lunes, 22 de mayo de 2017

Evita el resentimiento
Introducción: Aunque nuestro Señor Jesucristo hizo la voluntad de su Padre, él tuvo que hacer frente al rechazo, la burla, la oposición y aún la traición, pero vemos que siempre perseveró y por eso alcanzó la salvación para la humanidad…

Sermón: Evita el resentimiento


Al considerar el ministerio de Pablo el apóstol también podemos ver cómo fue perseguido, enfrentó la persecución, muchas calumniasen su contra, peligros, la enfermedad, diversas decepciones, fue muchas veces incomprendido, tuvo que engentar ataques espirituales y aún físicos; pero al final el apóstol dijo:

“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe, y me está guardada la corona de justicia”, aunque el diablo a través de diversos medios y personas hasta el fin lo acechó, él se fortaleció en el Señor y logró vencer, pues Dios es más grande que cualquier poder de las tinieblas y que toda estrategia del enemigo. Entonces renueva tus fuerzas en Cristo y avanza.  

Mientras Pedro y Juan hablaban al pueblo, se les echaron encima los sacerdotes, el capitán de la guardia del templo, y los Saduceos, resentidos porque enseñaban al pueblo, y anunciaban en Jesús la resurrección de entre los muertos. Les echaron mano, y los pusieron en la cárcel hasta el día siguiente, pues ya era tarde” Hechos 4:1-3. 

No podemos ignorar que los espíritus demoniacos intentan estorbar y dañar los planes divinos para nuestra vida. Precisamente una estrategia que el diablo usa es el resentimiento o rencor. Veamos entonces el término resentimiento, el cual viene del griego bíblico y nos indica desagrado, indignación, estar dolorosamente angustiado.
El pasaje de hoy nos dice que los sacerdotes judíos (que en su mayoría eran fariseos) y los saduceos (aunque estos diferían en doctrina se pusieron de acuerdo para actuar mal, ellos estaban “resentidos” e impulsados por ese enojo hicieron llevar a la cárcel a los apóstoles del Señor.
Así pues debemos cuidarnos del resentimiento y del enojo, pues ellos ciegan el buen juicio del hijo de Dios. Aunque ellos eran sacerdotes no pudieron ver que la obra era de Dios. Ellos dirigían la vida espiritual de los judíos, pero llenos de resentimiento más bien estaban en contra del Señor.
Esto nos recuerda que no importa todo el conocimiento de la Biblia que podamos tener, más bien debemos rechazar el resentimiento o éste nos hará cometer graves equivocaciones.
Debemos tener presente que la falta de perdón introduce el corazón en una cárcel de maldad y dolor. Por eso es vital cuando así se requiera ejercer el perdón de corazón (por eso nos dice la Biblia: “perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó en Cristo”).
Es muy interesante observar que cuando el resentimiento es vencido por el amor y por tanto por el perdón, los resultados son maravillosos ya que la gloria de Dios fluye sin obstáculo y como resultado muchas bendiciones de Dios aparecen. Pero, ante todo esto agrada a Dios.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.


Evita el resentimiento. - Temas para predicar - 

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES