viernes, 6 de enero de 2017

Introducción: Aquella obra poderosa de Dios a favor de Daniel en el foso de los leones estuvo antecedida de una comunión íntima con el Señor en su habitación. El poder de Dios demanda vida de oración, y ella te lleva más allá del promedio. El pasaje bíblico  de hoy (Daniel 6) nos enseña que “Daniel mismo era superior a los sátrapas, porque había en él un espíritu superior”. Sin duda esto nos enseña de la obra y poder del Espíritu de Dios en la vida de Daniel el profeta.

DANIEL 6 LIBRADO DE LOS LEONES 


Daniel 6:1-3Le pareció bien a Darío constituir sobre el reino 120 sátrapas que gobernaran en todo el reino, y sobre ellos, tres funcionarios (uno de los cuales era Daniel) a quienes estos sátrapas rindieran cuenta, para que el rey no fuera perjudicado. Pero este mismo Daniel sobresalía entre los funcionarios y sátrapas porque había en él un espíritu extraordinario, de modo que el rey pensó ponerlo sobre todo el reino. ”  

La historia nos enseña que en aquel momento el imperio de Babilonia cae en manos de Darío, rey de Media. El pasaje nos enseña que el profeta Daniel era superior a los otros gobernadores, él se destacó, el favor y la gracia del Señor estaban sobre el profeta. La unción o poder de Dios reposaban sobre él, y por eso nos dice la Escritura en Daniel 6:3 que “era superior” o “extraordinario”, término que desde el hebreo también traduce: “llegar a ser el principal”, “distinguirse”. Estaba pues la mano de Dios sobre Daniel.
El mismo rey Nabucodonosor y posteriormente su hijo Belsasar, reyes de Babilonia, le expresaron al profeta Daniel: “sobre ti reposa el espíritu del Dios Santo”. Recuerda que la unción del Espíritu Santo está sobre ti, y esto será notorio para los demás, aún delante de personas no creyentes. Su presencia y poder se hacen evidentes, es la gloria de Dios que se manifiesta en sus hijos.

La comunión íntima con el Espíritu Santo transforma el estilo de vida del cristiano: “Entonces los funcionarios y sátrapas buscaron un motivo para acusar a Daniel con respecto a los asuntos del reino. Pero no pudieron encontrar ningún motivo de acusación ni evidencia alguna de corrupción, por cuanto él era fiel, y ninguna negligencia ni corrupción podía hallarse en élDaniel 6:4

(Te invitamos a adquirir nuestro nuevo libro, estudio basado en la 1 Carta a los Corintios, en éste libro hallarás el comentario a cada uno de los dieciséis capítulos que componen ésta epístola. Encontrarás títulos como los siguientes: Sabiduría enseñada por el Espíritu Santo. Al servicio de Dios. Es Dios quien sostiene sus siervos. La ausencia de disciplina promueve el desorden extremo. Pleitos de creyentes ante los incrédulos. Instrucciones respecto al matrimonio. Los dones del Espíritu Santo. La profecía. La resurrección de los muertos, entre otros. Puedes verlo y adquirirlo en:INSTRUCCIONES DEL ESPÍRITU SANTO).  
El testimonio que se da aquí del profeta Daniel debemos resaltarlo, ya que estaba en el imperio de Babilonia, el cual era el centro religioso del mundo conocido, centro económico, político y cultural, reconocido por su gran idolatría, inmoralidad y ocultismo abundante. En medio de toda esa vida el profeta Daniel se conducía rectamente ante los ojos del Señor.
El deseo del profeta no era el reconocimiento sino Dios mismo. Por todas estas cosas no debemos descuidar nuestra pasión por Dios y la comunión con él, debemos tener presente que el Señor Jesús le dijo a la iglesia en Efeso: “Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor”. Cuidemos pues nuestro ferviente amor por Cristo.  

El profeta es acusado y señalado por su devoción al Señor, el profeta oraba tres veces cada día, y según el decreto real fue lanzado al foso de los leones (Daniel 6:16), pero él estaba confiado en el cuidado y protección de Dios. Por el poder del Señor veremos grandes milagros y victorias a nuestro favor (Daniel 6:19-20).

El poder de Dios en cada uno de sus hijos y la fe es lo que fortalece al creyente ante la dificultad, esto nos hace estar seguros y confiados en la protección divina (como el pastor judío que cuida y unge a sus ovejas en los oídos y ojos para cubrirla de los insectos y de todas sus infecciones). Debemos tener presente que “No es con ejército ni con fuerza sino con mi espíritu”.

El reino de las tinieblas y sus planes fracasan ante el poder de Dios. Así como fracasaron los enemigos del profeta Daniel. Durante la vida de Daniel pasaron varios imperios: Babilonia, Media, Persia, y varios reyes, como: Nabucodonosor, Belsasar, Darío y Ciro, ellos pasaban, pero el profeta Daniel permanecía (y continuaba en sus labores de la corte real) ¿por qué? La respuesta está precisamente en el poder que reposaba sobre él: el Espíritu Santo de Dios. Daniel fue salvado de los leones como Dios libra a sus hijos.  
Conclusión: La Biblia nos dice: “nunca falte ungüento sobre tu cabeza”, la unción o poder de Dios nos habla del aceite del Espíritu Santo, aceite que debemos renovar. El Señor anhela que sus hijos estén ungidos y transformados, por esto envió al Espíritu Santo. Por estas cosas debemos fortalecer la comunión con él y veremos sin duda su poder en nuestra vida. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "LIBERTAD PARA EL PUEBLO DE DIOS". 


Material similar en Estudiosysermones.com - Daniel 6 salvado de los leones - 

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES