jueves, 27 de octubre de 2016

Según la Biblia a esta altura Moisés tiene cuarenta años de edad, y por unos treinta y cinco aproximadamente fue educado en la corte con los mejores maestros y asesores del imperio egipcio. El texto de hoy (Éxodo 2:11-12) nos dice “él salió a visitar a su hermanos hebreos”, de manera que él ya sabía que su origen era hebreo y que el pueblo bajo opresión era su pueblo. Todos aquellos años de educación y formación en Egipto no lograron diluir su identidad como hebreo. 
Esto es muy importante, debemos mantener nuestra identidad como pueblo del Señor por encima del contexto en el que nos estemos, ya que ante todo somos “real sacerdocio, nación santa, linaje escogido para anunciar las virtudes de nuestro Dios”. 
Éxodo 2:11-12 “En aquellos días sucedió que, crecido ya Moisés, salió a visitar a sus hermanos. Los vio en sus duras tareas, y observó a un egipcio que golpeaba a uno de sus hermanos hebreos. Entonces miró a todas partes, y viendo que no había nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena”. 
La Escritura nos enseña que Moisés, quien “era poderoso en palabras y obras”, era testigo de la manera en que un egipcio maltrataba a un hebreo y motivado por su ira y deseo de justicia por sus propias manos, habiendo observado que no había testigos por allí, se arrojó contra el egipcio y lo mató. Pienso que como actuó Moisés, en muchas ocasiones nosotros impulsados por el enojo u otras pasiones, actuamos apresuradamente, y nos provocamos un gran daño y también lastimamos a otros. 
Y como Moisés que escondió el cuerpo en la arena, nosotros queremos justificar, cubrir o esconder nuestras acciones y errores.
Debemos reconocer que en nuestra mente hay muchos conceptos de la Biblia, de tal manera que podemos tener largas y diversas conversaciones teológicas, pero debemos reconocer que buen número de veces, nuestro diario vivir no se ciñe a ese conocimiento teológico ¿por qué? Porque nosotros necesitamos más que un conocimiento, esto es, revelación divina, el temor de Dios en nuestro corazón y una comunión sencilla pero consciente, sincera y constante con él. Es muy importante nuestra comunión con Dios.
La Biblia nos deja ver que Moisés pensaba que sus hermanos hebreos habían entendido ya que él era el libertador (Hechos 7:25), pero ellos no lo habían comprendido así. Lo más seguro es que en sus primeros años antes que su madre lo entregará a la hija de faraón, Moisés fue enseñado y había asimilado la razón de su vida en la tierra: sería el libertador de los israelitas. 
Sin embargo Moisés como cada uno de nosotros tenía que aprender a caminar en los tiempos del Señor y comprender que la obra de Dios no se hace “ni con fuerza, ni con ejercito, sino con el Santo Espíritu de Dios”. Él tenía que aprender a seguir a Dios y hacer las cosas según la dirección divina. 
Moisés ante éste error y fracaso (es decir aquel homicidio) huye y va a vivir como extranjero en la tierra de Madián, es muy significativo ver que éste nombre Madián significa: disputa, y revela como estaba el corazón de Moisés, pues luchaba con su llamado, con su futuro, con lo que acababa de suceder en su vida. Pero el Señor estaba al tanto de lo que estaba sucediendo y sabía lo que había de hacer, visitaría a Moisés, lo llamaría, y restaurado lo enviaría a cumplir con aquel maravilloso propósito para el cual lo había creado. 
Conclusión: Es muy importante que nos acerquemos cada vez más al Señor, y procurar conocerle más allá de un conocimiento bíblico. Debemos perseverar a pesar de los errores y tropiezos, Dios nos restaurará y guiará al cumplimento de aquello para lo cual fuimos diseñados, nada iguala la plenitud que se experimenta cuando hacemos aquello para lo cual Dios nos creó. Adelante, el Señor está contigo. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para Web Recursos cristianos. Autorizado para ser publicado en Mensajes y sermones para predicar  - Dios No te Abandonará 

4 comentarios:

  1. Gracias por el trabajo y el tiempo dedicado en lo personal es de mucha ayuda gracias por lo que estan asiendo que DIOS Les BENDIGA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu comentario y por las palabras de apoyo. Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. Gracias por el trabajo y el tiempo dedicado en lo personal es de mucha ayuda gracias por lo que estan asiendo que DIOS Les BENDIGA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu comentario y por las palabras de apoyo, Dios te bendiga.

      Eliminar

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

Adquiere la Biblia Thompson, excelente herramienta para servir a Dios:

Tecnología:

Adquiere nuestro libro de sermones listos para predicar:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES