lunes, 27 de marzo de 2017

Dios nos libera de toda esclavitud
Introducción: El ministerio del Señor Jesús fue sin duda una obra de liberación. La Biblia nos enseña que él trajo libertad y salvación del pecado y condenación, por eso en su obra aquí en la tierra hizo bienes y sanó a todos los afligidos por satanás, y actualmente sigue liberando a todo aquel que se acerca a él...


Dios nos libera de toda esclavitud por su poder


La Biblia nos dice: “Jesús llegó a Nazaret, donde había sido criado, y según Su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer. Le dieron el libro (el rollo) del profeta Isaías, y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito: "el Espíritu del Señor esta sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y la recuperación de la vista a los ciegos; para poner en libertad a los oprimidos; para proclamar el año favorable del Señor” Lucas 4:16-19

La humanidad estaba cautiva bajo el dominio de las tinieblas, esto ocurrió en el momento en el que Adán pecó en el Huerto del Edén y satanás tomó la autoridad. El ser humano ante el pecado y sin conocer al Señor y su poder iba camino al infierno por siempre, pero llegado el tiempo vino Jesús con su poder y amor para redimir al ser humano.
El Señor Jesucristo tuvo un gran ministerio de liberación. En los evangelios esto se muestra claramente, por ejemplo cuando nos dice: “Se extendió Su fama por toda Siria; y traían a El todos los que estaban enfermos, afectados con diversas enfermedades y dolores, los endemoniados, epilépticos y paralíticos, y El los sanaba” Mateo 4:24.
También nos dice: “Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades se los llevaban a Él; y poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba. También de muchos salían demonios, gritando: "¡Tú eres el Hijo de Dios!" Pero, reprendiéndolos, no les permitía hablar, porque sabían que El era el Cristo (el Mesías)” Lucas 4:40-41.
Vemos entonces que la liberación fue una parte que se destaca en el ministerio del Señor Jesucristo (y este ministerio el Señor lo delegó en su iglesia, por eso dice la Biblia: “en mi Nombre echaran fuera demonios)”.
El texto bíblico nos enseña el poder libertador de Jesucristo. La expresión: “A pregonar libertad para los cautivos” desde las palabras griegas usadas aquí nos expone la idea de publicar o dar a conocer libertad para una persona capturada por la lanza o prisionero de guerra, entonces se refiere a un conflicto (o doloroso trauma) en el que la persona fue capturada (hecha cautiva) por el enemigo (hablamos de heridas en su corazón, abusos, rechazo, maltrato, entre otros más) y como resultado su vida o alguna área de su corazón no puede experimentar libertad y las bendiciones planeadas por Dios para su vida.
Un ejemplo podemos verlo ante un abuso del padre que produjo un resentimiento en la infancia, y aparece luego una gran muralla en la relación padre e hijo en la adultez, y eso afecta por supuesto la construcción de la relación con Dios el Padre celestial.

La frase: “Poner en libertad a los oprimidos” desde el griego de la Biblia indica el devolver o enviar en libertad (es decir soltar, perdonar, despedir), a la persona herida, maltratada, o que ha vivido el  quebranto. Hablamos de la persona que está bajo un yugo de esclavitud o bajo un manto de tristeza, dolor, decepción o frustración debido a los fracasos o caídas emocionales y/o materiales.
En la expresión “A predicar el año agradable del Señor”, debemos resaltar “el año agradable”. Este hace referencia al año del jubileo en el que se perdonaban las deudas y se dejaban en libertad a los esclavos, es entonces un tiempo de perdón y libertad. Es el tiempo en el que Jesucristo vino a traer perdón, libertad y salvación. Jesús rompe las cadenas de las adicciones y todo grillete de esclavitud.  
Conclusión: Dios desea la libertad, restauración y salvación para todas las personas. Sólo espera que nos acerquemos con un corazón humilde y dispuesto. Jesucristo ha venido a traer libertad para los cautivos, y vida eterna para la humanidad.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "EL PLAN DE DIOS PREVALECERÁ"


Dios nos libera de toda esclavitud.
Material similar en Estudiosysermones.com    

0 comentarios:

Publicar un comentario

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

SERMÓN: UNA FAMILIA RESTAURADA POR DIOS. Clic en la imagen...

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES