domingo, 13 de septiembre de 2015

ANHELO POR LO NUEVO DE DIOS
Introducción: Con facilidad caemos en la rutina o vida religiosa, produciendo esto cansancio y aún menosprecio por las cosas de Dios. Recordemos que Jesús le dijo a la iglesia de Éfeso: “Tengo contra ti que has dejado tu primer amor”. Surgen preguntas como ¿Cuándo lo perdimos? ¿Cómo sucedió esto? Es necesario renovar nuestro amor por Dios, su ausencia hace que el corazón se seque como tierra desértica. Pero cuando nos volvemos a él, el desierto florece y reverdece pues el agua de vida vuelve a correr… 
           
ANHELO POR LO NUEVO DE DIOS

2 Reyes 2:9-10 “Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. Él le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; más si no, no”

1) Nuestro corazón debe ser apasionado por Dios.

Comentario: En la vida cristiana es vital la pasión por la presencia de Dios, y la  perseverancia ante las dificultades y pruebas. Vemos que en tres oportunidades Elías pide a Eliseo que se quede en diferentes lugares, pero éste persevera, siguiendo al profeta Elías. Eliseo deseaba una doble porción del Espíritu Santo que estaba sobre la vida de Elías. En el Antiguo Testamento el Espíritu Santo venía sobre los hombres, pero en el Nuevo Testamento mora, vive en los hijos de Dios, sin embargo vemos que hombres como el profeta Elías y Eliseo le conocían de manera íntima, y éste último quería más.        

2) El Señor tiene nuevas cosas para darnos. 

Comentario: El carro de fuego enviado para recoger a Elías es una manifestación del cielo en nuestra tierra. El reino de los cielos está siendo establecido en la tierra. El ministerio del profeta Elías había terminado, ahora empieza un nuevo tiempo y el profeta Eliseo viene a ser el nuevo instrumento del Señor. Gracias al Señor por todas las bendiciones alcanzadas, pero debemos prepararnos pues viene un nuevo tiempo, una nueva etapa que debemos administrar con mucha sabiduría, para que lo que el Señor ha planeado no se pierda, sino que veamos una gloria mayor de nuestro Dios. 


3) Toda la gloria es de Dios.

Comentario: Tengamos presente que quien hace la obra finalmente es Dios. Quienes servimos al Señor somos instrumentos y vasijas en Sus manos, y sin su bendición y respaldo nada efectivo y trascendente podemos hacer, el profeta Eliseo dijo:   será más grande. En el ministerio del profeta Elías vemos siete milagros poderosos, mientras que en el ministerio de Eliseo vemos catorce milagros (una doble porción), porque el Señor cumple su palabra, y ésta dice: “la gloria postrera será mayor que la primera”.

4) Reconozcamos que nos necesitamos los unos a los otros.

Comentario 1: En nuestro servicio para Dios el trabajo en equipo es fundamental (2 Reyes 2:15-17). El profeta Eliseo no estaba solo, había con él un equipo. Y ellos le reconocían como el siervo de Dios, es muy importante también lo que ellos veían en él: “ellos dijeron: el espíritu de Elías reposó sobre Eliseo”, el Espíritu de Dios daba evidencias o señales que estaba sobre Eliseo, daba muestras de que un nuevo tiempo había comenzado. Vemos pues que la actitud de Eliseo, no fue de imposición, sino que actuó con prudencia y sabiduría y Dios mostró que se estaba moviendo a través de él.

Comentario 2: Un líder de Dios no se impone a la fuerza, éste inspira a su equipo, ese es el liderazgo que vemos en el Señor Jesús, vemos que los apóstoles dieron su vida por el Maestro, no por miedo a él, sino por amor y gratitud hacia él. Entonces liderazgo no es imposición, más bien es inspiración. Un líder del Señor tiene en cuenta que no trabaja solo, que sus logros y beneficios no son individuales sino grupales, que es fundamental el amor, para tener paciencia, sabiduría y tolerancia, y los resultados siempre serán mayores, glorificando así el Nombre del Señor. Somos un cuerpo y es Dios quien con Su amor da vida a Su cuerpo: la iglesia, todos los lavados por la sangre del Cordero de Dios. 

Conclusión: El Señor quiere conducirnos de gloria en gloria, por eso debemos tener en cuenta estas cosas: pasión por Su presencia, anhelar fervientemente el poder del Espíritu de Dios, y trabajar en equipo, todos procurando que Dios sea glorificado. Avanza, el Señor trae cosas nuevas y gloriosas para tu vida y familia.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer: “BUSCAR A DIOS ES LA SOLUCIÓN”.   


0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES