jueves, 4 de diciembre de 2014

CÓMO PUEDO VENCER A TRÁVES DE LA FE
Introducción: Jesús destacó la fe de la mujer sirofenicia, él dijo: “oh, mujer, grande es tu fe, hágase contigo como quieres” y su hija fue sanada desde aquella hora, la fe es un factor que promueve la acción sobrenatural de Dios y nos permite no sólo ver Su poder sino ser protagonistas en sus milagros. Es la fe la que nos hace avanzar aunque se levante la tormenta, pues estamos confiados en que Jesús nos da la victoria… 
    
¿CÓMO PUEDO VENCER A TRAVÉS DE LA FE?

I. EL VERBO SE HIZO HOMBRE Y NOS ENSEÑA SU HUMANIDAD (Marcos 11:12).

A. Dios se hizo hombre y habitó entre nosotros.  

Nota: El Señor Jesús dejó por un tiempo su gloria para salvar a la humanidad. Se sometió a un cuerpo humano y en el resistió las tentaciones y los dolores del juicio. Por salvarnos el Señor Jesús se sometió a una muerte terrible y vergonzosa.  

B. El Señor Jesús vivió como persona como cualquiera de nosotros.

Nota: El pasaje bíblico de hoy, nos presenta a Jesús en su humanidad, dice el texto: “tuvo hambre”, la Biblia nos dice también que se cansaba, él lloró, dormía como cualquier persona, también se entristecía, se gozaba, vivió el dolor, fue menospreciado y en muchos casos estuvo solo, y por eso el Señor nos entiende perfectamente, por eso dice la Escritura que “tal sumo sacerdote nos convenía”. Entonces no se trata de cuan fuerte soy, sino de cuán grande es Dios. Te invito a leer: "La Restauración Del Corazón".      
    
II. JESUCRISTO MUESTRA SU PODER TAMBIÉN EN NUESTRO DIARIO VIVIR:

A. Jesús con sus discípulos encuentra una higuera estéril, Marcos 11:13-14.

Nota 1: Aunque nos dice el texto “no era tiempo de higos”, las hojas indicaban los primeros higos, que aparecían antes de la cosecha, y el Señor Jesús aprovecha este momento para dar una nueva lección a sus discípulos acerca del poder de la fe, pues fue intencional lo que hizo, el texto bíblico dice: “y lo oyeron sus discípulos”. Él se ocupó de que lo oyeran.   

Nota 2: Podemos tomar estas hojas como figura de la vida religiosa que es  aparente, pero que en realidad no lleva sinceros frutos y no sirve para nada, pues no genera vida real. Recordemos por ejemplo que Adán y Eva “cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales”, pero luego el Señor les preguntó: “¿Quién te enseñó que estabas desnudo?”, de manera que esas hojas no sirvieron para cubrirse delante del Señor, y luego nos dice la Escritura que “Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles y los vistió”, esto nos enseña que sólo el sacrificio del Cordero, es el que nos reviste de la justicia de Dios en Cristo Jesús.      


B. Las palabras de Jesús tienen poder, Marcos 11:20-21.

Nota 1: Recordemos que la Biblia también nos dice: “Todas sus promesas son en él sí y en él amen”, “los cielos y la tierra pasarán pero sus palabras no pasarán”, y “en él no hay cambio ni sombra de variación”, vemos entonces que la fidelidad de Dios a su Palabra es absoluta y completa. Por eso el pasaje nos dice: “viendo esto los discípulos, decían maravillados: ¿cómo es que se secó enseguida la higuera? Ellos estaban sorprendidos ante el poder de la palabra de Jesús.

Nota 2: Podemos ver también el poderoso alcance de su Palabra, pues el Señor dijo: “nunca jamás coma nadie fruto de ti”, esto significa que sería estéril, o sin fruto; pero nos dice el texto que “la higuera se había secado desde las raíces”. Entonces la palabra que Jesús dio, no sólo afecto el fruto, sino la higuera completa desde las raíces. Recordemos que los cielos y la tierra fueron hechos con la palabra de su poder, y por ella todo se sostiene. Gracias a Dios por darnos su poderosa Palabra.
             
III. LOS MILAGROS SUCEDEN EN UNA ATMÓSFERA DE FE:

A. La fe permite que todo hijo de Dios vea Sus maravillas, Marcos 11:22-23.

Nota: El pasaje de hoy nos deja ver varias cosas importantes respecto a la fe:
1. Debemos ser específicos al declarar la palabra, Jesús dijo: “a este monte”, no se dirige a un monte incierto, sin dirección, él declara la palabra de manera clara y específica. Así debemos hacerlo cuando oramos.  
2. La fe también se expresa a través de nuestras palabras (por eso debemos tener cuidado de las palabras que hablamos, pues “la vida y la muerte están en la lengua”).  
3. Que la duda en el corazón es enemiga de la fe (así como la fe agrada a Dios, y permite su acción, también la duda agrada al enemigo y le hace fuerte). Debemos decidir creerle a Dios, pues todo aquel que en él cree nunca será avergonzado.       

B. La fe y la oración promueven las grandes respuestas de Dios, Marcos 11:24.

Nota: Es fundamental que estemos en la voluntad del Señor, y practicar la fe en la oración (es decir orar creyendo). Hay una gran diversidad de montes: de tierra, de arena, de hielo, de piedra o de otros materiales. 
Algunos pueden desvanecerse rápidamente, otros pueden durar miles de años… de igual manera, nosotros enfrentamos diferentes obstáculos (o montes en sentido figurado), algunos más resistentes que otros, y algunos de mayor tamaño que otros, tal vez son crisis emocionales, oposición demoniaca, oposición de personas perversas, iras, falta de perdón, miedos, etc. Pero cuando oramos confiados en el Señor, y disponemos nuestro corazón para Su obra, esto nos permite ver las grandes victorias.

C. El resentimiento o falta de perdón es un obstáculo para la fe, Marcos 11:25-26.

1. Vemos en los evangelios que a varios enfermos antes de sanarlos, el Señor Jesús les perdonó sus pecados.
2. Está comprobado en las Escrituras y aun medicamente, que el resentimiento y la amargura generan y promueven diversas enfermedades, por ejemplo Noemí volvió a Belén, nos dice la Biblia “en amargura de espíritu”, y difícilmente la reconocían, pues su rostro y figura habían desmejorado mucho. Vemos también el ejemplo de Ana, la madre del profeta Samuel, quien estaba “con amargura de alma” y ella “lloraba y no comía”, todo esto afecta sin lugar a dudas la salud.
3. La falta de perdón impide la oración eficaz, e impide y estorba la comunicación con Dios.   
      
Conclusión: El poder de nuestro Señor Jesucristo es total y completo, sí creemos en él y confiamos en su grandeza, veremos sus maravillas, ¿Cuál es tu monte? ¿Cuál es tu lucha? ¿Qué es lo que te impide avanzar? Cristo es tu fuerza, acércate a él, nunca te fallará ni te desamparará.

(Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES