejemplo del poder transformador de Dios. Recordemos que ella no era hebrea, pero Dios le dio el honor a esta cananea de aparecer en la ascendencia de Jesús, y fue tatarabuela del rey David.  

Dios recibió a esta mujer por su fe, ella era una ramera que vivía en una ciudad bajo condenación de Dios y que sería destruida, no tenía esposo ni hijos, pero por su fe en Dios y por poner su esperanza en el Señor ella fue rescatada, y lo que había perdido fue restituido por el poder de Dios.

La literatura judía, específicamente el Midrash (el cual es la recopilación hebrea escrita de las interpretaciones orales de la Ley de Dios), enseña que las cuatro mujeres más bellas del mundo han sido: Sara, Abigail, Ester y Rahab. Entonces ella vino además a figurar entre las mujeres más importantes de Israel.         

El nombre de su hijo fue Booz, nombre que significa: alegría y firmeza. La tristeza que había vivido en Jericó ahora había sido transformada por la alegría en Israel y por las bendiciones del Señor. Dios puede transformar tu vida, llenarte de bendiciones y darte lugares de privilegio, cosas que nunca antes habías imaginado o que no creías que serían posibles en tu vida.      

Conclusión: No hay nada difícil para nuestro Dios, lo que debemos hacer es buscarlo y confiar en sus palabras, él no miente, sus promesas son verdaderas y fieles, y él es poderoso para hacer mucho más de lo que pedimos y entendemos.    


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.

SERMONES PARA PREDICAR:

Sermones cristianos:

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


LISTADO DE SERMONES PARA PREDICAR:

sermons and devotions

ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO CRISTIANO:

sermons and devotions

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO DE SERMONES PARA PREDICAR:

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES CRISTIANOS PARA PREDICAR:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

ENTRADAS POPULARES

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES