sábado, 11 de octubre de 2014

VICTORIA SOBRE EL DRAGÓN Y SUS ÁNGELES

Introducción: Un indio anciano dijo a su nieto: "hijo mío, dentro de cada uno de nosotros hay una batalla entre dos lobos. Uno es malvado: es la ira, la inferioridad, el resentimiento, las mentiras y el orgullo. El otro es benévolo, es la paz, el amor, la esperanza, la humildad, la bondad, el perdón, la verdad". El niño pensó un poco y preguntó: "abuelo, cual lobo gana?" el anciano respondió: el que alimentes. No podemos evitarlo, todos vivimos una batalla y no es contra carne ni sangre, es espiritual, y caminaremos en victoria en la medida en que nos sometamos a Dios…

LA VICTORIA SOBRE EL DRAGÓN Y SUS ÁNGELES

I. DEBEMOS MANTENER UNA CONCIENCIA VIGILANTE:

A. La batalla espiritual afecta directamente el mundo natural, Apoc. 12:7-8. 

Nota 1: El Espíritu Santo nos hace conscientes de esto a través del apóstol Pablo: “no tenemos lucha contra carne ni sangre” y “no podemos ignorar sus maquinaciones”. El establecimiento del Reino de Dios significa el desplazamiento del reino satánico, es cuando el Reino de la Luz desplaza el reino de las tinieblas. La paz de Dios se establece y la justicia gobierna. La palabra batalla aquí traduce además: guerra, conflicto, lucha, contienda, actividad militar. Hablamos de una realidad espiritual bélica. Te invitamos a leer: "La Guerra Espiritual".  

Nota 2: El pasaje leído es escatológico y alude al tiempo de la tribulación de Israel al fin de los tiempos. En el texto vemos que hay una batalla en el cielo y ésta afecta la tierra. Aparece Miguel liderando el ejercito de Dios y el  dragón con sus ángeles, pero finalmente Miguel logra la victoria, su nombre Miguel significa: “Quien es como Dios”. Ese significado es una verdad, no hay otros Dios como el nuestro, y Su poder está sobre todos los poderes del universo visible e invisible.
    
B. Dios ha establecido que el diablo no debe prevalecer.

Nota: La Escritura también dice: “las puertas del hades no prevalecerán contra mi iglesia” éste término “prevalecer” significa: ser capaz de, poder, ser fuerte, tener recursos, prevalecer contra, hacerse fuerte. Sin embargo, algunas veces el cristiano por ignorancia o negligencia, permite la victoria del enemigo, pues le da lugar o autoridad. Recordemos que el diablo no puede dañar o tocar al cristiano sin tener una base legal para hacerlo.


II. APROPIACIÓN DE LA VICTORIA, Apoc. 12:9-10.

A. Fuiste creado para ejercer autoridad.

Nota: Desde el Edén, Dios diseñó al hombre para gobernar. Cristo delegó a sus discípulos para ir ejercer el ministerio con Su poder, y luego delegó su autoridad a la iglesia. Dios confía al hombre su poder y autoridad, esto no ha cambiado, lo vemos a lo largo de las Escrituras.    

B. No podemos ignorar los engaños, los mensajeros, ni las acusaciones del diablo.  

Nota: Como podemos ver, en éste pasaje es donde más apelativos se usan para describir a Satanás:
1. Gran dragón: monstruo, personificación de un ente espiritual satánico, de gran agudeza visual.
2. La serpiente antigua (nos recuerda su obra en el Edén);
3. Diablo: calumniador, amante de los chismes maliciosos, su raíz literalmente significa arrojar a través (dia, a través; ballo, arrojar), y de ahí sugiere un ataque verbal.
4. Satanás: oponente, adversario, enemigo.
5. Engañador: el que hace extraviar o descarriar, el que seduce, impostor.
6. Acusador: quejoso ante la ley, uno que ante la asamblea está en contra (por ej: Jesús le dijo a Pedro: “Satanás, te ha pedido para zarandearte, y yo he rogado por ti, para que tu fe no falte”).    
     
Desde antes de la fundación del mundo, el diablo, es un profesional de la mentira, es padre de ella, es un engañador consumado… Sus mensajeros: ángeles caídos, demonios o espiritus inmundos, etc. Usa poderosamente la acusación o calumnia. El diablo diseña sus maquinaciones y mensajes, los envía y a través de sus ángeles y les comisiona sus planes destructivos. También usa a personas (por ej: el anticristo, sus falsos ministros, etc) y usa la lengua del hombre para acusar, maldecir, engañar (incluso cristianos).      

C. La obra de Cristo es total, Apoc. 12:10.

Nota: Observemos varias cosas muy importantes aquí:
1. Nótese el orden: la salvación – el poder – el reino – la autoridad.
2. Son conceptos diferentes, como nos lo enseña el griego: Soteria, Dúnamis, Basileía, Exousía (respectivamente). Al mirar el libro de los Hechos, vemos éste orden: salvación por la fe en Jesús, poder por el Espíritu Santo, el Reino de Dios se manifiesta sobrenaturalmente y la autoridad del Señor se establece en las naciones a través de Su iglesia.
3. Para venir esto, se requirió lanzar, echar fuera el acusador de los hermanos (el diablo es quien se fortalece cuando hay acusación, murmuración y calumnias en el pueblo de Dios, el genuino perdón lo derriba).  
   
III. USO CORRECTO DE LAS ARMAS ESPIRITUALES, Apoc. 12:11.

A. La sangre del Cordero.

Nota: 1. Nos habla de la obra redentora de Cristo,
2. Nos habla de arrepentimiento (el diablo acusa con bases legales, pero allí es donde opera la sangre del Cordero ante el arrepentimiento),
3. Nos habla de sellar la puerta (recuerda como aplicaron la sangre del cordero en las puertas antes de  salir de Egipto en Éxodo, es decir debemos sellar esos pequeños agujeros por donde el enemigo quiere volver a entrar, esto es un cambio de vida).  

B. La palabra del testimonio.

Nota: La Palabra de Dios no puede quedarse escrita. El testimonio es expresión de… Hablamos de palabras pronunciadas de acuerdo a las palabras de Dios. Aprendimos a hablar, oyendo a nuestros padres. Estamos diseñados por  Dios, para oír primero, y luego hablar; por eso debemos oír a nuestro Padre celestial, y luego hablar. Somos embajadores y debemos hablar el lenguaje de nuestra patria celestial.    

C. Negación al yo.

Nota: Pensemos en el apóstol Juan, desterrado por el evangelio, estaba en la isla de Patmos, probablemente era el ultimo vivo de los apóstoles, todos ellos sacrificados por anunciar el evangelio, esto nos habla de una firme determinación por la extensión del Reino de Dios.   

Conclusión: Debemos desechar el miedo, ser conscientes de la batalla espiritual y de la victoria en Cristo, adiestrarnos en el uso de las armas espirituales con que Dios nos ha equipado, y caminar en la fuerza y victoria de Cristo.  

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)


Te invitamos a leer: 


0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES