sábado, 2 de agosto de 2014

SALVA A TU FAMILIA
(Cristo salva a tu familia). Introducción: La historia de Noé, nos desafía a perseverar en la fe en medio de una generación perversa, a obedecer a Dios aunque hacerlo sea para muchos una locura, a trabajar pensando en la familia, y a confiar en Dios para que toda la casa alcance salvación. 

La enseñanza de hoy está basada en la historia de David y Abigail




Sermón: Salva a tu familia.

I. Para salvar a tu familia es fundamental evitar la necedad. 1 Samuel 25:2-3      
  "Había en Maón un hombre que tenía su hacienda en Carmel. El hombre era muy rico, pues tenía tres mil ovejas y mil cabras. Y aconteció que estaba esquilando sus ovejas en Carmel. Y aquel varón se llamaba Nabal, y su mujer Abigail. Era aquella mujer de buen entendimiento y de hermosa apariencia, pero el hombre era duro y de malas obras; y era del linaje de Caleb".

A. El nombre "Nabal" significa necio, insensato. 

Comentario: Otros sinónimos de este significado son: imprudente, terco, loco (sin juicio). La misma Escritura nos dice además que era: “duro y de malas obras” lo que nos indica que era severo, áspero, obstinado, recio, violento, de acciones injustas, malas y violentas.  

Nabal era un hombre materialmente rico, pues tenía cuatro mil unidades de ganado. Tenía pastores, criados y esquiladores a su servicio. Por su carácter podemos concluir que maltrataba a su familia, a sus criados, etc. no era tierno con su esposa, ni con sus hijos, ni con sus trabajadores.      

B. Las malas decisiones generan dolorosos resultados. 1 Samuel 25:4-8, 10-13.                 

"Entonces envió David diez jóvenes a Nabal... hemos venido en buen día, te ruego que des lo que tuvieres a mano a tus siervos, y a tu hijo David... Y Nabal respondió a los jóvenes: ¿Quién es David, y quién es el hijo de Isaí? Muchos siervos hay hoy que huyen de sus señores ¿He de tomar mi pan, mi agua, y la carne que he preparado para darla a hombres que no sé de dónde son?... Entonces David dijo a sus hombres: Cíñase cada uno sus espada...". 

Comentario: Sin duda, en nuestra vida enfrentamos momentos muy importantes que requieren la sabiduría de Dios para tomar buenas decisiones, pues éstas afectaran nuestra relación con Dios, nuestra familia, patrimonio y futuro. 

Nabal, su familia, su patrimonio y sus criados entraron en un altísimo riesgo. Evitemos poner en peligro lo que Dios nos ha dado: nuestra familia. Dios quiere proteger y dar la victoria a su pueblo, y la salvación de tu familia es prioridad. 




II. Actuar con sabiduría es fundamental para salvar tu familia.              

A. Abigail actuó como una esposa sabía.     

Comentario: Es muy importante recordar aquí que la Biblia nos dice: "La mujer sabia edifica su casa”, el nombre "Abigail" significa: fuente de gozo. Ella era quien convertía la atmósfera de la casa en un ambiente agradable, y fue una mujer que con sabiduría enfrentó la dificultad en casa: 1 Samuel 25:14-20 

"Uno de los criados dio aviso a Abigail sobre lo sucedido, Reflexiona y ve lo que has de hacer, porque el mal está ya resuelto contra nuestro amo y contra toda su casa... Entonces Abigail tomó doscientos panes, dos cueros de vino, cinco ovejas guisadas... y descendió por una parte secreta del monte y he aquí que venía David y sus hombres".     

B. El actuar de Abigail salvó la vida de su familia y otros. 1 Samuel 25:23-28.      

"No haga caso mi Señor de ese hombre perverso, de Nabal... la insensatez está con él... yo tu sierva no vi a los jóvenes que tú enviaste... Dios te ha impedido derramar sangre y vengarte por tu propia mano... y ahora este presente que tu sierva ha traído a mi Señor... te ruego que perdones a tu sierva... Jehová hará casa estable a mi Señor...".

Comentario: Con el propósito de salvar a su familia, podemos destacar varias virtudes en Abigail, veamos: 

1. Una mujer diligente,

2. Ella reconoce y respeta la autoridad de David (“Señor mío”), 

3. Abigail habló con sabiduría (“permite que tu sierva hable a tus oídos”),

4. En ella podemos ver temor de Dios (“vive Jehová y vive tu alma, que Jehová te ha impedido vengarte por tu propia mano”)

5. Hace todo lo posible por salvar su familia. 

(Te invitamos a leer: Dios trae lo mejor para tu vida. ). 

III. Escuchar con humildad te ayuda con el objetivo de salvar tu familia. 1 Samuel 25:32.       

"Y dijo David a Abigail: Bendito sea Jehová Dios de Israel, que te envió para que hoy me encontrases".

A. David escuchó con atención los argumentos de Abigail. 1 Samuel 25:33-34.   

"Y bendito sea tu razonamiento, y bendita tú, que me has estorbado hoy de ir a derramar sangre, y a vengarme por mi propia mano. Porque vive Jehová Dios de Israel que me ha defendido de hacerte mal, que si no te hubieras dado prisa en venir a mi encuentro, de aquí a mañana no le hubiera quedado con vida a Nabal ni un varón".

Comentario: Como podemos ver David tenía la capacidad, el poder, el ejército, el respaldo de Dios, pero escuchó las razones de Abigail. El libro de Proverbios nos dice: “oirá el sabio y aumentará el saber”, a veces por no oír y reflexionar, se cometen graves errores.   
 
B. Con humildad de corazón David recibió la ayuda. 2 Samuel 25:35.     

"Y recibió David de su mano lo que le había traído, y le dijo: Sube en paz a tu casa, y mira que he oído tu voz, y te he tenido respeto".

Comentario: Como podemos ver en este pasaje David tuvo una actitud humilde y mansa, pues dejó su enojo y recibió la ayuda que Abigail había traído. 

Cuantas veces por enojo y orgullo no recibimos la ayuda de otros. David trató con respeto a Abigail, “te he tenido respeto”, en otras versiones dice: “te he tratado con respeto”, otra dice: “lo he hecho por consideración a ti”. Sin duda, la humildad de corazón y el respeto por el otro son valores fundamentales.  
  
C. David permitió que se moviera la mano de Dios y no la suya propia. 2 Samuel 25:36-38.   

"Y Abigail volvió a Nabal... y por la mañana, cuando ya a Nabal se le habían pasado los efectos del vino, le refirió su mujer estas cosas; y desmayó su corazón en él y se quedó como una piedra y diez días después, Jehová hirió a Nabal, y murió".

Comentario: Seguramente viviremos momentos muy difíciles y tiempos tan complejos que no será fácil decidir qué hacer, es allí donde debemos continuar buscando a Dios, haciendo lo que nos corresponde, y confiar en que Dios hará su voluntad en aquellas cosas que no podemos arreglar nosotros, y fue Dios quien se entendió con Nabal; fue Dios quien defendió a David. 

Reflexión final: En nuestra vida tendremos momentos diversos, algunos agradables otros no tanto, pero en todos debemos caminar con Dios, seguir su consejo, y administrar nuestra vida de manera que agrade a Dios, y nos evitemos dolores de cabeza. 

Dios tiene el poder para guardarnos y sacarnos en victoria, aunque las circunstancias nos digan otra cosa, porque nuestro Dios es todopoderoso. Es Dios quien salva tu familia.     

Te invitamos a leer: 






SUSCRÍBETE GRATIS y recibe nuestras actualizaciones en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ    

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). -Salva a tu familia - 

0 comentarios:

Publicar un comentario

SERMONES PARA PREDICAR:

Sermones cristianos:

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO CRISTIANO:

sermons and devotions

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

LISTADO DE SERMONES PARA PREDICAR:

sermons and devotions

ADQUIERE EL NUEVO LIBRO DE SERMONES PARA PREDICAR:

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES CRISTIANOS PARA PREDICAR:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

ENTRADAS POPULARES

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES