sábado, 30 de diciembre de 2017

Agradece a Dios por todo.
Introducción: La Biblia nos enseña que el pueblo de Israel por el desierto una y otra vez se quejó, cosa que les produjo tristes resultados. La Biblia nos exhorta a dar gracias a Dios por todo y en todo tiempo. Un corazón agradecido es un corazón que confía en Dios, confía en su soberanía y poder, sabe que el Señor hará lo mejor, y por eso no se queja ni se enoja, más bien opta por adorar y seguir el camino de la fe con expectativa de la maravillosa obra de Dios a su favor…    





Sermón: AGRADECE A DIOS POR TODO.


Agradecer a Dios su llamado a nuestra vida es una manera de honrar y adorar su nombre, 1 Timoteo 1:12.                 

“Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio”.

El apóstol Pablo agradece a Dios por haberlo llamado al ministerio. Otras versiones dicen: “Doy gracias a Dios por haberme considerado digno de confianza al ponerme a su servicio”. Cuando Pablo dice: “me tuvo por fiel” está diciendo: “me tuvo confianza”, “él creyó que yo podía hacerlo” por supuesto con su fuerza y poder.     

Pero sabemos que la Biblia nos habla de otro llamado y es el de la salvación, por eso dice “Más el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna” en 1 Pedro 5:10 y en Juan 15:16 Jesús dijo: “No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros”. Somos llamados también a servir a Dios, y estos llamados del Señor no sólo deben ser valorados, sino que deben generar en nuestro corazón gratitud.

El apóstol Pablo mantenía un corazón agradecido a Dios y por eso una y otra vez daba gracias al Señor, veamos por ejemplo:

a) A los romanos les dijo: “Doy gracias a Dios por vuestra fe”.
b) A los corintios les dijo: “Doy gracias a Dios por vosotros”.
c) A los filipenses les dijo “Doy gracias a Dios siempre que me acuerdo de vosotros en mis oraciones”.  
d) A los efesios les dijo: “No ceso de dar gracias por vosotros cuando oro”.
e) A Filemón le dijo: “Doy gracias a Dios por ti en mis oraciones”.
f) A los colosenses les dijo: “Doy gracias a Dios por vuestra fe en Cristo Jesús”.
g) A los tesalonicenses les dijo: “Doy gracias a Dios por vuestra fe, por vuestro trabajo de amor, y por vuestra constancia en nuestro Señor Jesucristo”.

Seguramente había dificultades en las iglesias, él mismo apóstol vivía tiempos complicados, pero es maravilloso ver cuantas gracias daba a Dios. La fe genuina da gracias al Señor, pues está convencida de que todo está en sus manos y que él hará lo mejor.

Conclusión: Es necesario reflexionar en todos los beneficios, protección y cuidado diario de Dios hacia nosotros para darle gracias una y otra vez. Un corazón agradecido es una expresión de fe. Agradecer a Dios es una fortaleza para el cristiano, pues la queja y la murmuración le hacen vulnerable a los ataques del enemigo. Demos gracias a Dios siempre. 

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.   





Te invitamos a leer el sermón: "DIOS ESTÁ AL TANTO DE TU CRISIS"

.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Dios es más poderoso que tu problema.
Introducción: Después de atravesar el desierto el pueblo de Israel empieza la conquista de la tierra prometida, campaña llena de enseñanzas y crecimiento para el pueblo de Dios. Las batallas que enfrentaron fueron profundas lecciones de vida para ellos, por eso debemos ver todo obstáculo como una oportunidad para crecer y ver la gloria de Dios. No caigamos en la lamentación, más bien busquemos a Dios y su poder…     





Dios es más poderoso que tu problema.

El hombre debe mirar más el poder de Dios que el tamaño del problema. Cuando Israel cayó en la primera batalla contra la ciudad de Hai, Josué cayó en un gran tristeza y decepción, incluso llegó a pensar que Dios los había llevado al fracaso. Josué 7:8

“Ay, Señor. ¿Qué diré, ya que Israel ha vuelto la espalda delante de sus enemigos?”.   
La expresión “Ay, Señor” es una lamentación por los malos resultados de aquella campaña contra la ciudad cananea. Con frecuencia ante los resultados negativos o inesperados caemos en la lamentación, y hasta nos hundimos en ella, ya que solo hablamos para quejarnos.   

Es muy interesante encontrar en la Biblia un libro que se llama “Lamentaciones” y en otras versiones judías se le llama: “Llantos” “Cantos fúnebres”. Libro que recoge la tristeza de los judíos cuando el templo de Jerusalén fue destruido por Nabucodonosor. Resultado una vez más de la infidelidad del hombre hacia Dios.

Pero en todas estas situaciones críticas de nuestra vida debemos acercarnos a Dios y renovar nuestra visión para ver las cosas como el Señor las ve, y ver la grandeza de Dios por encima del problema. Dios es fiel y Todopoderoso, se lo demostró a Israel en el pasado y ésta crisis no sería la excepción. Las promesas de Dios no dejarían de cumplirse por esta dificultad.      

Debe preocuparnos más la visión de Dios que la opinión de los hombres. Veamos lo Josué 7:9 “Porque los cananeos y todos los moradores de la tierra oirán, y nos rodearán, y borrarán nuestro nombre de sobre la tierra; y entonces ¿Qué harás a tu grande nombre?”.    

El corazón de Josué vive diferentes sentimientos, hay angustia, tristeza, decepción, tiene temor y vergüenza. Le preocupa el “qué dirán” los cananeos y los demás pueblos. Pero el Señor mismo es el que cuida de su reputación. Dios no deja de ser Dios, por los fracasos humanos, o por las malas decisiones del creyente.

Dios sigue siendo todopoderoso, sigue sentado en su trono y gobierna todas las cosas. De manera que Josué debe procurar más bien la dirección y consejo del Señor para superar aquella etapa y seguir adelante.

Conclusión: Finalmente Dios levantó a Josué de su tristeza y lo envió de nuevo a conquistar la ciudad de Hai, ciudad que finalmente fue conquistada por los israelitas (Josué 7). A veces caemos en el error de la lamentación continua, y dejamos de mirar a Dios y su grandeza, la cual está por encima de toda crisis o dificultad. Por eso dice la Escritura: “Puesto los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe”.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria. 





jueves, 21 de diciembre de 2017

En Jesús tienes bendición.
Introducción: Israel caminó cuarenta años por el desierto, lamentablemente ésta no era la voluntad de Dios para ellos, pero su actitud por el camino no fue la apropiada. Aquel camino duraba poco tiempo, pero ellos lo hicieron extenso y mucho más difícil. Hoy día debemos procurar un corazón manso y humilde delante de Dios, creer en sus promesas aunque el entorno sea adverso, pues el Señor es fiel y cumple sus palabras…    





Sermón: En Jesús tienes bendición.

En Jesucristo tenemos plena libertad y bendición. Josué 5:10.
Éste versículo nos dice que: “Y los hijos de Israel acamparon en Gilgal, y celebraron la pascua a los catorce días del mes, por la tarde, en los llanos de Jericó”), entonces los hebreos participan de la pascua antes de iniciar la conquista de la tierra prometida.
La pascua nos está hablando aquí de sacrificio, de cordero. La Biblia nos enseña que la pascua es símbolo del Cordero de Dios, Jesucristo el Señor, y su sacrificio en la cruz por nuestros pecados. Aspecto que nos recuerda que es por el sacrificio de Jesús que hoy tenemos libertad y victoria, y que en su autoridad podemos avanzar y vencer.  
Podemos entonces concluir que para avanzar y conquistar la tierra de la bendición fue necesaria la circuncisión (lo que nos habla de pureza de corazón) y comer la Pascua (es decir creer y apropiarse de la obra de Jesucristo en la cruz). Principios que hoy día continúan siendo fundamentales para amainar en bendición y victoria.

(Adquiere nuestro libro “Cómo hallar la paz interior”. Un libro sumamente útil en medio de nuestra veloz y ocupada sociedad. Es muy importante conocer cómo hallar la paz del corazón y mantenerla. Éste libro es una herramienta de apoyo en esa búsqueda personal, texto basado en la Biblia que edificará tu espíritu. Puedes adquirirlo aquí en: Cómo hallar la paz interior: Estrategias y principios para vencer conflictos personales (Spanish Edition).  También adquiere nuestro libro de devocionales en inglés, haz clic aquí en: MESSAGES FROM GOD: Christian Devotionals - Biblical reflections) 


Prepara tu corazón, Dios trae cosas nuevas a tu vida, Josué 5:11-12.

“Al otro día de la pascua comieron del fruto de la tierra, los panes sin levadura, y en el mismo día espigas nuevas tostadas. Y el maná cesó el día siguiente, desde que comenzaron a comer del fruto de la tierra; y los hijos de Israel nunca más tuvieron maná, sino que comieron de los frutos de la tierra de Canaán aquel año”.

Ante la disposición y obediencia de su pueblo Dios envía su bendición, ellos comieron del fruto de la tierra, espigas nuevas, y nunca más tuvieron maná, pues éste fue la provisión del desierto, pero ahora Dios les da lo nuevo que les ha preparado.

Debemos dar gracias a Dios por todas las cosas con las que nos ha bendecido, pero debemos disponer nuestro corazón para lo nuevo que Dios trae. Fe es expectativa por lo nuevo que el Señor trae a nuestras vidas, pues la fe es la certeza de lo que se espera, y todo lo que viene de su mano, es bueno.      

Conclusión: Como podemos ver a través de la experiencia de Israel, podemos concluir que el Señor requiere de su pueblo éstos componentes para avanzar y conquistar lo que Dios ha planeado para nosotros. Estos componentes son: fe en sus promesas, la pureza de corazón (arrepentimiento) y tomar por la fe los beneficios que el Señor Jesucristo alcanzó para nosotros en la cruz del calvario. No dejes de perseverar y de creer, Dios está contigo. 

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria. 

Te invitamos a leer el sermón: "Invocando a Dios desde la angustia"


.
Estudios y sermones.com is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites. 

lunes, 18 de diciembre de 2017

La voluntad de Dios es tu libertad.
Introducción: El reino de las tinieblas procura afligir y someter a la humanidad, en contraste la voluntad de Dios es la libertad del ser humano, y por eso Jesús dio su vida en la cruz, para que en primer lugar el hombre fuera libre de la condenación eterna. Jesús no ha cambiado, él vino para deshacer las obras del diablo, él sigue liberando, sanando y restaurando a todo aquel que en él cree…    





Sermón: La voluntad de Dios es tu libertad.


El enemigo puede tomar cautivos a una familia y sus bienes, lo vemos por ejemplo en Génesis 14, cuando Lot, su familia y sus bienes fueron capturados y llevados sometidos a otras tierras.  

El versículo 14 de Génesis 14 nos dice que “Cuando oyó Abram que su pariente estaba prisionero” y desde el hebreo bíblico ésta palabra “prisionero” también indica: robado, o transportado al cautiverio.

Lamentablemente para aquel tiempo Lot vivía en Sodoma, lo que permitió al enemigo actuar contra su vida, ese sitio no contaba con la aprobación y protección de Dios. Las malas decisiones nos hacen vulnerables y débiles ante el enemigo.  

Podemos ver también que el cautiverio espiritual le puede ocurrir a una familia completa. Hay familias que sufren por generaciones ciertas enfermedades (mentales por ejemplo) o muchas muertes violentas y periódicas, etc.     

En otras ocasiones vemos familias que han caído en la tristeza por alguna experiencia traumática, o el patrimonio familiar desaparece ante una profunda crisis, etc, son hechos prisioneros de la depresión, del fracaso, otros caen en el ocultismo, etc.

Recordemos por ejemplo que las familias de Israel por generaciones vivieron en esclavitud y suma escasez en Egipto, pero finalmente Dios los liberó. Así mismo hoy día el Señor Jesucristo apareció para destruir las obras del diablo, y restaurar lo que ha sido dañado.

Abram representa aquí la obra y voluntad de Dios para sus hijos, pues al darse cuenta de que su sobrino Lot estaba prisionero Abram “Reunió a trescientos dieciocho hombres bien entrenados que habían nacido en su hogar, y se fue hasta Dan a perseguir al enemigo” Génesis 14:14. Dios desea la libertad de sus hijos.

(Nota especial: Te invitamos a conocer y leer la versión ampliada y mejorada de nuestro libro de 55 SERMONES PARA PREDICAR EN UN AÑO, Palabras que transforman el corazón. 55 sermones, cada uno compuesto por una introducción, puntos, notas, interpretación bíblica, teniendo en cuenta el contexto cultural, histórico, geográfico, una conclusión, y por supuesto la aplicación para nuestra vida hoy. Puedes verlo aquí en: Palabras que Transforman el Corazon: Bosquejos y mensajes para predicar, Tomo I (Spanish Edition). Esperamos en un par de semanas hacer la promo gratuita).        


La obediencia y la comunión con Dios nos hacen fuertes, Génesis 14:13 nos enseña algo muy particular:

“Uno que se escapó vino y le conto todo a Abram el hebreo, que estaba viviendo en el encinar de Manre”.

Es muy interesante ver aquí el lugar donde está ubicado Abram, nos dice la Biblia que él estaba en el “encinar de Manré”, un encinar es un terreno poblado de encinas o árboles de aquella región. La palabra “Manré” significa: fuerza, vigor, bien alimentado.

Palabras que nos dejan ver la bendición de seguir el consejo de Dios y el resultado de tener comunión con el Señor. Lamentablemente Lot lo había perdido todo. En contraste Abram estaba fuerte y bendecido por el Señor.

Buscar y seguir a Dios siempre resultará en bendición. De hecho tal era la bendición de Dios que Abram tenía 318 criados, lo que nos deja ver la grandeza de sus rebaños y tierras.

Conclusión: Aunque era una batalla difícil Dios estaba con Abram, Lot se había equivocado pero la misericordia de Dios lo alcanzó a través de Abram. Dios es bueno y es necesario caminar con él, así experimentaremos no sólo vida eterna, sino vida en abundancia aquí y en la eternidad.      (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).   




Te invitamos a leer el sermón: "EL PODER RESTAURADOR DE DIOS"

.

jueves, 14 de diciembre de 2017

Las pruebas de Dios nos ayudan a crecer.
Introducción: Cuando declaramos la palabra “prueba” a la luz de la Biblia esto genera temor e incertidumbre por lo general, aunque en realidad la Escritura nos enseña que ellas nos llevan a madurar, es decir ante la dificultad nuestra fe se fortalece, acudimos a Dios en oración, nuestro carácter cristiano se afirma, y desarrollamos otras virtudes como hijos de Dios, me refiero a virtudes como el amor, la paciencia, bondad, misericordia, etc. Una vez superamos la prueba o examen somos promovidos al siguiente grado.





Sermón: LAS PRUEBAS DE DIOS NOS AYUDAN A CRECER.


Dios prueba a su pueblo, Éxodo 16:4.

“Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo; y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no”. 

Aún en medio de la murmuración de su pueblo, Dios es fiel y habla a Moisés diciendo: “Haré llover pan del cielo”. El Señor hará algo nuevo, esto nunca antes había sucedido, pero por amor y fidelidad a su palabra Dios enviará pan del cielo, y da a Moisés instrucciones para que recojan diariamente la porción del día, y así serían probados. De ésta manera el Señor sabría si andarían en su ley o no.

El versículo cinco nos dice que sólo el sexto día debían recoger el doble y así no recoger maná el día de reposo. Ante estas instrucciones el pueblo de Dios sería probado en su obediencia al Señor. Es muy interesante ver en éste capítulo dos situaciones que se presentan:

a) Según Éxodo 16:16-20 los israelitas no siguieron las instrucciones. Fueron probados en su obediencia pero no aprobaron, y la desobediencia generó resultados desagradables (gusanos y mal olor). Un gomer es una medida de capacidad y equivale a 3.7 litros, esto era para cada persona.
 
b) No debían salir a recoger el día de reposo, por eso el día anterior debían recoger el doble, Éxodo 16:23-27. Una vez más vemos como el corazón humano desea continuamente hacer su propia voluntad, ellos perdieron tiempo y la fuerza que invirtieron buscando. La desobediencia genera pérdidas.   


Es interesante aquí ver que los israelitas fueron probados en cosas que hacían diariamente, algo tan sencillo como recoger su alimento. Nosotros igualmente somos probados en nuestro diario vivir, la prueba de la obediencia la vivimos cada día, por ejemplo:

Cuando nos sentimos tentados a mentir, o cuando debemos ser honestos al pagar alguna cuenta, o cuando debemos obedecer las instrucciones de la empresa, ect; son aquellos momentos de nuestro diario vivir que debemos identificar como una oportunidad para hacer lo que le agrada a nuestro Dios. Es la prueba de la obediencia.

Cuando decidimos empezar a ejercer obediencia en aquellas pequeñas cosas de nuestra vida diaria, no sólo experimentaremos el gozo de obedecer al Señor, sino que se fortalecerá el hábito de hacerlo.

Santiago 1:2-4 nos dice: “Tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia (perseverancia)… para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna”. Entonces las pruebas son instrumentos de Dios para ayudarnos a crecer en la fe, madurar en nuestro carácter y nos hacen aptos y fuertes para las cosas nuevas que Dios traerá a nuestra vida.  

Conclusión: Son las pruebas las que evidencian nuestra decisión de seguir el camino de Dios y nuestra fe en sus palabras. La obediencia a Dios es el fruto que el Señor espera de sus hijos, y a la vez es la evidencia de la madurez cristiana. Del Hijo obediente el Padre Celestial dijo: “Éste es  mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”. La obediencia del hijo complace, agrada, satisface al Padre.        (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).     





Te invitamos a leer el sermón: "DE LA AMARGURA A LA VICTORIA" 

.
We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.
“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a https://www.amazon.com/  
     

SERMONES PARA PREDICAR:

Sermones cristianos:

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO CRISTIANO:

sermons and devotions

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

LISTADO DE SERMONES PARA PREDICAR:

sermons and devotions

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO DE SERMONES PARA PREDICAR:

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES CRISTIANOS PARA PREDICAR:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

ENTRADAS POPULARES

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES