miércoles, 2 de marzo de 2016

Ésta imagen corresponde al nuevo libro. A continuación una muestra de éste nuevo material, que esperamos publicar en pocos días:“QUIERO CAMINAR CON DIOS, 30 días que transformarán tu vida”. Es el segundo tomo de la serie: Alimento para el espíritu. Contiene treinta devocionales (uno para cada día del mes). Cada tema está compuesto por un texto bíblico, un análisis y comentario del mismo, una reflexión final y una nueva sección que se llama: Habla con Dios, esto es una oración que cierra el devocional. Estaremos anunciando por éste medio la publicación y la promoción gratuita. Te invito a leer un ejemplo de éstos devocionales:  

Un juez de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, estuvo viajando en un tren cuando el conductor pasó recogiendo los boletos. El juez no pudo encontrar su boleto y empezó a sentirse bastante preocupado.  El conductor trató de calmarlo, diciendo, “No se preocupe Señor. Cuando encuentre su boleto, nos lo puede enviar por correo.  Confiamos en usted”. El juez continuó con su misma frustración respondiendo, “Mi querido hombre, ese no es mi problema. Necesito mi boleto para saber a dónde voy”. Como éste juez, necesitamos saber el camino a seguir...
 
DEJA A DIOS GUIAR TU VIDA

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal; porque será medicina a tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos” Proverbios 3:5-8... 

Confía en Dios, y la base de ésta confianza es la naturaleza de Dios mismo. Dios es amor, es justo, es santo, es bueno. David dijo: Sal 27:13 “Hubiera yo desmayado,  si no creyese que veré la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes”. Entrégale todo tu corazón, el término hebreo para corazón tiene gran relación con nuestra alma, pues nos habla de sentimientos, voluntad e intelecto, hace referencia al centro de la vida del hombre. “Y no te apoyes en tu propia inteligencia”, nuestro propio juicio nos puede llevar a cometer grandes errores.

Reconoce a Dios. “Reconocer”: del hebreo "Yadá" que significa en esencia: saber por observación y reflexión, saber por experiencia. Por Ej: el rey Saúl, no reconoció el consejo de Dios, dejó con vida a Agag,  y a lo mejor del ganado; y el profeta Samuel le dijo: “obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros”… a veces el consejo de Dios lo aplicamos en ciertas áreas, pero en otras no, y el texto dice: “en todos tus caminos”, Dios quiere gobernarlo todo, porque él es el dueño. Dios quiere guardar nuestra vida.

“Y él enderezará tus veredas”, enderezar, del heb. Yashar, significa básicamente emparejar, nivelar, poner en orden. Los israelitas llamaban “parejo” a un camino fácil de transitar. Hay muchos caminos, hay caminos de vida y caminos de muerte. Abandonar lo malo es una decisión. 

Cuando Jabes levantó aquella famosa oración, que dice la Escritura: 1 Crónicas 4:10 “E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, sí me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió”, cabe destacar que pidió ser guardado del mal para que no fuera dañado.  

Dios siempre nos conduce al mejor lugar. Lugares de salud, (física y espiritual), por eso dice: “medicina a tu cuerpo”, éste término en el hebreo indica curación, medicina, sanidad, restauración. Lugares de refrigerio. El término hebreo refrigerio traduce: bebida, refresco. 

Es en los huesos y en la columna vertebral donde se produce la sangre y la renovación de los glóbulos rojos; éste refrigerio nos habla de renovación… cuando estamos sedientos o cansados… es necesario mantenernos fortalecidos, pues el cansancio nos puede llevar a tomar malas decisiones.

Reflexión final: Dios espera que confiemos en él, en su amor, en su bondad y sabiduría, es fundamental reconocerlo en nuestros caminos y seguir su dirección, para hacer su voluntad, siempre Dios tiene la razón y no quiere que quedemos tendidos en el desierto, él quiere que entremos a la tierra de la bendición… si nos hemos equivocado… acerquémonos, él enderezará tus caminos.

Habla con Dios: Dios mío ayúdame a no confiar en mí mismo. Reconozco que necesito tu fuerza para perseverar, tu sabiduría para tomar decisiones correctas y el discernimiento suficiente para distinguir la maldad y evitarla. Deseo seguir tu ejemplo y obedecerte, haz en mi corazón tu obra y ayúdame a mantener mis ojos en ti. Gracias Señor Jesús. Amén.

(Nota: Esperamos que puedes adquirir éste nuevo libro, llevarlo en tu celular o portátil para leer el devocional cada día en cualquier lugar, o descargarlo en tu computador y leerlo cada mañana. En pocos días anunciaremos la publicación y promoción del nuevo libro: “Quiero caminar con Dios”. Bendiciones). 

Escrito por Gonzalo Sanabria para Estudios y sermones. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar.



2 comentarios:

  1. Una bendicion espero que todo sea un exito y una bendicion para quienes lo leamos Dios los bendiga y gracias por esta publicacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te guarde Genaro. Muchas gracias por tus palabras. Bendiciones.

      Eliminar

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES