jueves, 4 de mayo de 2017

El aguijón de Pablo
Introducción: Dios nos enseña de diversas maneras y usa muchas circunstancias, personas y aún cosas, lo más importante es tener un corazón dispuesto y sencillo para aceptar y recibir debidamente lo que el Señor nos quiere enseñar...

El aguijón del apóstol Pablo


Dios quiere evitarle al apóstol Pablo cualquier tendencia a enorgullecerse (2 Corintios 12:7-10). 

Y para que no me enaltezca desmedidamente por la grandeza de las revelaciones, me es dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera. Por lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí; y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que habite en mí el poder de Cristo. Por lo cual me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias por amor a Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy poderoso

1) Ante la magnitud o grandeza de las revelaciones Dios le asignó un “aguijón” cuyo objetivo persuadirlo constantemente para que no cayera en la soberbia. El apóstol necesitaba algo que le recordará constantemente que a pesar de sus experiencias aún en el tercer cielo, él seguía siendo un hombre corriente, y por tanto dependiente de Dios en todo.     

2) Respecto al aguijón la misma Biblia no nos deja ver con claridad que era. Los mismos intérpretes de la Escritura coinciden con que no se conoce con certeza cuál era aquel aguijo. Se supone que tiene relación con una dificultad en los ojos según Gálatas 4:13-15 y 6:11, donde los cristianos de Galacia si hubiesen podido habrían dado a Pablo sus propios ojos, y también por eso según Gálatas 6:11 escribe con letras de gran tamaño.   




Pues vosotros sabéis que a causa de una enfermedad del cuerpo os anuncié el evangelio al principio; y no me despreciasteis ni desechasteis por la prueba que tenía en mi cuerpo,  antes bien me recibisteis como a un ángel de Dios,  como a Cristo Jesús. ¿Dónde,  pues,  está esa satisfacción que experimentabais?  Porque os doy testimonio de que si hubieseis podido,  os hubierais sacado vuestros propios ojos para dármelos” Gálatas 4:13-15.

Mirad con cuán grandes letras os escribo de mi propia mano” Gálatas 6:11.

3) Debemos destacar también la expresión del apóstol cuando dice: “respecto a lo cual he rogado al Señor tres veces que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad”. Y es allí donde Pablo concluye que la base de la gloria de Dios en él es su propia debilidad, allí es donde reposa el poder de Cristo.

Donde el hombre es insuficiente Cristo se hace grande. Por eso Dios dice: “Yo habito en la altura y la santidad; y con el quebrantado y humilde de espíritu” Isaías 57:15. La soberbia y el orgullo alejan la presencia de Dios. El corazón manso y humilde es morada de la presencia divina.   


Te invitamos a leer: "NO DESCUIDES TU AMOR POR DIOS". 



Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. (El aguijón de Pablo). 

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES