viernes, 30 de diciembre de 2016

Introducción: La Biblia nos relata que Saulo de Tarso tiene un encuentro con el Señor Jesús y su vida fue transformada poderosamente, y deja de ser un perseguidor de la iglesia para ser un predicador del evangelio, dispuesto a sacrificar su vida por la verdad del evangelio. Entonces vemos que un encuentro personal y real con Dios produce una gran transformación…
Cuando llega la crisis Dios es tu fuerza

Isaías 6:1 “En el año de la muerte del rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y la orla de Su manto llenaba el templo

Todos podemos experimentar momentos de desaliento y adversidad, ante estos debemos mirar el poder y la grandeza del Señor. Al considerar el contexto del encuentro del profeta Isaías con Dios podemos ver varias cosas muy importantes. El rey Uzías ha muerto después de reinar cincuenta y un años y por una penosa enfermedad: lepra, tal vez la sufrió por unos diez años, pues impulsado por su orgullo y soberbia el rey Uzías pecó contra el Señor y sus últimos años vivió bajo aquella enfermedad.
Probablemente el profeta Isaías al ver poco fruto en su oficio ministerial pensaba en renunciar a su labor profética. Tengamos en cuenta también que además era muy joven. Isaías era el profeta de la corte real, era primo del rey Uzías y disfrutaba de su amistad y por supuesto de todos los privilegios propios por ser familiar del rey. Pero un día el rey muere y ese suceso afectó a Isaías ¿Qué pasó en la muerte del rey que impactó a Isaías tan profundamente?

La Biblia nos enseña que el rey Uzías fue un buen rey, fue coronado a los dieciséis años e hizo lo correcto delante del Señor mientras perseveró en buscarle y fue muy prospero por cincuenta y dos años, además era entendido en temas espirituales. Su reinado trajo poder y autoridad sobre los enemigos de Israel, tuvo un poderoso ejército y máquinas de guerra diseñadas por ingenieros hebreos.
Entonces su reinado fue de bonanza, paz, mucha prosperidad, crecimiento militar, expansión de Judá (entonces la nación estaba feliz con todo eso por cincuenta años). El profeta Isaías enfrenta ahora miedo, temores, mucha incertidumbre, decepción, y no comprende lo que está ocurriendo y decide ir al templo del Señor. Nos recuerda esto que es lo que debemos hacer cuando enfrentamos situaciones críticas. En Cristo tenemos victoria, te invitamos a leer: en su presencia derrotamos todo miedo.

Es muy importante tener presente que el Señor gobierna todo. El profeta Isaías ve “al Señor sentado en su trono alto y sublime” (probablemente antes el profeta veía al rey Uzías sentado en su trono, pero ahora ve al Gran Rey en su gloria), ésta posición representa gobierno, poder, autoridad, esto lo entiende muy bien el profeta, pues según la tradición Isaías era de la realeza.
Nos dice la Biblia: “Y sus faldas llenaban el templo”, las faldas (traducción del hebreo “Shul” que significa también orilla, orla, borde de la vestidura) nos recuerdan las túnicas que usaban los gobernantes, los reyes, magistrados y sacerdotes. Con ésta maravillosa visión el Señor le dice al profeta: “yo continuó al mando, continúo gobernándolo todas las cosas, y como las faldas cubren y protegen, yo te protejo y te sustento. No importa lo que ha sucedido, Yo soy tu fortaleza”. Cuando llega la crisis Dios es tu fuerza. 
Conclusión: El Señor continúa sentado en su trono, con todo poder y gloria, gobierna todas las cosas. Lo que debemos hacer es lo que el profeta Isaías hizo, buscar a Dios y recibir su fortaleza y dirección. Él tiene cuidado de nosotros. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.



Material similar en Estudiosysermones.com - CUANDO LLEGA LA CRISIS DIOS ES TU FUERZA -  

2 comentarios:

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

Adquiere nuestro libro de sermones listos para predicar:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES