lunes, 3 de abril de 2017

Gratitud a Dios
Introducción: El pasaje bíblico de hoy nos recuerda un gran milagro en el ministerio del Señor Jesús: la sanidad de los diez leprosos. La Biblia nos dice que el Señor iba caminando hacia Jerusalén, pero él se detuvo y “los vio”, vemos entonces que captaron la atención del Maestro y fueron atendidos por él…

Gratitud a Dios por su amor


Lucas 17:14 nos dice: “Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados”

Podemos ver que Jesús demanda una acción de fe. El Señor dijo: “id, mostraos a los sacerdotes”, según la ley de los hebreos el leproso debía mostrarse al sacerdote y él certificaría su sanidad. Y “mientras iban, fueron limpiados”, entonces mientras actuaban creyendo en la palabra del Señor, fueron sanados y liberados de aquel azote. Las acciones de fe agradan a Dios.  

Es muy importante ejercitar la fe en las palabras de nuestro Dios, la fe camina sobre las palabras del Señor. Debemos recordar por ejemplo que mientras Pedro creyó en las palabras del Maestro él no se hundió al caminar sobre las aguas, pero al ver las olas, tuvo temor y empezó a hundirse. El Señor lo tomó de la mano y lo salvó.
La Escritura nos dice en Lucas 17:15-16 “Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió,  glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano”. Un corazón agradecido adora y exalta al Señor. Fue un samaritano el que volvió a Jesús para agradecerle. Un corazón ingrato no honra a Dios.

Éste samaritano adoró al Señor Jesús, y el Maestro bendijo y honró a éste hombre por su corazón lleno de gratitud. La salvación es el milagro y don más grande, y el Señor Jesús le dijo al samaritano: “tu fe te ha salvado”. No sólo fue sano sino salvo también.
Podemos concluir que un corazón agradecido anhela estar con Jesús, pues reconoce que él le salvó y transformó. Los nueve recibieron su sanidad, pero éste además recibió de Jesús vida eterna, y fue honrado por postrarse a los pies del Señor, recuerda “Dios da gracia a los humildes” y “honra a los que le honran”. Bendito sea Dios.
(Nota especial: Te invitamos a adquirir nuestro libro “Cómo enfrentar y superar las crisis”. Desde la perspectiva cristiana en éste libro se expone la realidad de las crisis, su diversidad, su impacto en nuestra humanidad, las diversas reacciones y por supuesto los principios cristianos para enfrentar y superar dichas circunstancias. Puedes adquirirlo en: CÓMO ENFRENTAR Y SUPERAR LAS CRISIS).

Conclusión: Jesucristo murió por nosotros, debemos dar al Señor todo nuestro ser en adoración y gratitud. Permitamos que haga su obra en nosotros, esa es la mejor adoración.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "ES POR SU GRACIA, NO POR TU FUERZA". 


Gratitud a Dios 
Material similar en Estudiosysermones.com    

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES