lunes, 31 de octubre de 2016

La Biblia nos dice según Éxodo 3:1-2a “Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios. Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza”. 
Dios no se olvida de ti. Podemos ver que han transcurrido cuarenta años desde que Moisés salió huyendo de Egipto, y se refugió en la región de Madián, para ese tiempo está casado con Sefora, y tiene un hijo a quien le puso por nombre: Gersón, término que significa “forastero soy en tierra ajena” (Éxodo 2:22), y esto revela en buena manera lo que estaba Moisés experimentando: estaba muy lejos de su tierra, en un pueblo extranjero, no volvió a relacionarse con sus padres, y vive con nostalgia en su alma.  
Para ese entonces Moisés es pastor de ovejas, y debemos tener en cuenta los detalles que la Biblia nos brinda, por ejemplo nos enseña que: eran “las ovejas de Jetro su suegro” (no eran de él, aunque habían transcurrido muchos años a Moisés no le había ido bien), y también nos dice la Escritura que las “llevó a través del desierto”, de manera que vemos un camino difícil: hay calor de día, mucho frió en la noche, diversos peligros, soledad, entre otros,. Pastorear ovejas a través del desierto no era cosa fácil ni liviana.
Además debemos pensar que para Moisés han transcurrido cuarenta años, ya tiene una familia, vive muy lejos del territorio de sus padres y es pastor de ovejas, y lo más seguro es que en su mente y en su corazón ya no laten con fuerza los sueños de ser el libertador de Israel, ya no anhelaba ser un gran líder y un poderoso instrumento del Señor. 
Lo más probable es que había olvidado aquellos planes y deseos. Pero el Señor no, aunque había fallado, aunque estaba lejos en un desierto, aunque había cumplido ochenta años de edad, el Señor Dios no lo había olvidado, ni lo había desechado (Te invitamos a leer un artículo similar: “La Restauración de Juan Marcos el Evangelista”).
La Biblia nos enseña que Moisés “llegó hasta Horeb, monte de Dios”, el término "Horeb" significa: desolado, seco, desierto. La Escritura lo presenta como “monte de Dios”, lugar de manifestación divina. Es un espacio donde no hay muchas voces, ni distracciones, soledad en la que el Señor se manifiesta, y ámbito al cual a veces nos lleva para que escuchemos sólo Su voz y en medio del “desierto” donde reconocemos nuestra débil condición y nuestra gran necesidad de él. 
El Señor se le aparece a Moisés allí, a sus ochenta años, en un escenario y modo que ninguno de nosotros esperaría. Pero así es el Señor, él se manifiesta cuando él quiere, y dónde él quiere (de acuerdo a Sus propósitos y perfecta voluntad), él es Dios todopoderoso y soberano. Vemos también que Moisés (por el fracaso del pasado) huía de la gente, de grandes responsabilidades, de cualquier posible liderazgo, pero no podía esconderse de Dios. Por eso el salmista nos dice: “¿a dónde huiré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Dios es Todopoderoso. 
Conclusión: Cuando hemos cometido equivocaciones significativos en nuestra vida o  servicio al Señor, o hemos vivido decepciones, somos tentados a huir, a no intentarlo una vez más, o pensamos en olvidar lo que un día soñamos. Sin embargo, la Biblia nos enseña que Dios es restaurador, él no desecha ni olvida a sus hijos y vuelve a convocarlos a su plan celestial, animándolos y depositando en ellos Su poder. Adelante, acércate al monte de Dios (quiero decir a Su presencia) y él te hablará y te enviará con un nuevo nivel de gloria y poder. Dios no se olvida de ti
Te invitamos a leer: "DIOS ES NUESTRO PROVEEDOR".

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Web Recursos cristianos. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar  - Dios no se Olvida de ti  

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES