viernes, 3 de octubre de 2014

CAMINA HACIA LO NUEVO DE DIOS

Introducción: El profeta Samuel tenía un afecto especial por Saúl, pues cuando Dios le dijo que le pesaba haber puesto a Saúl por rey, “Samuel se afligió, se entristeció, se apesadumbró y clamó a Jehová toda aquella noche” y “y Samuel lloraba a Saúl”. El profeta experimenta una decepción, no esperaba eso de Saúl… Recordemos que éste rey aparece por petición del pueblo, no por voluntad de Dios. Era el momento de empezar un nuevo tiempo. Caminar en la perfecta voluntad de Dios nos guardará de fracasos y dolores, pero ante todo hacerlo complace el corazón del Padre celestial…   

CAMINA HACIA LO NUEVO DE DIOS



I. DESECHA EL LAMENTO, 1 Sam. 16:1a.    

A. Las desilusiones y decepciones son parte de la vida.

Nota: Quisiéramos que nunca ocurrieran, pero forman parte del camino. Le sucedió al profeta Samuel, él se decepcionó ante la desobediencia continua del rey Saúl.     

B. El lamento no transforma nuestra realidad.

Nota: Samuel lloraba a Saúl  y Dios le dice: “¿Hasta cuándo llorarás a Saúl?”. En estas situaciones es cuando aparecen pensamientos como: “si hubiera hecho esto” o “por qué no dije aquello”… Pero el pasado no puede ser cambiado, sólo debemos sacar de él las lecciones útiles para evitar errores  futuros. Te invito a leer: “Rescatados Del Horno De Fuego”.   
 
II. RENUÉVATE EN CRISTO, 1 Sam. 16:1b.                

A. Acércate a Dios para ver como él ve.

Nota: Dios le dice a Samuel “¿Hasta cuándo llorarás a Saúl, habiéndolo yo desechado para que no reine sobre Israel? Samuel lloraba por aquello que para Dios, ya no era motivo de lágrimas. Cómo nos cuesta ver como Dios ve, y por ende, valorar lo que para Dios tiene valor. Nuestros sentimientos afectan nuestra visión espiritual, por ej. Elías debajo de un enebro se quería morir, mientras que Dios tenía para el todavía un largo camino; y ahora Samuel… Lo mismo ocurre en un noviazgo que avanza, y no es la voluntad del Señor; todo se ve bonito, pero no está bien, los sentimientos impiden muchas veces oir a Dios, y no dejan ver como Dios ve. 


B. Fortalece la comunión con el Espíritu Santo.

Nota: Dios le dice a Samuel “llena tu cuerno de aceite”, esta frase nos lleva a reflexionar en varias cosas, importantes para nosotros:

1. El cuerno estaba vacío (el cuerno era usado como trompeta, y recipiente de aceites y perfumes). Era símbolo de poder (arma de guerra en los animales) y prosperidad. Usado por profetas y sacerdotes para ungir los reyes.

2. El cuerno estaba seco e inutilizado, probablemente el cuerno llevaba sin ser usado cuarenta años, quizá Samuel lo usó para ungir a Saúl… (A veces nuestra vida experimenta ésta sequedad, o ésta ausencia de ejercicio de los dones que Dios nos ha dado).
 
3. Estaba sin aceite, se requiere la unción del Espíritu Santo para servir a nuestro Dios. El aceite envejece (y huele mal), pierde su viscosidad, y entonces produce desgaste en los motores (el aceite protege el motor de las altas temperaturas y la intensa presión).   




III. FE ES EXPECTATIVA POR LO NUEVO DE DIOS, 1 Sam. 16:1c.           

A. Dios es proveedor por excelencia.               

Nota: Dios le dice a Samuel: “te enviaré a Isaí de Belén”, que interesante a donde Dios lo manda:
1. Es un acto profético que apunta a Cristo.
2. Isaí, cuyo nombre significa: ofrenda, regalo, sacrificio (pues de él tomaría Dios un regalo para Israel: el rey David). 
3. Belén, cuyo nombre significa: casa de pan (de allí Dios toma provisión para Israel, Dios provee para su pueblo. Allí también nacería nuestro Pan de Vida: Cristo Jesús).  

B. Saúl y David nos enseñan la importancia de darle la prioridad a Dios.      

Nota: Saúl significa: pedido (por los hombres), sepulcro; y David significa: bien amado, querido. Israel quiso rey, no a Dios, luego Dios da su bendición: el rey David. Veamos:

1. Saúl es el administrador, David es el adorador;
2. Saúl es el conocimiento, David es revelación;
3. Saúl tenía carisma  y talento, David tenía pasión por la presencia de Dios;
4. Saúl caminó en sus razonamientos, David caminó bajo la guianza de Dios.
5. David buscaba en intimidad a Dios, Saúl buscaba el favor del pueblo.
   
C. Dios quiere traer un nuevo tiempo sobre su pueblo, 1 Sam. 16:13.

Nota: El profeta Samuel unge al nuevo rey, esto nos habla de un nuevo tiempo, un nuevo ciclo, un nuevo gobierno, por eso dice: “desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David”, el pasado se había caminado en la fuerza humana (periodo de Saúl), pero ahora sería en la voluntad de Dios, guiados por el Espíritu… Esto era nuevo para David, él no había tenido esas experiencias con el Espíritu Santo, era algo nuevo.
    
Conclusión: La fe nos lleva a hablar de manera diferente, desechemos el lamento, acerquémonos más a Dios, caminemos hacia lo nuevo, de la mano con el Señor, confiando en su poder y grandeza, y que Dios haga su voluntad en nosotros. avanza, lo mejor está por venir.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer:



0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES