Entrada destacada

SERMONES ESCRITOS

. . Sermones escritos - para predicar. A continuación ponemos a tu disposición un listado de sermones escritos, temas y textos cri...

lunes, 27 de mayo de 2019

Sermones para predicar: Espera en Dios, él viene con bendición. Bosquejos y temas.
Sermones para predicar
(Temas para predicar) Introducción: Una experiencia que vivimos es que cuando no logramos someter nuestra ansiedad al Señor o rendir los problemas a Dios, la desesperación toma el control y genera caos. 

Una fortaleza del cristiano es su confianza en Dios; mientras que la angustia y la desesperación son oportunidades del reino de las tinieblas para afligir al cristiano... 


    

Sermón: Espera en Dios, él viene con bendición.

“Pacientemente esperé a Jehová, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor” Salmo 40:1.

a) David esperaba con paciencia en Dios. Salmo 40:1a.     

Con mucha frecuencia anhelamos que Dios responda a nuestras oraciones rápidamente, sin embargo en éste caso David espera en el Señor.

No nos dice la Biblia exactamente cuanto tuvo que esperar él, pero tuvo la virtud de ser paciente, David confiaba en la respuesta de Dios, y esto implica creer que él hará lo mejor y lo hará en su tiempo perfecto.  

b) El afán y la ansiedad no son buenos consejeros.

Siempre será mejor para nosotros confiar y esperar en el Señor. Podemos recordar aquí cuando el profeta Samuel le dijo al rey Saúl:

“En siete días volveré y sacrificaré holocaustos al Señor”, era ésta una orden de parte de Dios, pero el rey Saúl viendo que se cumplían aquellos siete días, y que los filisteos venían y soldados de Israel empezaban a desertar de sus filas, se apresuró y ofreció el holocausto a Dios.

Cuando Saúl levantó la cabeza vio que el profeta Samuel venía, lo recibió y el profeta entonces le dijo: “Locamente has hecho, pues no guardaste la instrucción de tu Dios, por esto tu reino no será duradero”. Vemos pues que es muy importante caminar en los tiempos de Dios.  




c) Dios escucha la oración de sus hijos, Salmo 40:1b.   

En muchas ocasiones ante el problema el creyente puede pensar que Dios no ha escuchado su oración, pero en realidad Dios oye a sus hijos, él está interesado en la situación de cada uno. El Señor no es indiferente ni insensible a tu clamor.    

Debemos hacernos una pregunta importante aquí, y es ¿Qué momento estaba viviendo David? ¿Cuáles eran las condiciones de su vida cuando escribe éste salmo? Precisamente por el contenido del salmo podemos ver que enfrentaba un gran peligro y por eso clama protección a Dios y pide ser librado de sus enemigos.

El rey Saúl perseguía de una manera feroz y constante a David (pudo haber durado ésta persecución unos diez años). Fue sin duda difícil para David vivir ese tiempo, había detrás de él un numeroso ejército que lo buscaba para capturarlo y quitarle la vida.

Sin embargo la Escritura nos enseña que Dios nunca lo desamparó, ninguna espada enemiga durante todo aquel tiempo lo tocó, el Señor lo protegió todos los días, porque Dios escucha el clamor de sus hijos. 


Además de este artículo, te invitamos a leer otros que bendecirán tu vida:






Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Mensajes y sermones para predicar. 

martes, 21 de mayo de 2019

Sermones para predicar: Dios recompensa a quien le busca. Bosquejo
Sermones para predicar
Sermones para predicar: Dios recompensa a quien le busca. Hebreos 11:6 “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”.

Este capítulo es una exaltación a aquellos que por la fe en Dios alcanzaron grandes conquistas y victorias. El versículo número seis nos pone como fundamento la fe que agrada a Dios, indicando aquel corazón que al buscar al Señor lo hace con la certeza de su presencia y la seguridad de que será escuchado 


      

La segunda parte de éste versículo seis nos dice que a Dios le agrada que tengamos no sólo la certeza de su presencia, sino la seguridad de que él es galardonador, es decir uno que premia, recompensa, o da pago al que le busca.

La última palabra de este versículo “buscar” se traduce del término hebreo “ekzeteo” que además significa: procurar con seriedad, buscar con diligencia, investigar, tratar de encontrar. Palabras que nos hablan de una búsqueda activa, diligente y con anhelo profundo de encontrarse con Dios.    




La Biblia contiene muchos ejemplos de hombres y mujeres que buscaron al Señor con fuerza y constancia, y no fueron decepcionados. Por ejemplo el rey Uzías fue bendecido por el Señor en todos los aspectos de su reinado, según nos enseña 2 Crónicas 26:5 “Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías… y en estos días que buscó a Jehová, él le prosperó”.   

Dios le dio la victoria contra los árabes, contra los filisteos y contra los amonitas; Uzías se hizo altamente poderoso y tuvo gran prosperidad en sus cultivos y ganados, su ejército era numeroso, hombres fuertes y valientes y con un poderoso armamento, su fama se extendió lejos porque fue ayudado maravillosamente hasta hacerse poderoso.   

Cuando una persona decide buscar a Dios, aquella búsqueda nunca será en vano, el Señor ha prometido bendecirle y ciertamente así será, Dios es galardonador de los que le buscan.   

Conclusión: Buscar a Dios también tiene sus enemigos y obstáculos, pero más grande es el que está en nosotros que el que está en el mundo. Busquemos a Dios con la fuerza del Señor y perseverando veremos poderosas respuestas a nuestro favor. 


Además de este artículo, te invitamos a leer otros que bendecirán tu vida:





Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.
Mensajes y Sermones escritos para predicar - 

lunes, 6 de mayo de 2019

Sermones escritos para predicar - El poder de Dios
(Sermones escritos para predicar). Puede ocurrir que una persona renuncie a su capacidad de soñar, así como a creer por grandes cosas o por milagros en su vida. Los obstáculos o las adversidades vienen y golpean contra la fe del creyente, y esa fe debe estar sólida en Cristo para soportar esos tiempos. Recuerda: En Cristo somos más que vencedores.

Sermón: El poder de Dios está por encima de nuestras dudas.

Nuestra fe es alimentada por la palabra de Dios y la comunión con él. En su presencia él renueva nuestras fuerzas y nos recuerda su fidelidad y poder para cumplir lo que ha prometido. Quizá transcurra cierto tiempo para alcanzar la promesa, pero persevera Dios no miente y hará lo que ha dicho. El Señor hará grandes cosas.        

Nos dice la Biblia en Habacuc 1:5 “Mirad entre las naciones, y ved, y asombraos; porque haré una obra en vuestros días, que aun cuando se os contare, no la creeréis”.

Para aquel momento el pueblo de Israel estaba pasando por tiempos muy difíciles y de gran opresión, el profeta cuestionaba aquella situación y la vida en aquellos días, y Dios le responde con esas palabras del versículo cinco. El Señor promete hacer una obra tan poderosa que incluso será difícil de creer para ellos mismos.  

Con frecuencia ante las crisis o pruebas que vivimos podemos debilitarnos en nuestra fe y albergar la duda en nuestro corazón, tanto que hasta como dice el texto bíblico nos cuesta trabajo creer en la obra y poder de Dios. 

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO). 

Sin embargo, aunque nos cueste trabajo creer y no confiemos en una obra sobrenatural del Señor ante la grandeza de los obstáculos o de los enemigos, Dios promete manifestarse con su poder.

Por ejemplo en un momento de su vida Abraham pensó que ya no tendría heredero: Génesis 15:3-6. Sin embargo, como nos enseña este pasaje bíblico Dios confirma su palabra y además le promete a Abraham que su descendencia será como las estrellas del cielo y como la arena del mar, inmensa en número.

Abraham estaba pasando por una crisis de fe, pero después de escuchar la palabra de Dios nuevamente sobre su vida, como nos dice el versículo seis, Abraham le “creyó a Dios”, entonces vemos aquí el poder de la palabra de Dios para fortalecer nuestra fe y desechar las dudas.    

Una excelente manera de desechar las dudas de nuestro corazón y afirmar nuestra fe es hablar con Dios y reflexionar en su palabra. Esto renovará tus fuerzas y afirmará tu fe en Jesucristo el Señor. 


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 
.


-  Mensajes y sermones escritos para predicar – 

SERMONES PARA PREDICAR:

Sermones cristianos:

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


LISTADO DE SERMONES PARA PREDICAR:

sermons and devotions

ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO CRISTIANO:

sermons and devotions

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO DE SERMONES PARA PREDICAR:

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES CRISTIANOS PARA PREDICAR:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

ENTRADAS POPULARES

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES