miércoles, 27 de julio de 2016

(Recuerda hacer click en el título para ver el devocional completo) Debemos considerar la interesante manera como el señor Jesucristo se presenta al comenzar su ministerio en Israel: “Jesús llegó a Nazaret, donde había sido criado, y según su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer. Le dieron el libro (el rollo) del profeta Isaías, y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito: "el Espíritu del señor esta sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y la recuperación de la vista a los ciegos; para poner en libertad a los oprimidos; para proclamar el año favorable del señor” Lucas 4: 16-19. 

Aquí podemos ver la razón de ser de su ministerio en la tierra, así como el ministerio que él espera que desarrolle su iglesia. Por eso salvación, sanidad, liberación y restauración fue lo que el Señor Jesús trajo a la tierra de Israel y es también lo que sigue enviando a todas las naciones de nuestro paneta a través de su iglesia.

Reflexionemos ahora por ejemplo en la frase: “A sanar a los quebrantados de corazón”. Palabras que no nos hablan primero de una sanidad ante problemas cardiacos naturales (que con seguridad se dará cuando el alma recibe restauración o liberación), sino de los quebrantos del alma o emocionales que han afectado fuertemente la vida del hijo de Dios, son heridas del corazón o del alma.

Son situaciones causadas por momentos vividos desde el vientre de la madre, por ejemplo el rechazo del bebe antes de su nacimiento, por que deseaban sus padres un niño y nace una niña, o quizá porque la situación financiera es difícil, entre otras razones.  

Estos momentos dolorosos o traumáticos sellan o marcan el corazón de la persona y se manifiestan luego en el resto de la vida, podemos ver por ejemplo que la persona rechazada vive con complejos, miedos y diversos niveles de inseguridad. Todas estas cosas hacen que el individuo no avance para lograr sus metas personales, y la incredulidad no permite creer en las promesas del Señor para su vida.  

Éstas son situaciones cuyo origen espiritual es profundo, no pueden verse con nuestros ojos normales, similares a la raíz del árbol que no puede verse, pero su función es de gran importancia, por ejemplo las Sagradas Escrituras nos hablan de la raíz de amargura: “Busquen (Sigan) la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Cuídense de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados” Hebreos 12:14-15.  
Debemos tener en cuenta que la restauración del corazón herido es no sólo la voluntad de Dios para el ser humano, sino que es fundamental para vivir una vida que logra los planes del Señor y puede disfrutar la plenitud de las bendiciones planeadas en el cielo para cada uno de los hijos de Dios.  

Por eso abre el corazón y permite al Espíritu Santo de Dios que te muestre qué necesita ser sanado en el corazón, sólo el Señor conoce lo más profundo de ti y sólo él tiene el poder para restaurar el corazón que él mismo ha diseñado. 

Oración: Señor te doy gracias por ser mi Creador y también mi sanador. Hoy expongo mi corazón ante tu presencia y poder. Perdona Dios mío mis pecados y restaura Señor aquellas áreas de mi vida que han sido lastimadas. Llena con tu amor todos los vacíos de mi vida, ayúdame a perdonar, comprender y tolerar a quienes me han herido. Oro por ellos y te pido que tengas compasión de sus vidas, así como tienes misericordia de la mía. Gracias Dios. Amén”.  

Ahora quiero presentarte nuestro libro: “SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA”. Libro compuesto por 14 títulos, entre ellos podrás leer:
Dios sana las heridas.
La sanidad interior.
La restauración del apóstol Pedro.
Arrancando la raíz de amargura.
¿Cómo vencer el afán y la ansiedad?
Señales de una maldición y cómo romperla.
Libres de la angustia; entre otros temas para catorce capítulos en total.

Éste libro virtual es dirigido a la restauración, liberación y restauración de aquellas áreas heridas o lastimadas en nuestra vida. Basado en la Palabra de Dios esperamos que puedas tenerlo, estudiarlo y que además sea una herramienta para enseñar a muchos. Puedes adquirirlo aquí en: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA. 

Pero Él fue herido (traspasado) por nuestras transgresiones, Molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, Y por Sus heridas (llagas) hemos sido sanados” Isaías 53:5.

Escrito por Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "ERES LLAMADO POR DIOS". 

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE NUESTRO NUEVO LIBRO:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

Adquiere nuestro libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES