miércoles, 25 de febrero de 2015

UN CORAZÓN APASIONADO POR DIOS
Pasión por Dios
(Un corazón apasionado por Dios). Introducción: Es muy interesante recordar que Jesús le dijo a la iglesia de Éfeso “Tengo contra ti que has abandonado tu primer amor”. Cuando nos convertimos al Señor una de las evidencias de ese nuevo nacimiento es un gran anhelo por conocer más a Dios y su palabra.

Es interesante que uno de los símbolos del Espíritu Santo en la Biblia es el fuego, y es un fuego que no debemos descuidar, por el contrario debemos avivarlo para no ser sorprendidos por el frío de la muerte espiritual.   

Lamentablemente con el paso de los días ese fuego se descuida, y la vida espiritual cae en una molesta y pesada rutina. Pero Jesús llama al arrepentimiento y dice: “haz las primeras obras”. Cuando reconocemos esa fría realidad y buscamos el rostro de Dios, él es propicio y vuelve a fluir con gloria y poder. Veamos este importante estudio: 
   






UN CORAZÓN APASIONADO POR DIOS

I. JESÚS VIENE PARA SALVAR Y REVELAR SUS PROPÓSITOS.

A. El amor de Dios es el que nos alcanza, no es por nuestras virtudes o bondades (Hechos 26:15).

“Yo entonces dije: ¿Quién eres Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús a quien tú persigues” Hechos 26:15.

Comentario: Saulo de tarso es alcanzado por el amor de Dios, no porque hubiese hecho méritos, vemos que Jesús mismo le dice: “Tú me persigues” al perseguir a mis discípulos. 

Saulo de Tarso pensaba que lo que hacía estaba bien, pues su celo religioso lo había cegado. Pero el Señor con Su amor y bondad le hace ver su gran equivocación.  

B. Jesús tiene grandes planes con nosotros (Hechos 26:16-18).

"“Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte como ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti; librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío, para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados” Hechos 26:16-18

Comentario: El Señor le revela a Saulo el plan del cielo para su vida. Nunca él se había visto predicando Jesús por las naciones y aún ante reyes, pero así son las cosas de Dios, sus pensamientos son más altos que los nuestros.

Dios quiere manifestar su gloria y poder a través de aquellos corazones que se disponen para él. En muchas ocasiones nos cuesta trabajo comprender sus planes, pero al final con su amor y soberanía Dios nos conduce hacia su propósito eterno.  


Un corazón apasionado por Dios - pasión
Saulo andaba por las ciudades de Israel procurando capturar cristianos, pero ahora iría por las naciones anunciando el nombre de Jesús. A veces por la religión, tradición, complejos, y argumentos de hombres se cree que no se puede hacer grandes cosas para Dios, pero Dios es grande y sus planes también. 

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

II. EN LA PRESENCIA DE JESÚS HAY PROFUNDOS CAMBIOS.      

A. La visión de Dios en nosotros genera una gran pasión (Hechos 26:19-20).

“Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial, sino que anuncie primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento” Hechos 26:19-20.

Comentario: El apóstol expresa su obediencia a la visión dada por Dios. Cualidad que debe estar en todos nosotros. Así como un pueblo sin visión fracasa, lo mismo ocurre con una persona, matrimonio, iglesia, etc.

Porque debemos tener presente una verdad: seremos finalmente lo que vemos (por eso dice la Biblia “seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es”, 1 Juan. 3:2), Pablo antes respiraba amenazas contra los cristianos, ahora respira una profunda pasión por Dios y sus planes, porque en la presencia de Dios hay profundos cambios.

B. Una señal del llamado de Dios es el profundo deseo de anunciar su Nombre.    

Comentario: A partir de ese momento Pablo empezó a predicar a Jesús, lo hacía por todas partes y en todo tiempo. Ahora vivía para cumplir con ese fuego en su interior. 


Cuando en su bondad y amor Dios toca nuestro corazón, también se genera en nosotros un mayor deseo por habitar en su presencia, el corazón es convierte en un apasionado por Dios.  

Cuando Dios nos llama a servirle, también deposita un fuego en nuestro corazón para cumplir con aquello que nos llama a hacer. Es necesario un corazón apasionado por Dios para cumplir el plan divino para nuestra vida, es tiempo de buscar a Dios



             
III. UN CORAZÓN APASIONADO POR DIOS PRODUCE PERSEVERANCIA ANTE TODA OPOSICIÓN (Hechos 26:21-22).

“Por causa de esto los judíos, prendiéndome en el templo, intentaron matarme. Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron que habían de suceder ” Hechos 26:21-22.

Comentario: Pablo está haciendo la voluntad del Señor y aun así se encuentra con oposición y dificultades, pero él se fortalecía en Dios. Su corazón apasionado por la presencia divina, sólo respiraba (ya no amenazas) sino un profundo deseo de hablar con Dios y hacer su perfecta voluntad en esta tierra.  

Saulo de Tarso fue transformado, lleno del Espíritu de Dios y fue otro hombre: el apóstol Pablo, quien fundó muchas iglesias, instruyó muchos siervos de Dios, marcó la historia de la iglesia de Jesucristo, y fue usado por el Señor para escribir buena parte del Nuevo Testamento, dejando un gran legado y ejemplo.

Reflexión final: Cuando nos encontramos con Jesús nuestra vida experimenta el más poderoso cambio. No importa cuán duro u obstinado sea el corazón, o cuán débil o acomplejado sea, Dios tiene el poder de transformar y restaurar a todas las personas. 

Qué bueno que le digamos al Señor: “¿qué quieres que yo haga?”. Con la ayuda de Dios procura un corazón apasionado por Dios y por su voluntad, Y que podamos decir como el Salmista: “¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra” Salmo 73:25.

Te invitamos a leer:  El profeta Eliseo recibe una doble porción. 


(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). Un corazón apasionado por Dios - 

0 comentarios:

Publicar un comentario

SERMONES PARA PREDICAR:

Sermones cristianos:

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO CRISTIANO:

sermons and devotions

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

LISTADO DE SERMONES PARA PREDICAR:

sermons and devotions

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO DE SERMONES PARA PREDICAR:

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES CRISTIANOS PARA PREDICAR:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

ENTRADAS POPULARES

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES