viernes, 9 de junio de 2017

Tema para predicar: Las pruebas nos hacen fuertes
Introducción: (Las pruebas nos hacen fuertes). El plan de Dios es que cada uno de sus hijos crezca hasta llegar a la estatura de la plenitud de su Hijo Jesucristo. Es necesario entonces crecer de manera integral, y la fe en el Señor debe hacerse fuerte y consistente. Precisamente las dificultades o pruebas son herramientas divinas que nos fortalecen y ayudan a madurar, por eso dice la Biblia: “Tened sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas”, el Señor permite las pruebas y obstáculos y en esos tiempos nos fortalece y nos ayuda para superar dichas adversidades. Ten presente siempre que las pruebas te llevan a nuevos niveles…

Sermón: Las pruebas nos hacen fuertes.  


Nos dice la Biblia en Hebreos 11:17 “Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía a su único hijo”.

Cuando estamos frente a una prueba o crisis la fe que logra vencer es la que confía en  Dios por encima de la razón. A la luz de la Escritura debemos ver las pruebas o dificultades como circunstancias donde el cristiano debe crecer o madurar. El texto bíblico de hoy nos dice que el patriarca Abraham se sostuvo y obedeció a Dios por la fe, por eso leemos “por la fe Abraham…”.
Debemos tener presente aquí lo que la Biblia nos dice en Santiago 1:2-4 “Tengan por sumo gozo, hermanos míos, cuando se hallen en diversas pruebas (tentaciones), sabiendo que la prueba de su fe produce paciencia (perseverancia), y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que sean perfectos y completos, sin que nada les falte”.

Entonces al observar con detenimiento éste texto podemos ver que las pruebas generan diversos elementos esenciales en la vida y carácter del cristiano.




La Escritura nos enseña que las pruebas producen crecimiento espiritual, madurez, fortalecen nuestro espíritu, y por supuesto la fe se hace sólida y firme. El pasaje inicial nos enseña que Abraham: “cuando fue probado, ofreció a su hijo”, nos indica un tiempo específico (por eso dice “cuando”), él tenía que desprenderse de lo más amado y de lo que Dios mismo le había dado (su hijo Isaac).
Las crisis o pruebas llegan a nuestra vida en un tiempo determinado y son de diversa naturaleza, intensidad y tamaño, algunas veces tienen relación con la familia, otras veces es una prueba financiera, emocional, entre otras.
El patriarca Abraham ofreció a su hijo Isaac, el término “ofreció” es traducido de la palabra griega “prosféro”, que además traduce: llevar hacía, traer ante la presencia de, rendir. Y vemos que fue precisamente esto lo que hizo Abraham, es decir él rindió lo que amaba, lo llevó ante la presencia del Señor. Es muy importante ver que Isaac traduce risa, y podemos verlo también como aquel gozo que se produjo en sus padres Abraham y Sara, pero en aquel tiempo debían rendirlo ante el trono del Señor.
Dios es fiel, él no miente. Ante esa verdad es posible depositar el corazón completamente en él, el Señor cumple lo que ha prometido. El pasaje bíblico de hoy nos enseña de “las promesas” que Dios le dio a Abraham, pero inicialmente pareciera que esto era contradicción, pues lo que el Señor le había dado ahora se lo quita de sus manos.
Es importante aquí tener presente la naturaleza misma de Dios, él es bueno, el Señor es amor, Dios es perfecto y por eso en él no hay engaño, él nunca miente, nunca se tarda con la respuesta, todo lo que hace y planea nace en su amor. Y por todo eso el patriarca Abraham ofreció a su hijo Isaac, su único, porque aunque no comprendía lo que pasaba, él seguía confiando en el cuidado y amor del Señor.
Finalmente Dios hace un gran milagro de provisión, pues el Señor no permite que Abraham sacarifique a su hijo y más bien le da un carnero para que haga su sacrificio de alabanza al Señor. Allí Dios confirma sus promesas de bendición en gran medida sobre el patriarca y sobre toda su descendencia, pues él cumple sus promesas.  
Conclusión: El Señor ha dicho que él no permitirá que sus hijos sean tentados más allá de sus fuerzas, por lo tanto tengamos en cuenta que Dios mismo es nuestra provisión y fortaleza. No te angusties, sólo fortalécete en él. Dios no te desamparará. 

Te invitamos a leer el sermón: "JESÚS SIGUE HACIENDO MILAGROS"

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.


Sermón: Las pruebas nos hacen fuertes.     – Temas para predicar -    

2 comentarios:

  1. Pastor Dios le bendiga!!! mucho me gozo con sus mensajes. Quiero comentarle algo hace algunos meses entregue mi vida al señor pero algo me pasa al leer la biblia siento algo extraño es como si no me concentro siento impulso de cerrar la biblia y no leerla mi mente queda en blanco algo me dice tu no entiendes nada para que va a leer.. Oro ami Dios para que me ayude nunca quiero dejar ami padre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Noelia. Te sugiero hablar con tus pastores para que oren por ti y te aconsejen. Bendiciones.

      Eliminar

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES