martes, 22 de julio de 2014

DIOS CREÓ AL HOMBRE Y A LA MUJER

Introducción: Dios es perfecto, y sus diseños son una maravilla, pensemos por Ej, el Sol, que es una estrella, genera vida, luz, calor, pero consideremos también las células y la vida microscópica… Dios él diseñó el matrimonio, él diseñó el hogar ¿cómo hacer que funcione? Dios a través de Su palabra nos lo enseña…  


DIOS CREÓ AL HOMBRE Y A LA MUJER

I. PRIVILEGIOS Y RESPONSABILIDADES DEL VARÓN:


A. El hombre debe amar a su mujer, EF. 5:25,28.               

Nota: El amor debe expresarse, Dios lo expresó enviando a su hijo                                       
1. Amor verbal: palabras de valoración y reconocimiento, 1 Pe. 3:7
2. Amor emocional: apoyo, compañía.  En circunstancias como el embarazo, crisis personales, proyectos individuales, anhelo de servir a Dios  
3. Amor físico: abrazos, caricias, besos...

B. El hombre tiene la responsabilidad de dirigir el hogar, Ef. 5:23.              

Nota: pensemos en algunos ejemplos de la Escritura:                                                           
1. Los patriarcas: Noé, Abraham, Jacob, fueron además hombres de altar.
2. Tiene la responsabilidad de tomar decisiones (cabeza), el consejo de la mujer es muy importante.  
3. El esposo debe inspirar a los hijos, y a su esposa, como Cristo inspira a la iglesia (lo ven orar, leer la Biblia, sirve a Dios, es generoso, etc). Recuerda que nuestra familia es de Dios (Te invito a leer también: “Hay Salvación Para tu Familia”).      
  
C. El hombre es proveedor y protector del hogar, Ef. 5:29.

Nota: “la sustenta  y la cuida”, esto significa que como Cristo cuida su iglesia, él espera que cuidemos nuestras esposas, entonces hablamos de: 

1. Provisión espiritual (intercesión por la flia, dirección, consejo)
2. Provisión emocional: consolar, animar, fortalecer, tiempos de recreación y descanso. Dios estableció un día de descanso, esto es muy importante.  
3. Provisión material: un buen proveedor es un hombre trabajador, diligente, esforzado, no perezoso, ni vago.

Nota: por creación la mujer necesita seguridad y protección, cuando el varón no provee para la casa, puede aparecer la frustración en ella y choques, porque ella necesita un ambiente de seguridad y confianza.

      
II. PRIVILEGIOS Y RESPONSABILIDADES DE LA MUJER:

A. La mujer debe ser la ayuda idónea de su marido, Gén. 2:18.     

Nota: Qué significa ayuda idónea?

Ayuda del heb. Ezer sign. Cercar, rodear, asistir, auxiliar en momentos de crisis y dificultad, éste término se usa también en la Biblia cuando se desea la “ayuda” de Dios, la palabra idónea, se traduce en diferentes versiones como: adecuada, complemento, semejante a él.

1. No murmures contra tu esposo…
2. No hieras su corazón con el menosprecio y frases inadecuadas…
3. La mujer sabia edifica, no destruye… destruir es obra de la mujer necia
4. La mujer sabia anima y apoya a su esposo  
 
B. La mujer le debe sujeción a su marido, Ef. 5:22-24.   

Nota: Qué es sujeción? Término griego (jupotasso) que traduce obediencia, sometimiento.

1. La sujeción no significa inferioridad (Ej, Jesús se sometió a la voluntad del Padre; lavó los pies de sus discípulos y esto no lo hizo inferior, por el contrario lo engrandeció).
2. Somos iguales en esencia (hijos de Dios), pero diferentes en función (como el cuerpo nuestro).
3. ¿Por qué es difícil someterse?

a. Por traumas del pasado relacionados con la figura de autoridad…
b. Por el modelo del seno familiar donde crecemos…
c. Por un temperamento no sometido a Dios…
d. Por el orgullo del corazón… (“rebelión pasiva”)…

4. ¿Cuál es la actitud ante los esposos que no conocen a Cristo? 1 Pe. 3:1-2, 6.           
   
C. La mujer debe respetar a su marido, Ef. 5:33.  
   
Nota: Respetar es darle el lugar que le corresponde. Ejemplos:
1. Respetar es no callarlo ni avergonzarlo, menos en público…
2. Respetar es no sermonearlo durante todo el día… ni darle órdenes como si fuera un muchacho…
3. Respetar es no desautorizarlo… (no expongan sus diferencias delante de sus hijos)…
4. Respetar es procurar que él tome la decisión final   
        
Conclusión: en el hogar es fundamental el dialogo, tratar aún las cosas pequeñas, el mutuo perdón y con la ayuda de Dios convivir con gozo, tu pareja es un don de Dios, un regalo del Señor.
(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria).

Te invitamos a leer los siguientes artículos:

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES