jueves, 22 de enero de 2015

VOLVIENDO A LA PALABRA DE DIOS
Al volver del cautiverio en Babilonia, los judíos se dedican a la restauración de la ciudad de Jerusalén. Se atribuye la reconstrucción del templo a Zorobabel y a Josué, los muros a Nehemías, pero la restauración del culto y la lectura y práctica de la Palabra a Esdras. Fueron tiempos de esfuerzo, trabajo, lucha y oposición, pero al final se logró el plan de Dios: reconstruir la ciudad de Jerusalén y el culto a Dios (el Señor es poderoso para restaurar lo que ha sido dañado)…   

¿POR QUÉ DEBEMOS VOLVER A LA PALABRA DE DIOS?
Nehemías 8:1




1. Esdras significa “Dios es ayuda” (Representa lo que Dios estaba haciendo con Israel).

Comentario: Esdras era un sacerdote y escriba erudito en la ley de Dios. Llamado por algunos “el segundo Moisés”. La tradición judía dice que conocía de memoria la ley de Moisés, ocupó el lugar de sumo sacerdote (era descendiente de Aarón), y tenía la autoridad religiosa y civil por orden del rey persa Artajerjes. Dios respaldó a Esdras poderosamente, pues cuando hacemos aquello para lo cual Dios nos ha llamado, siempre contaremos con su ayuda.

2. La puerta de las Aguas representa la provisión de Dios a través de Su palabra.

Comentario 1: El texto nos dice que estaban unidos en la puerta de las Aguas, para escuchar la lectura de la palabra de Dios. Recordemos que c/u de las puertas de la ciudad de Jerusalén tenía nombre, por ej: “la de las ovejas, la de los pescados, la de los caballos” y c/u con características propias, es interesante que la nueva Jerusalén, la celestial, tendrá doce puertas, al igual que los muros de la ciudad terrenal (el número 12 simboliza el gobierno de Dios). La palabra de Dios nos ayuda a caminar en Su voluntad. Te invito a leer: “Avanzando Hacia El Propósito De Dios”. 

Comentario 2: Después del cautiverio en Nehemías capítulo 3 se cita la reconstrucción de diez puertas (el 10 indica responsabilidad humana, por ejemplo los 10 mandamientos, el diezmo, las 10 plagas de Egipto, etc), recordándonos esto la importancia de someternos al señorío de Cristo y a Su palabra pues es nuestra responsabilidad. Avancemos volviendo a la Palabra. 

Comentario 3: Aquí se menciona la Puerta de las Aguas, algunos enseñan que estaba cerca de un manantial de aguas llamado Gihón, y que por allí entraban las aguas al templo. Es interesante que Jesús relacionó la obra del Espíritu Santo con ríos de agua vida, él dijo: El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu Santo que habían de recibir los que creyesen en él” (Juan. 7:38-39). 

Comentario 4: También la Biblia relaciona el poder de la Palabra de Dios con la vida que da el agua, Salmo 1. Entonces hablamos de un momento donde Dios derramó sobre su pueblo renovación y vida. Es muy importante tener en cuenta que fue a través de la lectura y estudio de la Palabra del Señor. Por eso es muy importante volvernos a la Palabra de Dios.  





3. Un corazón dispuesto será bendecido con la revelación de Dios (Neh. 8:2-3).    

Consideremos ahora como lo hizo Israel en aquella ocasión:

a) “desde el alba hasta el mediodía”, Neh. 8:2-3 (durante 5 o 6 horas).
b) “sobre un pulpito de madera”, Vrs. 4, nos habla de valoración, prioridad, darle a la Palabra de Dios el lugar de importancia que le corresponde. 
c) “estaban atentos”, Vrs. 5, destaca la reverencia, e implica el compromiso del auditorio.
d) “se humillaron y adoraron”, Vrs. 6, y es que cuando Dios nos habla nuestro corazón se postra ante su poder, amor y grandeza.
e) Los levitas explicaban la Palabra de Dios, vrs. 7-8. La humildad de corazón precede la enseñanza de Dios. 

4. Dios usa su palabra para enderezar nuestro caminar (Neh. 8:16-17). 

Comentario 1: La adoración y estudio de Su palabra produce arrepentimiento. Ellos recordaron cosas que habían dejado de hacer, como la fiesta de los tabernáculos, y experimentaron “gran alegría” que hacía 800 años aprox. no vivían.

Comentario 2: El pueblo de Israel estaba en tiempos de reconstrucción de los muros y la ciudad de Jerusalén; estaban regresando del cautiverio… a esta altura los muros habían sido terminados y se empezaba a poblar la ciudad (esto nos recuerda la importancia de la Palabra en el proceso de restauración). Israel sabía que era fundamental restaurar el culto al Señor, pues por descuidarlo precisamente habían ido al cautiverio durante 70 años, con ausencia de templo, sacerdocio y en tierra extraña. Era el tiempo de volverse a Dios.   

Reflexión final: Adorar también es reconocer nuestra maldad y arrepentirnos. Adorar también es reconocer que morimos de sed sin Dios, es rendir nuestro corazón a la Palabra de Dios, es reconocer su grandeza y santidad, adorar también es gozarnos porque no hay otro Dios como el nuestro. Entonces caminemos volviendo a la Palabra de Dios.
(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)
Te invitamos a leer:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE NUESTRO NUEVO LIBRO:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

Adquiere nuestro libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES