martes, 18 de julio de 2017

Temas para predicar: Jesús transforma el fracaso en victoria.
Introducción: Los problemas de la vida generalmente producen desánimo, y son las palabras las que dejan ver el estado del corazón. Por ejemplo Pedro creció a orillas del Lago de Genesaret (también denominado Mar de Galilea), allí él aprendió el oficio de pescador y por lo tanto conocía muy bien aquel lago, sin embargo no estuvo exento de enfrentar obstáculos, pero Dios siempre está allí para ayudarnos y enseñarnos..

Sermón: Jesús transforma el fracaso en victoria.


Nos dice Lucas 5:4-6 “Al terminar de hablar dijo a Simón: "Sal a la parte más profunda y echen sus redes para pescar". Simón le respondió: "Maestro, hemos estado trabajando toda la noche y no hemos pescado nada, pero porque Tú lo pides (a Tu palabra) echaré las redes". Cuando lo hicieron, encerraron una gran cantidad de peces de modo que sus redes se rompían”.  

Seguramente Pedro pudo haber pensado muchas cosas, por ejemplo: “Él es un carpintero, yo soy un pescador”, “Yo sé muy bien a qué horas es la pesca en éste mar”, “Estamos muy cansados para intentarlo otra vez”, etc. Aquella noche fue difícil, sin resultados, ellos están cansados, durante toda la noche no pescaron nada.
Pero aquella mañana el Señor Jesús llega justo al lugar dónde estaban los pescadores aseando sus redes, y el Señor entra a la barca de Simón (por supuesto esto no fue una coincidencia), y desde allí enseñaba a la multitud que había venido a él, sin embargo Pedro estaba desanimado, fatigado y sin pescados en su barca.
Es muy interesante que en medio de la dificultad Jesús nos hace mirar hacia el futuro, y vemos aquí que él usa su palabra para activar la fe en nuestro corazón. Vemos que Pedro dice: “…más en tu palabra echaré la red”. La Biblia nos dice que la fe es la certeza de lo que se espera (esto indica futuro) y la convicción de lo que no se ve (esto nos habla del presente), entonces la fe nos conduce para vivir de manera victoriosa en el presente y a mirar nuestro futuro con esperanza y confianza.



El Señor Jesús ha estado enseñando y Pedro también ha escuchado. Al concluir la enseñanza, el Señor le dijo a Pedro: “boga mar adentro”, es algo así como: “no te quedes aquí, inténtalo de nuevo”. ¿Cuál era la diferencia ésta vez? Pues era la misma barca y el mismo lugar, las mismas redes, pero la diferencia era que ahora el mismo Señor Jesús estaba con ellos.

En ciertas situaciones el Señor permite que nuestra experiencia o capacidad fracase, para mostrar su poder. La Biblia sigue diciendo que ellos “encerraron gran cantidad de peces”. Pedro era un pescador nacido allí, él tenía toda la experiencia, las capacidades, pero el único Todopoderoso es Dios, y precisamente por eso de él es toda la gloria y la honra.
 Conclusión: Es muy importante acercarnos a Dios con humildad y confianza, con el deseo de seguir su dirección y consejo. Él quiere llevarnos al destino maravilloso que nos ha preparado.  

Te invitamos a leer el sermón: "CÓMO SER GUIADOS POR EL ESPÍRITU SANTO"

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Sermón: Jesús transforma el fracaso en victoria.       - Temas para predicar -  

2 comentarios:

  1. La palabra de Dios nos hace reflexionar que sin su ayuda no podemos hacer nada. Gracias por ese mensaje de esperanza que le bendiga. Joseph Lara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Joseph por dejarnos tu valioso comentario. Dios te bendiga.

      Eliminar

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES