viernes, 26 de septiembre de 2014

CUANDO CREES QUE TODO ESTÁ PERDIDO
Introducción: Dos hermanos tenían un ahorro y vieron un plantío de vides que estaba a la venta. Conversaron con el dueño, y le preguntaron ¿Por qué lo vende? -Lo compré porque decían que aquí había un tesoro, lo busqué y no lo encontré, y ahora quiero irme a probar fortuna. -¿Si compramos el plantío y hallamos el tesoro será nuestro? -Dudo que aparezca, pero hagamos el trato. Cuando tomaron posesión del terreno, todas las plantas y vides estaban marchitas. Retiraron toda la basura y hojas secas acumuladas. Humedecieron la tierra y empezaron a cavar. Pasaron varios meses y el tesoro no aparecía, y transcurría el tiempo sin éxito. Pero notaron cambios, por una parte, ellos se habían vuelto más fuertes, las vides comenzaron a dar grandes racimos de uvas. Un día llevaron las uvas al mercado y lograron venderlas bien. Pronto recuperaron el costo del plantío, y siguieron ganando más. Con el tiempo supieron cuál era el tesoro oculto en aquel terreno. Siempre la perseverancia será recompensada. Persevera, Dios te recompensará… 

CUANDO CREES QUE TODO ESTÁ PERDIDO
  


I. EN LA PRESENCIA DE DIOS HAY RESTAURACIÓN

A. El pasado no sanado, impide el fluir de Dios en el presente.        

Nota: Es necesario mirar un poco el pasado de Moisés:

1. Había fracasado en su primer intento de liberar a sus hermanos (Hch. 7:23-25).
2. Huye, aislándose del plan de Dios (Hch. 7:26-29, quizá no podía perdonarse a sí mismo, quizá no quería ser rechazado nuevamente, Moisés se fue a “tierra de Madián” y Madián significa: Reprensión, juicio, regaño o reprensión, cobertura; en éste ambiente estaba y vivía Moisés).  
3. Su autoestima ha sufrido un gran daño (por eso cuando Dios lo llama le responde: “¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? y otras excusas más…).
4. Volver al propósito de Dios, no forma parte de su plan de vida. Te invito a leer: "Fuiste Elegido Por Dios".   
 
B. Dios viene al encuentro de moisés (Éx. 3:1-6).   

Nota: En ésta porción de la Escritura podemos ver cosas muy importantes:

1. Dios no es Dios de casualidades, Moisés llegó hasta Horeb, monte de Dios (Horeb significa: desierto, desolado, soledad, montaña del terreno seco. Dios requiere un corazón en calma para hablarle).
2. Se le aparece Dios mismo en una llama de fuego en una zarza (Dios sabe cómo atraer nuestra atención).    
3. “Quita el calzado de tus pies”, los zapatos hacen referencia al caminar de Moisés (Sus pies empolvados quedan expuestos ante Dios. Sus zapatos que lo habían llevado por otro camino, quitárselos significa “despojarse de…”).


II. DIOS RENUEVA LA VISIÓN                

A. Dios desea una prosperidad integral para sus hijos   

Nota: Cuando observamos la Escritura y el plan redentor en Cristo, vemos que la salvación es integral, que la prosperidad de Dios para sus hijos involucra todas las áreas, pues la victoria de Jesús en la cruz fue completa, Cristo redimió al ser humano en su integridad: espíritu, alma y cuerpo.

B. La visión de Dios es ilimitada y misericordiosa (Éx. 3:7-9).

Nota: Dios conoce, ve y escucha el dolor de su pueblo, Moisés y el pueblo de Israel habían perdido la esperanza de libertad, de cambio de vida. Con frecuencia el pensamiento del ser humano difiere mucho del pensamiento divino, aquí vemos que mientras ellos pensaban en seguir cómo esclavos, Dios ya estaba dando inicio a su plan de liberación, por eso dice la Biblia:

“Como son más altos los cielos que la tierra, así son más altos mis pensamientos que los vuestros”, por amor hacía su pueblo, no sólo los liberaría de la esclavitud, sino que los llevaría a una tierra buena y ancha, tierra dónde fluye leche y miel, de las tierras conocidas, Dios los llevaría a la mejor. Dios tiene el poder de cambiar y transformar todas las cosas.    
              
III. DIOS LE RECUERDA A MOISÉS EL LLAMADO               

A.  A Moisés se le recuerda el diseño divino (Éx. 3:10).                       

Nota: Dios le recuerda a Moisés los planos celestiales diseñados para su vida… Algo así como: “has sido diseñado para ser un libertador (no sólo de personas, sino además de ciudades y pueblos, eres equipado con autoridad y señales sobrenaturales para liberar una nación).   




B. Dios quiere darnos la victoria sobre nuestros miedos, para sacar a otros de su cautiverio.  

Nota: Es interesante que Moisés debe volver al lugar de donde huyó, e ir a enfrentar la figura que temía: el faraón (Moisés debía enfrentar sus miedos y con la ayuda de Dios vencer), pues no era posible sacar del cautiverio a Israel, si primero él no salía del suyo.

Moisés dirigía ovejas por el desierto, pero ahora debía dirigir todo un pueblo a la tierra prometida, ahora él saldría del anonimato y se convierte (en el proceso y tiempo del Señor) en un gran instrumento para Dios, Deut. 34:10-12
  
Conclusión: Dios nos creó a todos con un gran propósito, sin embargo por ofensas, heridas, pecados o rebelión, aparece el estancamiento, los miedos, la auto condenación, etc. Pero, Dios viene a tu encuentro a restaurar, a renovar y a recordarte tu diseño, fuiste creado para un gran plan. Cuando crees que todo está perdido, Dios da comienzo a su poderosa obra.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)


Te invitamos a leer:
1.     EL LIBRO DE LA VIDA 
3.     EL MANÁ PAN DEL CIELO 

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES